Fotos: Martín Rodríguez

Redacción

Celaya.- Entre lágrimas y súplicas, Esmeralda, la madre de Fernando N —quien es inculpado del asesinato de la candidata a la alcaldía de Moroleón por el partido Movimiento Ciudadano, Alma Barragán—, pidió que se hiciera justicia a su hijo, pues aseguró que él es inocente y anunció tener pruebas que el detenido estaba en su vivienda en el momento preciso del ataque suscitado el pasado 25 de mayo.

Junto con una comitiva de familiares, Esmeralda se manifestó afuera de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato en Celaya este miércoles, denunciando una serie de irregularidades en el proceso de aprehensión de su hijo que pondrían en tela de juicio su presunta responsabilidad en el hecho ocurrido en Moroleón.

A decir de ella, al día siguiente del asesinato de Barragán, Fernando fue detenido sin orden de aprehensión y de manera violenta, momento en que según reportó la Fiscalía “se aseguró una camioneta, drogas y tres armas”.

Lee también: Capturan en Yuriria a Fernando “N” presunto asesino de Alma Barragán

Sin embargo, en la versión de la familiar de Fernando, estas armas estaban en su posesión por la inseguridad que se vive en la comunidad Loma de Zempoala, de donde son originarios. Mientras que la supuesta droga confiscada fue “sembrada por los propios oficiales”, quienes también habrían roto las cámaras de seguridad del inmueble.

En este sentido, Valeria —la hermana del inculpado— aseguró que los oficiales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) nunca se identificaron, ni mostraron una orden de aprehensión y reiteró que de manera violenta se llevaron detenidos a sus hermanos Juan Carlos y Fernando, a quienes no han podido ver desde su detención.

“No hemos podido hablar con mis hermanos, ellos no hicieron nada. Les dejamos dinero para que nos pudieran hablar, pero nunca lo hicieron”.

Asimismo entorno al juicio de vinculación de proceso, señalaron que no tenían conocimiento de ello, y se enteraron por familiares que viven en el extranjero que a través de las redes sociales vieron la noticia.

Sin información

Fotos: Martín Rodríguez

Desde la detención no han tenido información alguna sobre la situación de Fernando y Juan Carlos, y aún luego de la manifestación, estos sólo recibieron como repuesta a sus diversas preguntas un: “háblenlo con el abogado”.

“Comprendo y entiendo que la familia de la candidata quiere justicia, pero yo también quiero justicia para mis hijos porque ellos son inocentes y tengo pruebas para demostrarlo”, rompió la señora Esmeralda en llanto.

Pese a no ser atendidos por ninguna autoridad, los quejosos que traían cartulinas con leyendas como “Justicia para Fernando”, se retiraron del lugar tras recibir una llamada telefónica donde les mencionaron que Fernando estaba siendo trasladado a Moroleón para el desarrollo de la audiencia de vinculación.

“Por eso estamos aquí, porque hay una injusticia y lo que precisamente buscamos es que se haga justicia y no condenen a un inocente. (…) ¡Ya no sé a quién pedirle que me ayude! si ustedes son madres, saben cómo nos duele que estén perjudicando a una persona así”, finalizó con lágrimas la madre de los inculpados.

SZ/ndr