Staff Correo

Guanajuato.-  En los primeros días de octubre, el maltrato animal ha traído verdaderos escenarios de pesadilla, que no se han detenido ni por la reforma en el Congreso que avala a los animales domésticos como seres sintientes, ni con las marchas o las campañas de concientización.

El odio y la ignorancia con que se ha tratado a los animales en el estado estuvo a punto de escalar a un terrible nivel cuando, en León, casi se cobra la vida de una niña de 7 años, cuyos tres gatitos le fueron arrebatados por el mismo veneno que ella terminó ingiriendo.

Fue en junio cuando el Congreso local aprobó reformas a la Ley para la Protección Animal del Estado, para reconocer a los animales domésticos como seres sintientes, lo que debería de garantizar un trato digno hacia ellos, además se avaló que los ayuntamientos deberían vigilar que los sitios de crianza, comercialización y reproducción de perros y gatos estén autorizados.

Es así que la ley define a los animales sintientes como “aquellos que son criados bajo el control del ser humano, que conviven con él y requieren de éste para su subsistencia, con excepción de los animales en vida silvestre o que se encuentren sujetos a las actividades pecuarias”.

Alpha siguió a unas ovejas hasta llegar con su asesino

La segunda mitad del año dio inicio con el terrible caso de Alpha, un husky siberiano que, siguiendo a unas ovejas, invadió la propiedad de un vecino de su familia en San Miguel de Allende, una vez allí fue retenido, golpeado y más tarde atado a las vías del tren para que la maquina lo partiera por la mitad.

El hecho, filtrado por la propia familia de Alpha en redes sociales, generó tal revuelo que hasta el municipio fijó una postura en contra del maltrato animal.

Pero el caso escaló y a la exigencia social se sumaron más de 250 personas que marcharon para que se le brindara justicia al can, además de cientos más que seguían el caso en redes sociales.

Finalmente, el 26 de agosto Miguel Ángel ‘N’, presunto responsable, fue sometido a un juicio en el que se le vinculó a proceso por hechos que la ley penal tipifica como delito contra la vida y la integridad de los animales establecido en el artículo 297 del Código Penal del Estado de Guanajuato.

En León el odio alcanzó también a una niña

Sin embargo, el odio de quienes se oponen a los animales escaló a un nivel mucho mayor en los primeros días de octubre cuando, en la colonia Bosques del Dorado, en León, vecinos decidieron cumplir su eterna amenaza de colocar veneno para asesinar a las mascotas que eran dejadas libres en la zona.

En solo unos días el veneno, regado en varias casas y cocheras del fraccionamiento donde solo una línea imaginaria divide una propiedad de otra, le arrebató la vida a 10 mascotas, principalmente a gatos.

Zoé, una pequeña de 7 años fue una de las personas que, en días, vio morir a sus tres adorados gatos, dos ya esterilizados y uno de apenas meses. Ese mismo veneno, terminaría ingresando en su sistema, haciendo que vomitara sangre y ocasionándole una herida interna por lo corrosivo de la sustancia.

La pequeña sobrevivió, pero sus tres peludos no volvieron con ella. Además, cuando su madre, Denisse, reclamó a sus vecinos y confrontó a quienes señaló como posibles responsables, estos admitieron haber colocado el veneno, pero “solo en sus propiedades” ante lo que argumentaron no se les podía hacer nada.

No contentos con esto, las amenazas para Denisse solo aumentaron luego de que denunciara el atroz hecho.

Activistas animales y rescatistas exigieron justicia por la masacre animal y llamaron a que se investigara el caso como el “intento de homicidio” que era y que no se ignorara el riesgo que una persona como esta podría representar para la comunidad en general.

Ante la seriedad de los hechos se informó que el Municipio de León intervendría para investigar.

Morita conoció a sus cachorros en el cielo

Morita estaba a punto de tener a sus cachorros cuando una persona la asesinó en la colonia Emiliano Zapata y Francisco Villa de Uriangato. Para matarla, la colgaron de un árbol, ahí fue encontrada por vecinos que denunciaron este hecho a asociaciones animalistas.

En su mensaje contaban con indignación que Morita duró colgada mucho tiempo antes de que ellos la recogieran y le dieran sepultura. Los cachorros que llevaba en el vientre, se fueron con ella.

Además, la publicación refirió que, en la misma colonia, solo semanas atrás se había presentado un caso igual de terrible en que un gatito fue asesinado quemándolo vivo.

Por estos motivos, los rescatistas pidieron tener conciencia, elegir la esterilización de mascotas y estar vigilantes para prevenir tan terrible maltrato animal.

Pero por sobre todo, la publicación exigía justicia y acción para detener a personas que son capaces de actos como este.

Un año de maltratos

Ya en la primera mitad del año se dieron a conocer casos atroces como el de ‘Canelo’, un perrito que fue macheteado por una persona en el fraccionamiento Valle de Acámbaro, tras lo cual, el can murió pese a los esfuerzos de voluntarios del grupo ‘Amor Animal’ y del veterinario con el que lo llevaron.

En mayo otro caso similar había impactado a los guanajuatenses cuando ‘Oso’, otro perrito, fue encontrado quemado y desmembrado dentro de una bolsa en el cerro, cerca de la colonia Ex Hacienda Santa Teresa.

Esto sin olvidar el envenenamiento de cinco perros en la comunidad de la Primera Fracción de Crespo, un hecho por el que el Centro de Atención Animal se negó a intervenir hasta que se contara con una denuncia formal, cosa que no sucedió.

En todos estos casos, las redes sociales y más tarde, la población misma alzó la voz, pero no alcanzó para llevar a los responsables ante la justicia.

Lee más aquí: Maltrato animal en Guanajuato: casos de violencia que sufren los que no tienen voz

LC