Scarleth Pérez

León.- Una niña envenenada y 10 mascotas muertas, así empezó octubre para los vecinos de Bosques del Dorado. Con lágrimas en los ojos, Denisse recuerda la noche en la que vio morir a sus mascotas ahogadas en un sufrimiento profundo, horas después su hija vomitaba sangre.

“Sus lindos gatitos están en mi casa haciendo de las suyas y luego no quieren que uno ponga veneno, qué molestos”, escribió una vecina -identificada como la señora “G”– en el grupo de Whats App de Circuito Campanilla, también adjuntó la imagen de un gatito que solo reposa en el lugar. “Igual yo, desde hoy veneno, y después no se anden quejando que me van a demandar, yo estoy dentro de mi casa”, refirió en otro momento la misma vecina.

En el fraccionamiento ubicado al sur de la ciudad, en donde las casas son iguales, contiguas una con otra, el color blanco predomina en los muros y la mayoría de las cocheras son abiertas y con pasto sintético, ahí, los vecinos frecuentemente se amenazan unos a otros con poner veneno.

Alguien ya lo cumplió, unos 10 animalitos murieron en menos de dos semanas, convulsionados y con espuma en la boca, característica principal del envenenamiento. No solo hay víctimas animales, el odio del vecino casi termina con la vida de una pequeña de 7 años, pues el veneno penetró en su sistema.

“Nosotros abrazamos y besamos mucho a los gatos, siempre los hemos respetado y cuidado con mucho cariño, así creemos que llegó el veneno a Zoé. El gatito más pequeño siempre se le dormía en su pecho, y el día que murió, entre sus patitas tenía el polvo blanco del veneno, ese mismo día mi hija se puso mal”, recordó con tristeza Denisse la mamá de Zoé.

También lee: Con total descaro, ofertan fauna exótica en la Línea de Fuego en León

En la casa de Denisse el primero en morir fue Puchis, un gatito blanco con manchas negras y cafés, su deceso se registró el 2 de octubre. Al anochecer del 9 de octubre, murió el segundo, Güero, un gato muy especial para su dueña, ese mismo día, el más pequeño de la manada empezó con síntomas de gravedad, así empezó la noche y día más largo en la vida de Denisse.

“Fui a llevarlo al veterinario, ya era noche, pero ya estaba muy mal, ya no había mucho por hacer. A las 4 de la mañana salí de la veterinaria con mi gatito, quería llevarlo a Bienestar Animal para que quedara registro del envenenamiento, pero en la mañana todo se complicó con Zoé, primero me dijo que le dolía la panza y después empezó a vomitar sangre”, ver a su hija en las mismas condiciones de sus mascotas, impactó a Denisse y salió directo al hospital junto a la pequeña.

Al explicar en urgencias del Hospital Pediátrico Infantil lo que le pasaba a Zoé y ya con el antecedente de sus gatos envenenados, los médicos atendieron a la pequeña con inmediatez. Los estudios indicaron que sí había veneno en su sistema y, además, en su estómago se hizo una herida a consecuencia de la corrosión del químico asesino.

Después de varios lavados de estómago, medicamentos y noches de hospital, Zoé sobrevivió al veneno que mató a sus mascotas. Un veneno que en su casa no está, pero que es visible en las cocheras, puertas y banquetas del resto de los domicilios en Circuito Campanilla, calle en la que murieron el resto de los animales.

También lee: Vagan sin comida, agua o donde dormir; así sobreviven 177 mil perros en León

“No se si no leíste, fue el remedio que me dio un veterinario y jamás tentaría con la muerte de un animal, eso tenlo por seguro, pero la irresponsabilidad de la gente que no hace caso de los llamados”, se lee en un mensaje de What’s App enviado a Denisse.

La vecina “G” quien fue señalada por varios como quien amenaza continuamente con poner veneno, fue enfrentada por Denisse, pero la señora aseguró que únicamente colocó el veneno en su casa. Pero el polvo del presunto veneno fue regado en varios patios de los vecinos, también, hay una masilla ya seca, la cual dice Denisse, pudo ser la comida envenenada.

Otro mensaje amaga: “Vecinos, al ver que sigue habiendo personas irresponsables que no cuidan donde hacen sus necesidades sus animales o peor aún que lo ven y no lo recogen, me veo en la penosa necesidad de tomar medidas en lo que corresponde a mi patio”, escribió una persona identificada como “FJA”.

Otras víctimas

Tras la muerte de Puchis, Güero, Mini Güero y el envenenamiento de Zoé, Denisse denunció en el grupo de colonos su caso, así se enteró que al menos otras siete mascotas murieron en circunstancias similares.

Diego un perrito Pitbull sobrevivió, pero quedó con secuelas. Los papás de Diego mencionaron que se habían enterado de otro perrito vecino, que sí murió. El gatito de otra vecina desapareció un par de días, después lo encontraron muerto a media calle.

“De verdad esto ya es mucho y bueno solo como informativo me veré en la penosa necesidad de poner veneno porque se hace una porquería que la sea así”, escribió un vecino no identificado, pero quien adjunto una fotografía de eses sobre una manguera.

A Denisse ya la apoya el municipio, y “por tratarse de un intento de homicidio, enviarán peritos a recabar indicios, mi hija pudo morir”, apuntó. Aunque sus mascotas ya no regresarán y su hija sobrevivió, la joven madre busca que no sea en vano, que se castigue al responsable y que se cree conciencia de que la muerte de un animal con veneno, es una tortura.

Los análisis y estudios médicos, realizados a sus mascotas e hija, Denisse ya los entregó a las autoridades, el mismo día que presentó su denuncia.

No te pierdas: Asesino de Alpha espera sentencia tras ser vinculado a proceso

LC