Scarleth Pérez

León.- Culebras, pericos y dragones enanos son las especies exóticas que se venden en un domingo normal en la Línea de Fuego. Aunque el Reglamento de Mercados Públicos y Uso de la Vía Pública para el ejercicio de la Actividad Comercial en el municipio de León prohíbe la venta de animales vivos para comerciantes fijos, semi-fijos, tianguistas y ambulantes, el comercio ilegal se realiza con descaro.

El vendedor de pericos

“¿Cuánto me das por el?”, pregunta desde el banquillo un señor con un loro sujetado a un palo. “Lo traigo en 3 mil 500, pero ¿cuánto me das?”, dice insistentemente a un padre de familia que lo observa con añoro.

Una hilera de jaulas, un par de palos y un banquito, además de una decena de aves, son los elementos que acompañan a un vendedor de fauna exótica ilegal en la Línea de Fuego, el tianguis que se pone todos los domingos en la colonia Chapalita.

También te puede interesar: ‘Bonita’ escapó cuando robaron su casa y ahora ella podría ser la secuestrada

Fuera de las rejas dos aves de color verde son exhibidas, ambas atraen varios curiosos. Atadas en sus respectivos palos, una mide unos 25 centímetros y la más grande, unos 40 cm. Cuando los interesados se acercan, el vendedor cede el palo pequeño, en donde se exhibe un Perico Frente Naranja (Eupsittula canicularis), ese lo vende en mil 300 pesos. El periquito permanece tranquilo, parece estar acostumbrado al trato humano.

En su mano izquierda el comerciante carga en un palo de escoba un Loro Tamaulipeco (Amazona Viridigenalis). El ave luce estresada, su plumaje está esponjado, el vendedor advierte que no es seguro tocarlo. El loro de 40 centímetros está en venta por 3 mil 500 pesos, con posibilidad de negociar un precio más bajo.

En México hay 22 especies de loros, todas protegidas por las leyes mexicanas, advierte la página oficial del Gobierno de México en un artículo llamado Tráfico ilegal de loros en México. La Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) apunta que el resguardo de estas especies deriva de que sus poblaciones han disminuido en las últimas tres décadas, “por su captura de manera ilegal o por destrucción de sus hábitats naturales”.

En México, los loros son agrupados en cuatro categorías de acuerdo a su tamaño: guacamayas (géneros Ara y Rhynchopsitta); loros y cotorros (género Amazona); pericos (géneros Aratinga, Eupsittula, Pionus y Pyrilia) y periquitos (géneros Brotogeris, Bolborhynchus y Forpus).

Fotos: Sufre por el síndrome del perro negro: llevan años esperando un hogar

El vendedor de culebras y dragones

En la esquina de las calles Abasolo y Salamanca, también en un domingo de Línea de Fuego, un joven ofrece serpientes en 80 pesos, es una Culebra de Tierra, dice mientras la especie se desliza entre sus dedos. A sus pies, en recipientes de plástico, unas largatijas aprovechan el sol, a esas las describe como dragones enanos, su nombre real: lagarto alicante de las montañas (Barisia imbracata).

Los dragones enanos son especies endémicas de México, su área de distribución va desde las regiones montañosas el norte de Chihuahua hasta el centro de Oaxaca en el sur del país. La Profepa mantiene a esta especie bajo Protección Especial por la NOM-059-SEMARNAT-2010. Pero en el tianguis lo consigues por 100 pesos, según el precio de este vendedor.

Es importante saber que, “se considera delito cualquier actividad ilegal con fines de tráfico, captura, posesión, transporte, acopio, introducción al país, extracción del país, de especies que se encuentran en la NOM-059-SEMARNAT-2010 (Artículo 420 fracción IV del Código Penal Federal)”.

También te puede interesar: ¿Perro que ladra…? Guanajuato está en el top 10 por mordeduras de canes

Está prohibido vender animales vivos en tianguis

De acuerdo al Reglamento de Mercados Públicos y uso de la vía pública para el ejercicio de la Actividad comercial de León, el Artículo 8 inciso VI. apunta que, “se podrá comercializar con todos aquellos artículos y productos que el Ayuntamiento determine, quedando exceptuado los animales vivos”.

Además, en el Artículo 16 se refrenda la prohibición, “los comerciantes fijos, semi-fijos, tianguis y ambulantes, tendrán las siguientes prohibiciones comunes:”, inciso III.: “vender animales vivos”.

Los responsables de hacer valer el reglamento son el Ayuntamiento, la presidenta municipal y la dirección de Comercio y Consumo.

LC