Staff Correo

Guanajuato.- Masacres, cuerpos incinerados, un policía asesinado y varios menores fueron parte de lo vivido en Guanajuato del 10 de noviembre al final del domingo 14.

Sicarios y delincuentes dejaron una vez más, un río de sangre en los municipios del Bajío, justo en el periodo en que comerciantes depositaban sus esperanzas de que finalmente la crisis comenzara a ceder, una no solo motivada por la pandemia sino por la propia violencia que ha azotado al estado.

En Silao y Apaseo el Grande fueron verdaderas masacres las suscitadas, en las que se les arrebató la vida a cinco mujeres, dos menores de edad y otros cuatro hombres adultos. Así lo dio a conocer la Fiscalía General del Estado (FGE), quien también agregó que una bebé de ocho meses resultó entre los múltiples lesionados.

Ver nota: Nueve adultos y dos niños asesinados, saldo de las masacres en Silao y Apaseo

‘Arranca’ con nueve víctimas

Foto: Martín Rodríguez

Durante la madrugada del 10 de noviembre, un ciclista fue asesinado con cuatro impactos de arma de fuego, en las inmediaciones de San Juan de la Vega, en Celaya. La víctima fue identificada como Julio César ‘N’ de 47 años.

Durante la mañana en la comunidad de Guadalupe San Guillermo, en Valle de Santiago, un hombre que iba saliendo de su casa fue asesinado de igual modo, con varios disparos de bala.

Más tarde en Irapuato el cuerpo de un hombre con señales de violencia y envuelto en plásticos fue localizado en un canal de riego de la comunidad San Antonio Texas.

En León una persecución armada dejó como saldo un hombre muerto y un herido en la colonia Ribera de la Presa. Las víctimas circulaban en una camioneta de lujo de color gris de la marca BMW, cuando los agresores se emparejaron para dispararles sobre la avenida Paseo de la Presa.

Las víctimas intentaron escapar y refugiarse para conseguir atención médica, pero al llegar al cruce con el Libramiento José María Morelos, fueron alcanzados por sus agresores que circulaban en una camioneta de la Marca Nissan de la línea XTrail de color gris y les dispararon en al menos 10 ocasiones.

En la comunidad de Chamacuaro en Acámbaro se produjo la primera masacre, cuando en un expendio de cerveza disfrazado como negocio de venta de materiales de construcción, hombres armados llegaron y dispararon contra cuatro hombres, ultimándolos a todos, poco antes de las 18:51 horas.

Entre la salida a los Apaseos y San Miguel Octopan en Celaya, un grupo de agentes ministeriales fueron emboscados por seis delincuentes, lo que originó una persecución y un enfrentamiento armado.

Finalmente, un delincuente fue abatido y tres fueron asegurados, mientras del lado de los agentes, fueron dos los heridos.

De vacaciones y mientras iba a casa, matan a policía

Para el segundo día, jueves 11 de noviembre, un policía municipal de Valle de Santiago fue asesinado a balazos mientras caminaba por la colonia Loma. Se encontraba de vacaciones, era poco después de mediodía cuando al dirigirse a su casa, lo emboscaron.

Poco antes en León, un hombre había sido asesinado a balazos dentro de su casa en la colonia La Florida, los atacantes escaparon en un vehículo gris.

Por otro lado fue en el Tajo de Santa Ana, pocas horas antes donde con al menos hora y media de diferencia, fueron localizados los cadáveres de un hombre y una mujer.

Poco menos de 12 horas después en León, fueron localizadas bolsas plásticas negras con restos humanos al interior, que posteriormente la FGE confirmaría se trataba de un hombre y una mujer.

En Pénjamo, cerca de las 19:30 horas sobre la calle México, en la colonia Miguel Hidalgo, un hombre fue asesinado en su domicilio.

En Rincón de Tamayo, en Celaya, la tranquilidad fue interrumpida cuando hombres armados incendiaron un coche negro con reporte de robo, justo en el camino de acceso a la comunidad. Dentro de la cajuela quedaron los cuerpos completamente calcinados de dos mujeres.

Elementos de la Guardia Nacional sorprendieron y enfrentaron a sujetos luego de que presuntamente estos asesinaran a un hombre en la vía pública bajando de la autopista Salamanca- Celaya.

Los civiles fueron los primeros en abrir fuego, por lo que elementos repelieron la agresión y se enfrentaron a balazos, dejando a uno de los agresores heridos. Ambos fueron detenidos y uno fue trasladado a recibir atención médica.

Menores también son alcanzados

El 12 de noviembre sicarios acudieron hasta un centro de rehabilitación en la colonia Bosques del Pedregal, en León, para matar a su víctima. La agresión se registró a las 09:40 de la mañana, cuando varios hombres armados llegaron en un vehículo color blanco al centro de rehabilitación, “Buen Amigo”, ubicado sobre el bulevar Vértiz Campero esquina con el bulevar Juan Alonso de Torres y comenzaron a disparar contra la fachada.

La tarde de ese viernes al margen del canal Antonio Coria en Villagrán, ciudadanos localizaron dos cuerpos de hombres. Estos presentaban disparos de arma de fuego, pero abrían sido asesinados en otro lugar, antes de ser arrojados en el lugar.

Otro cuerpo fue localizado en estado de descomposición y envuelto en cobijas en una finca de la colonia El Duraznal, en León.

Finalmente un cuarto cuerpo fue hallado dentro de un cárcamo para aguas negras, por pobladores de la comunidad de Roque, en Celaya.

En las inmediaciones de la comunidad Cacalote, en Tarimoro, tres jóvenes fueron agredidos a balazos, uno de ellos menor de edad. De los tres el único sobreviviente fue este adolescente de 15 años que, sin embargo, quedó herido de gravedad.

En los límites de Celaya y Cortazar un hombre fue asesinado con el tiro de gracia; su cuerpo quedó tirado sobre un camino de terracería.

Una riña en Ejido de Tirado, en San Miguel de Allende, también fue el escenario de un ataque, donde la víctima de aproximadamente 25 años, discutió con hombres que sacaron una arma blanca para asesinarlo ahí mismo.

En la colonia Granja Las Amalias en León, un menor fue asesinado cerca de las 22: 43 horas. Héctor se encontraba con varios amigos cuando hombres armados arribaron, dos bajaron y le dispararon al menos 18 veces.

Dos hombres fueron agredidos a balazos con media hora de diferencia en diferentes hechos. Solo uno de ellos logró sobrevivir y fue trasladado a recibir atención médica.

Un sábado de pánico

Tres sicarios detenidos y uno abatido fue el resultado de un enfrentamiento contra elementos de la Policía Municipal en el Eje Metropolitano, comenzando el 13 de noviembre. El hecho ocurrió en la madrugada, a las 2:40 am. Cuando se reportó que sobre el bulevar Galeana esquina con el bulevar Siglo XXI se registraba un presunto ataque armado, desde una camioneta.

Horas después un cuerpo fue localizado rumbo al cerro de las Brujas, se trataba de un hombre con huellas de violencia y lesiones por arma de fuego. La víctima, que solo portaba ropa interior, tenía las manos atadas hacia la espalda con un cinto negro.

Un cuerpo más fue localizado en estado de putrefacción dentro de un barranco de la colonia Cañada del Refugio en la zona dorada. El hallazgo ocurrió al filo de las 10:30 de la mañana por los trabajadores de una obra ubicada sobre el bulevar Campestre esquina con el bulevar Paseo de los Insurgentes.

Con lesiones de bala en la cabeza y en el abdomen, sujetos desconocidos le arrebataron la vida a un hombre, justo en la entrada de la comunidad Los Julianes. Sobre el camino de terracería que lleva al poblado de Tenango El Nuevo, fue perpetrado el asesinato.

Un ataque a balazos en la colonia Las Malayas dejó a una persona grave en el municipio de Acámbaro, durante la noche de este sábado. Más tarde se confirmó su fallecimiento.

El ataque armado contra una vivienda género intensa movilización del cuerpo de emergencias al Fraccionamiento San Telmo donde se reportó una masacre con cinco personas fallecidas entre ellos un menor de edad.

Esto generó que varias unidades de policía municipal, así como de otras corporaciones de seguridad se desplazarán al lugar, donde al revisar el interior de la vivienda se dijo de manera extraoficial que había al menos cinco víctimas sin vida entre estas, un niño y una joven adolescente de 18 años de edad.

Pero el terror no se detuvo ahí, pues un nuevo ataque armado en la comunidad San Francisco Puerta Grande, en el municipio de Silao, habría dejado al menos seis personas muertas y cuatro más lesionadas de gravedad.

El ataque se registró minutos después de las 19:00 horas, cuando varios sujetos armados llegaron en camionetas hasta la calle Principal, sobre la carretera León-Salamanca, y comenzaron a disparar contra las personas que ahí convivían.

Para las 21:30 horas un hombre más fue asesinado en la colonia Vibar, con al menos 10 disparos, por sujetos que llegaron a bordo de una motocicleta, tocaron y dispararon contra el hombre que abrió.

Cierra domingo con otras ocho víctimas

La madrugada de este domingo abrió ya con el terror, cuando en el bar El Unicornio sujetos armados dispararon sin piedad contra un hombre, dejando otras tres personas lesionadas, una mujer y dos hombres.

El ataque ocurrió la madrugada de este domingo, en el bar que funciona las 24 horas del día.

En la colonia El Duraznal por segunda vez solo en estos días, se localizó otro cadáver, este calcinado, poco después de las 8 horas de este domingo. Cuando vecinos vieron que al menos dos hombres abandonaban un bulto y le prendían fuego.

Dos hombres fueron encontrados sin vida y con huellas de violencia, en el camino que va a la comunidad Miranda, en San José Iturbide.

Vecinos de la avenida Villas Salamanca en Salamanca reportaron detonaciones de arma de fuego, lo que llevó al hallazgo de un hombre que había sido ejecutado ahí mismo.

Finalmente para cerrar el día, en Acámbaro se reportó el hallazgo, alrededor de las 11 de la noche, de tres cuerpos humanos en la entrada a la comunidad Encarnación, los cuales tenían disparos de gracia.

LC