Viven la violencia en su hogar: abuso infantil aumenta en 120% en Guanajuato

Foto: Especial

Fernando Velázquez

León.- La titular de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del estado (PEPNNA), Teresa Palomino Ramos, informó que durante la contingencia sanitaria los casos de maltrato infantil atendidos por este organismo incrementaron 120 por ciento.

Palomino Ramos indicó que en lo que va del año han atendido cerca de 300 casos de niñas, niños y adolescentes que sufren algún tipo de violencia en su familia, aunque subrayó que no todas fueron situaciones graves.

“Es que muchas veces las denuncias no necesitan ser graves; hay denuncias que no son por violaciones graves. La convivencia en casa incrementó la violencia”, mencionó la funcionaria.

Lee también: Tratar delito y no la causa lleva a más menores a delinquir en México: especialista

Conserva estado tutela de 98 menores de edad

Teresa Palomino explicó que la mayor cantidad de casos se concentran en los tres municipios con mayor población: León, Irapuato y Celaya.

La titular de la PEPNNA detalló que actualmente el estado tiene la tutela de 98 menores cuyos derechos fueron vulnerados por sus familiares, por lo que ahora viven en albergues o casas de cuidado a cargo del gobierno.

Sin embargo, Teresa Palomino Ramos indicó que no en todos los casos procede la separación del niño de su familia, a menos que se trate de violaciones graves a sus derechos.

También lee: Con más severidad deben ser castigados los crímenes contra menores: Sophia Huett

Presentan Policía especial

El secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, Álvar Cabeza de Vaca detalló que el Cuerpo Especial de Seguridad de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PEPNNA) está conformada por 24 policías estatales y es la segunda en su tipo a nivel nacional.

Agregó que los elementos cuentan con licenciatura o maestría, pasaron nueve meses preparándose en la Agencia de Investigación Criminal de la FGR y están comisionados de tiempo completo a la PEPNNA. Su labor es prevenir e investigar afectaciones a los derechos de los menores en el estado.

A merced del crimen

Una realidad que rodea a miles de jóvenes en Guanajuato: un entorno carente de oportunidades en el que sobran tentaciones materializadas en sustancias prohibidas, alcohol y promiscuidad: el marco propicio para que robar matar se conviertan en el único camino y mayor aspiración.

Cifras oficiales confirman que delinquir resulta cada vez más atractivo para los menores de edad.

De acuerdo con datos de la Dirección de Reintegración Social para Adolescentes, en 2020 creció más del doble el número de los que fueron vinculados a proceso en comparación con 2019, al pasar de 287 a 669 sometidos a juicio tras haber cometido un delito.

Por otro lado, de acuerdo a las estimaciones de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), Guanajuato es uno de los estados donde se presenta un mayor campo de vulnerabilidad para que los niños y jóvenes, sean reclutados por el crimen organizado.

Recientemente, y tras las cifras emitidas en el Censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) correspondientes al 2020, la organización realizó junto con el Observatorio Nacional Ciudadano un trabajo de investigación denominado ‘Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos’, donde a partir de estimaciones y estudios de cifras previas se indica el grado de vulnerabilidad y amenaza de los mejores en el país.

Sin embargo, en algunos rubros destaca el estado de Guanajuato como una de las zonas con mayor conflicto por el tema en el país; particularmente se confirman 242 mil 191 menores vulnerables en Guanajuato, es decir, un 12.1 por ciento de esa población de edad, y sólo por detrás Chiapas (301 mil 617), Jalisco (309 mil 736), México (455 mil 218) y Veracruz (263 mil 944).

Preocupa aumento de menores homicidas

En los últimos nueve años, la Fiscalía General del Estado (FGE) ha detenido a 60 adolescentes de entre 12 y 16 años de edad por el delito de homicidio doloso y feminicidio; en los últimos tres, se iniciaron expedientes en contra de 4 mil 467 por diferentes motivos.

Cada vez es más común que en medio de un hecho delictivo, se hable de la presencia de adolescentes, casi niños delinquiendo. Según la Fiscalía, los delitos más comunes que se cometen por este grupo de edad son delitos contra la salud (venta de droga), el robo, lesiones, daño, allanamiento de morada y amenazas, entre otros delitos.

Por otro lado, cifras oficiales confirman que delinquir resulta cada vez más atractivo para los menores de edad.

De acuerdo con datos de la Dirección de Reintegración Social para Adolescentes, en 2020 creció más del doble el número de los que fueron vinculados a proceso en comparación con 2019, al pasar de 287 a 669 sometidos a juicio tras haber cometido un delito.

El crecimiento se ha mantenido constante, pues mientras en 2015 y 2016 la cifra de adolescentes vinculados a proceso oscilaba en un centenar, en 2017, 2018 y 2019 el número subió entre 200 y 300, y el año pasado se disparó a 669.

También lee: Reintegrar a los menores infractores es una tarea titánica: jueza