Nayeli García

Irapuato.- En los últimos nueve años, la Fiscalía General del Estado (FGE) ha detenido a 60 adolescentes de entre 12 y 16 años de edad por el delito de homicidio doloso y feminicidio;  en los últimos tres, se iniciaron expedientes en contra de 4 mil 467 por diferentes motivos.

Cada vez es más común que en medio de un hecho delictivo, se hable de la presencia de adolescentes, casi niños delinquiendo. Según la Fiscalía, los delitos más comunes que se cometen por este grupo de edad son delitos contra la salud (venta de droga), el robo, lesiones, daño, allanamiento de morada y amenazas, entre otros delitos.

Julio González Borja, director de Proximidad de Irapuato cuya tarea principal es el trabajo con los niños y adolescentes en situación de conflicto, comentó que los problemas familiares, la falta de valores orillan a los más pequeños al consumo de drogas que terminan en la comisión de algún delito.

La FGE tiene registro de que, de enero del 2018 a junio del 2021, fueron detenidos 4 mil 567 jóvenes, el 91% de ellos contaban con entre 15 y 17 años de edad, el resto, es decir 397 tenían entre 12 y 14 años.

El primer lugar

León sigue ocupando el primer lugar en niños infractores con 3 mil 461 detenciones durante este periodo, le sigue Irapuato con un registro de 422, en tercer lugar Celaya con 279, Guanajuato capital tiene 104, y en San Miguel de Allende, fueron 50 las detenciones de menores de edad.

Según los registros dados a conocer por la Fiscalía, a través de la Unidad de Acceso a la Información, del 2012 a junio del 2012, 60 niños y adolescentes fueron investigados y detenidos por el delito de homicidio doloso y feminicidio, de los cuales 13 fueron cometidos con armas de fuego.

Cuarenta y siete de los 60 detenidos contaban con entre 15 y 16 años de edad, los 13 restantes tenían entre 12 y 14 años. Durante el primer semestre del año, fueron detenidos

a cinco personas por estos delitos, mientras que en todo el año pasado sumaron 10 carpetas de investigación en donde el responsable de un asesinato fue un niño o adolescentes, cifra que duplicó los cinco registrados durante el 2019.

Sin embargo, durante el 2016 ocurrieron nueve delitos de este tipo cometidos por este grupo de edad, y en el 2011, la cifra llegó a los 11, por lo que no se aprecia un incremento marcado de esta conducta.

Julio González comentó que la falta de valores y la descomposición social están incidiendo gravemente en el índice delictivo de la ciudad, por lo que se requiere de la participación de todos, no solo la Policía puede detener la delincuencia, sino también el propio núcleo familiar.

Son tentados por redes criminales

Cifras oficiales confirman que delinquir resulta cada vez más atractivo para los menores de edad.

De acuerdo con datos de la Dirección de Reintegración Social para Adolescentes, en 2020 creció más del doble el número de los que fueron vinculados a proceso en comparación con 2019, al pasar de 287 a 669 sometidos a juicio tras haber cometido un delito.

El crecimiento se ha mantenido constante, pues mientras en 2015 y 2016 la cifra de adolescentes vinculados a proceso oscilaba en un centenar, en 2017, 2018 y 2019 el número subió entre 200 y 300, y el año pasado se disparó a 669.

La tendencia es aún mayor en 2021, ya que en el primer semestre se sujetó a proceso a 411 menores de edad, por lo que a ese ritmo serían más de 800 al cerrar del año.

Los mil 080 menores vinculados a proceso en 2020 y primer semestre de 2021, superan el total acumulado en los cinco años anteriores (mil 077).

Lee la nota AQUÍ

LC