Luz Zárate

Celaya.- La obra en la que se invirtieron 350 millones de pesos, el Malecón o Parque Bicentenario, hasta el momento tiene saqueados alrededor de 400 metros de barandal y de malla que servían como protección del lugar.

El alcalde Javier Mendoza está negociando directamente con la familia Hernández Gállego, que demandó la posesión del terreno donde se construyó esta obra realizada con recursos del gobierno federal en el sexenio de Vicente Fox, que el año pasado se informó que su terreno se podría perder con todo lo ahí construido, cuya inversión fue de 350 millones de pesos.

Hasta ahora, se han robado lámparas, tapas de coladeras, mobiliario urbano, cable y todo aquello que se puede vender.

En las últimas semanas se han llevado pesadas piezas de metal que conforman el barandal, quedando espacios de has 10 metros de largo. Ya en años pasados se había observado que se robaban uno o dos barrotes, pero ahora son bastantes, de tal manera que quedan metros vacíos en donde iban los barrotes robados.

Fotos: Martín Rodríguez

Los empleados del parque y vecinos de por la zona, platicaron que los ladrones acuden por la noche con vehículos grandes, pues los barrotes son de gran magnitud.

Hay tramos del barandal exterior donde se han robado hasta 10 metros de este metal, así como de los puentes y hasta todas las láminas que formaban parte de la techumbre de los puentes, se las han llevado.

Se robaron alrededor de dos kilómetros de la malla que fue colocada a un lado del margen del Río Laja como protección de quienes acuden a correr al parque.

Aunque el saqueo se ha dado desde hace años, trabajadores del lugar señalan que continúa el robo y sigue siendo un “elefante blanco”.

Se han llevado varilla, mosaicos, puertas, mobiliario y material de construcción.

La mega obra en el abandono

El Parque Bicentenario es una obra que se hizo durante el sexenio del ex presidente Vicente Fox y a la cual se destinaron 350 millones de pesos.

Fue anunciado por Vicente Fox el 4 de febrero del 2005, en ese entonces le llamó la “mega sorpresa” para Celaya y la anunció como un espacio turístico, comercial y recreativo “de gran clase” al estilo de San Antonio, Texas. 

La idea era crear una especie de parque con plazas comerciales a ambos márgenes del Río Laja en una longitud de 6 kilómetros de largo en ambos lados.

En la actualidad sólo se usa una cuarta parte de la superficie total del terreno, sólo dos kilómetros de la margen derecha se habilitaron como zona de esparcimiento y le llamaron Parque Bicentenario, el resto está sin uso y es justamente la zona en donde se han robado parte de las estructuras metálicas y el mobiliario. 

A lo largo de los años se ha ido deteriorando más esta obra, por el tiempo, la falta de mantenimiento y el saqueo constante.

En un inicio había tres lagos, con el tiempo se desgastó y rompió la geomembrana de los estanques y en la actualidad sólo se ven hoyos en el piso.

En medio de todo el parque se comenzó a construir un Museo de Historia Natural, pero no se terminó, hoy la construcción luce a medias, además de saqueada y desgastada.

También se quedaron semi concluidas la construcción de dos plazas: la Macro Plaza, que anteriormente tenía muros adornados con mosaico pero que ya no existen pues también se los quitaron para hurtarlos, y la Plaza de los Artistas que ha sido invadida por la maleza.

La zona que sí es utilizada como parque y representa una cuarta parte de la totalidad del terreno –se ubica en la margen derecha del Río Laja-, sí luce en buenas condiciones, con el pasto cuidado, la pista para trotar y correr sí recibe mantenimiento, al igual que los juegos infantiles, además de que hay policías municipales que cuidan el lugar.

Alcalde negocia nuevo convenio

Fotos: Martín Rodríguez

El proceso jurídico que enfrenta el municipio con la familia Hernández Gállego sigue su curso, mientras que el presidente municipal busca llegar a un acuerdo con los demandantes que piden que se les regrese el terreno, debido al incumplimiento que ha tenido el municipio.

El Director Jurídico de la presidencia, Jorge Ramírez Montoya, informó que actualmente se tienen negociaciones en lo particular con la familia Hernández, para tratar de cumplir los requerimientos que los demandantes tienen y poder llegar a un nuevo acuerdo

“Se está en negociaciones por conducto del ingeniero Javier, para tratar de ponernos de acuerdo, de algunas cuestiones que están pendientes de cumplirse, esto es independiente a la suspensión que tenemos dentro de cualquier acto de los juicios que tenemos con ellos. Tratamos de avanzar, aterrizar qué es lo que hay pendientes y llegar acuerdos que nos lleven a firmar un nuevo convenio para subirlo a los tribunales”, indicó.

Luego de que la familia Hernández Gállego solicitó en julio del año pasado, la inmediata entrega de las 16 hectáreas que conforman el Parque Bicentenario, el gobierno municipal se amparó para no devolver el terreno donado por los particulares, recurso legal que fue concedido y que evita que el municipio sea desposeído provisionalmente del terreno.

En el amparo aún se puede revertir dicha orden de desposesión y mientras que está la suspensión provisional se puede llegar a un nuevo acuerdo entre el municipio y el alcalde electo, Javier Mendoza Márquez, dijo el abogado del municipio.

El 29 de septiembre del año pasado, se publicó en la página del Consejo de la Judicatura Federal en la consulta de expedientes del Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Guanajuato, la resolución  al expediente con número 731/2021, la cual establece que se concede la suspensión provisional de los actos reclamados” para que el municipio no sea desposeído del terreno que ocupa el Parque Lineal Bicentenario.

La “Mega sorpresa” de Vicente Fox está en riesgo de perderse desde administraciones pasadas, pero sobre todo la anterior en la que no se llegó a ningún acuerdo con los particulares que donaron el terreno para que se realizara la obra.

La familia exigió que se les regrese el terreo, debido a una serie de incumplimientos del gobierno municipal, que consiste en obras de infraestructura que se prometieron al momento de la donación.

Rubén Ayala, abogado de la familia Hernández Gállego, informó en su momento que ya había una sentencia ejecutoria en donde se ordena la entrega del predio, ante lo cual el municipio solicitó un amparo, el cual fue concedido en septiembre.

Al regresar el terreno a los donantes, también se perdería la infraestructura construida en su interior, la cual ya es usada por centenas de personas que acuden al sitio a realizar actividades recreativas, deportivas, ecológicas y hasta eventos sociales que se realizan en el lugar.

Lo que se pedía y lo que se podría perder

Fotos: Martín Rodríguez

Cabe recordar que son 16.2 hectáreas -162 mil metros cuadrados- que forman parte del Parque Bicentenario las que se perderían, donde la inversión que se hizo en infraestructura.

La donación se hizo un 29 de marzo del 2005, el documento fue firmado por el representante legal de la familia y el entonces alcalde José Rivera Carranza, y la demanda interpuesta en el 2010 es por el incumplimiento de lo pactado.

Las obras que pedía el particular que se construyeran eran vialidades y algunas otras obras y servicios, con la intención de detonar económicamente la zona y que constan en el convenio firmado al momento de la donación, 

Actualmente está pendiente un uso de suelo, algunas cuestiones de instalaciones que tienen que ver con pozos, superficies de vialidad, medidas que restringen el uso de la propiedad que se reserva la familia Hernández.

El último acuerdo se firmó en la administración 2015-2018 y se espera poder conciliar con los demandantes, dijo Ramírez Montoya.

LC