Luz Zárate

Celaya.- El Parque Bicentenario –también conocido como Malecón– y que fue la ‘Mega sorpresa’ que anunció el ex presidente Vicente Fox para Celaya, sí está en riesgo de perderse. Se tiene que regresar el terreno y en consecuencia también se perdería la infraestructura construida en su interior, debido a que el municipio incumplió con los acuerdos establecidos con el particular que donó el terreno.

Rubén Ayala, abogado de la familia Hernández Gállego –que fueron los particulares que donaron el predio donde se construyó el Parque Bicentenario– señaló que ya hay una sentencia ejecutoria en donde se ordena la entrega del predio. El abogado recalcó que el municipio tuvo 11 años para cumplir con lo establecido.

Cabe recordar que son 16.2 hectáreas -162 mil metros cuadrados- que forman parte del Parque Bicentenario las que se perderían, donde la inversión que se hizo en infraestructura –según se anunció en su momento- fue de 350 millones de pesos.

Actualmente una parte de este parque sirve para la realización de eventos y se ha adaptado como un sitio de esparcimiento y deportivo de las familias celayenses, sin embargo, también hay una gran parte del predio que está en desuso y que está en evidente estado de abandono y deterioro.

El abogado explicó que la donación se hizo un 29 de marzo del 2005, documento firmado por el representante legal de la familia y el entonces alcalde José Rivera Carranza, sin embargo, se demandó el incumplimiento de lo pactado hasta el 2010, solicitando la reversión del inmueble junto con las obras que el municipio hubiere llevado a cabo.

En el expediente número C339/2010 con sede en el Juzgado Cuarto Civil de Partido de Celaya, se encuentra acreditado el incumplimiento del municipio al convenio celebrado entre el particular y la autoridad municipal; y confirmado por el Juzgado V de Distrito y después por el Tribunal Colegiado del Decimosexto Circuito.

Explicó que durante esos 11 años se concedieron varias prórrogas al municipio, sin embargo, no se cumplieron; razón por la cual los propietarios pidieron al juez que se ejecute la sentencia dictada, que dice que ellos ganaron y por lo tanto les sea entregada la posesión física y material del parque.

El abogado explicó que:

La familia demandó en el 2010 por incumplimiento y ganaron el juicio; en el 2013 la familia acuerda con el entonces alcalde, Ismael Pérez Ordaz, celebrar un convenio que permitiera al municipio cumplir con las obras establecidas en el convenio judicial firmado; el 2015 se celebra un primer convenio modificatorio y en el 2017 se vuelve a celebrar otro segundo acuerdo.

En el 2019 no se cumple con la obra y pedimos al juez que ya después de haber ganado la sentencia y confirmada por el tribunal y haberse firmado tres convenios, uno original y dos modificatorios, se pide la restitución al municipio y el juez despacha la orden de restitución al municipio, y cuando pretendíamos tomar posesión del mismo, nos encontramos con una oposición formal, pues el municipio formalmente interpone un recurso de revocación contra el auto que ordenaba reponer la posesión y de ahí pasan dos años, la familia tramita un amparo para que se respete el convenio judicial y después del amparo dictado en el Juzgado de Distrito, el municipio se va al Tribunal Colegiado Décimo Sexto de Distrito quien confirma la sentencia de amparo, que lo que dice es que se analice, le ordena al juez de partido de Celaya que se analice el convenio judicial con el carácter de cosa juzgada con una sentencia y que se analice si existió o no cumplimiento del municipio en la ejecución de las obras y si persiste incumplimiento se ponga en posesión de la familia Hernández.

Las obras que pedía el particular que se construyeran eran vialidades entre otros proyectos y servicios, con la intención de detonar económicamente la zona y que constan en el convenio firmado al momento de la donación,

El abogado dijo que la alcaldesa, Elvira Paniagua, está mal informada, pues sus clientes no tienen que pagar la infraestructura ya construida en el parque, tal como lo declaró la presidenta en días pasados.

Fotos: Martín Rodríguez

El abogado recalcó que los particulares no pretenden apropiarse de vialidades y obras ejecutadas afuera del parque, lo solicitado al juez es la reversión del inmueble donado. El abogado explicó que:

Al municipio se le agotaron los recursos legales, están condenados s devolver el parque y no es cierto que estén condenados mis clientes a pagar cantidad alguna, porque en el contrato original que es del 2013, hay una cláusula que dice que las obras que se ejecuten en las obras en el parque lineal que es la materia de la donación, serán pagadas o indemnizadas por los particulares si estos se pretenden apropiarse de las mismas a partir de septiembre del 2013, mis clientes no pretenden apropiarse de las vialidades que es donde a nuestra alcaldesa la tienen mal informada, porque los señores Hernández no se están apropiando de las vialidades ni de los puentes porque estos no están dentro del parque.

Sigue pendiente pago de afectación

Fotos: Martín Rodríguez

Además del litigio que el municipio tiene con la familia Hernández Gállego por el incumplimiento del acuerdo establecido al momento de hacer la donación del terreno, también está pendiente el pago por afectaciones de 4 mil metros cuadrados a un ejidatario a quien le afectaron su propiedad al momento de construir esta obra y cuyo costo hace 10 años era de dos millones 400 mil pesos y ahora podría ascender a más de 8 millones de pesos.

Jesús Sánchez es ejidatario y propietario de un predio que fue afectado por esta obra impulsada por el ex presidente Vicente Fox durante su sexenio, sin embargo, cuando se hicieron vialidades y puentes como parte de esta obra, afectaron su terreno, pero nunca le pagaron su afectación.

Sánchez señaló que fueron 4 mil metros cuadrados que le afectó el municipio y que nunca le pagó; además de un pozo y que lo dejaron sin acceso a su propiedad.

“Yo tuve que habilitar un camino para poder entrar a mi casa, pero nunca me pagaron nada, ni un peso. Estamos hablando de más de 10 años que se hizo esa obra y no se me pagó la afectación”, indicó.

Además de la afectación de Jesús Sánchez y cuyo costo de un terreno de 4 mil metros cuadrados no ha sido liquidado, está pendiente que la propiedad del Parque Bicentenario quede escriturada de manera definitiva a nombre del municipio.

LC