Staff Correo / Óscar Jiménez

León.- El Grupo Pachuca, a través de su nueva filial Fieracapital Inmobiliaria S.A. de C.V., adquirió el Estadio León a precio de remate: pagó 410 millones de pesos, casi la mitad de su valor comercial.

Ese es el monto con el que el consorcio hidalguense habría cerrado la transacción con el Club Social y Deportivo León A.C., que lideran Roberto Zermeño y Héctor González, de acuerdo con lo que las dos partes reportaron en el acto de inscripción de la compra-venta del estadio mundialista, ante el Registro Público de la Propiedad.

Toda una ganga si se considera que apenas en marzo, el síndico Christian Cruz Villegas informó que el estadio podría llegar a costar hasta 800 millones de pesos, al día siguiente de que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez anunció que su gobierno estaba analizando la posibilidad de adquirirlo.

“Nosotros tenemos los registros catastrales y está valuado entre 700 y 800 millones de pesos”, advirtió el síndico leonés.

Por ello sorprende que la transacción Fieracapital y el Club Social y Deportivo León A.C. se haya cerrado en sólo 410 millones de pesos, de acuerdo con la escritura pública 10137 que certificó el Notario Público número 27 en León, Luis Mariano Hernández Aguado, el jueves 15 de julio.

Te puede interesar: No sólo es el Estadio León, piden que gobierno aclare compra de los terrenos de Munpic

‘Fue una operación simulada’

Según el abogado Octavio López de Alba, de la organización de Socios Fundadores del Club Social y Deportivo León A.C. y líder de los dueños de palcos y plateas, la compra-venta del estadio se trató de una “operación simulada” que no consideró el costo catastral del inmueble, que ronda los 541 millones 619 mil 676 pesos, según el registro catastral 02046 001 003 000.

“El valor comercial de ese terreno, con el estadio, son 785 millones de pesos. Dizque se ponen de acuerdo, y quedan en 400 millones de pesos, pero eso es para evitar el pago de impuestos, no nos hagamos tontos”, señaló Octavio López de Alba, quien acusó al notario Luis Mariano Hernández Aguado de estar coludido en el acto de corrupción.

“El notario es partícipe de la evasión y la defraudación fiscal que se está dando”, denunció.

Al final, el monto que quedó ante el Registro Público de la Propiedad fue de 410 millones de pesos como valor base en el trámite de compra-venta, y que dejó el Estadio León a favor del consorcio Fieracapital Inmobiliaria S.A. de C.V., liderada por Jesús Martínez Patiño, dueño de Grupo Pachuca.

También lee: Socios fundadores del Club León piden investigación de compras millonarias ante el SAT

Dan descuento millonario en predial

Por otro lado, y mediante el portal municipal de pagos se corroboró que el 15 de julio pasado, la zona del Estadio León mantenía una deuda de predial por 3 millones 995 mil 496 pesos.

Justo ese día, se anunció que el inmueble ‘cambiaba de manos’ aunque no se había cubierto con la deuda, situación que para los ciudadanos sería un impedimento para poder formalizar un trámite de compra-venta.

Sin embargo, en días siguientes, esta cantidad se redujo, ya que el saldo vigente actualmente es de sólo de 475 mil 899 pesos, según arrojó una consulta que hizo ayer Periódico Correo en el portal de Pagonet León.

“Se giró la escritura antes de pagar el predial, y eso es ilegal. Está lleno de irregularidades”, insistió Octavio López de Anda, líder los palcohabientes.

“Todo el asunto está lleno de vicios, y nuevamente el Gobierno del Estado volvió a meter la mano, que no digan que no. Todas las aristas deben de dar una explicación porque no es lógica que una simulación como esta nos la vayamos a tragar”.

Por estas situaciones, la asociación y los dueños de palcos y plateas, a través del doctor Primo Quiroz buscarán una cita con Grupo Pachuca para que se explique cómo fue que se acordó la venta del estadio León, y sobre todo, qué beneficio tendrán los dueños de palcos y plateas.

En la última asamblea extraordinaria realizada este martes, los placohabientes señalaron que se promoverán los amparos necesarios para cancelar el registro de la escritura, que en caso de avanzar, la suspensión podría darse esta misma semana.

Así fue la compra

Desde el pasado mes de marzo, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció que, junto con el municipio de León, adquirirían los terrenos donde se encuentra el Estadio León, pues resaltó que las 6 hectáreas donde se encuentra el Estadio no pueden quedarse en manos de particulares, sino que deben ser utilizadas en beneficios de toda la ciudadanía.

Un mes después, el alcalde Héctor López Santillana explicó que lo más probable sería que la compra se definiría el próximo trienio.

“Lo que estoy haciendo es dejar esto preparado para, si así lo consideren, poder someterlo a la consideración del Ayuntamiento, no es una garantía que ocurra en el corto plazo”, resaltó. Incluso comentó que seguía trabajando en el aspecto jurídico para presentarlo ante el Ayuntamiento leonés.

No obstante, a mediados de julio el Grupo Pachuca anunció la compra del Estadio León  a través de la Sociedad Fiera-Capital “como una decisión estratégica en el futuro del Club León y la Institución que representa”.

Sobre los dueños de palcos y plateas, Grupo Pachuca indicó que el Club León les informaría y ofrecería en su momento un plan de financiamiento para adquirirlos. Por otro lado, aclararon que de no haberse cerrado esta operación, la continuidad del equipo en la ciudad “habría estado seriamente comprometida”.

Esta situación provocó toda una serie de críticas negativas ante la venta del estado, entre las que destaca la denuncia del PAN que venía arrastrando desde el 2005 contra los exgobernadores Murillo Karam y Ángel Núñez, a quienes señalaban por haber otorgado una serie de beneficios -con recursos públicos- al club de futbol de Grupo Pachuca.

Por esta razón, criticaron que este mismo grupo se quedara con el Estadio León a partir de la sociedad Fiera Capital que está representada por Jesús Martínez, quien ostenta 8 mil 300 acciones, Pedro Cedillo con mil y Armando Martínez con las 700 acciones restantes.

Además, personalidades como el doctor Primo Quiroz, exdirigente del Club León y Octavio López, abogado de los socios fundadores, pidieron que se especifique cómo fue que se llevó a cabo la transacción y si los gobiernos, estatal o municipal, tuvieron injerencia para el trámite.