Manuel Arriaga

Abasolo.- En la comunidad de Santa Cecilia en Abasolo, el nivel del agua sigue subiendo, pues está 30 cm más arriba que lo reportado ayer martes, 7 de septiembre.

El nivel ha llegado tan alto que la carretera estatal que conduce hacia la comunidad del Tule está inundada. Sin embargo, este acceso no ha sido suspendido.

En cuanto a las casas afectadas que se encuentran cerca de la carretera, el nivel del agua ya alcanzó los primeros pisos de estas viviendas.

Por este motivo el Gobierno del Estado señaló que las acciones para vigilar las zonas afectadas por el desbordamiento del Dren Abasolo, Arroyo Seco y Río Turbio continúan. Siguiendo las indicaciones del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, las dependencias estatales permanecen trabajando instituciones federales y autoridades municipales para salvaguardar la integridad de la gente.

Por su parte el DIF estatal puso en marcha el Programa Alimentario para Atención a Personas en Situación de Emergencia o Desastre, por lo que se encuentran haciendo levantamientos e identificando el número de familias que requieren el apoyo y se les ingresa el padrón para entrega de despensas.

Además se estarán entregando durante el funcionamiento del albergue ubicado en el Centro Gerontológico en Abasolo Juan Pablo II los insumos necesarios para dotar de alimentos para desayuno, comida y cena a familias que así lo requieran.

Por su parte, el gobierno municipal de Abasolo informó que se ha dispuesto de un centro de acopio de víveres en la casa de la cultura, dónde estarán recibiendose donaciones en especie de toda la ciudadanía con la finalidad de distribuirlos entre las familias afectadas por las inundaciones.

Intensifican vigilancia por reportes de robos

El nivel del agua en las comunidades Santa Cecilia, Huitzatarito y Estación Abasolo continúa subiendo, cada vez se ven más alejadas las esperanzas de los habitantes de la zona para poder regresar a sus hogares. Ante las denuncias de robos, personal del Ejército y de la Guardia Nacional han intensificado la seguridad en la zona siniestradas, para evitar que personas ajenas entren a las casas a perpetrar robos.

Aún así, existen personas que se organizan para darle rondines a sus domicilios en lanchas, esto porque el nivel del agua impide poder entrar caminando, como al inicio de la inundación. En menos de 24 horas, el nivel del agua subió en más de 50 centímetros, el agua está a menos de un metro de llegar el techo de las viviendas de un solo piso.

Las autoridades anunciaron el incremento de vigilancia en la zona y apuntaron que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado realiza vigilancia preventiva en las zonas afectadas en coordinación con las corporaciones de seguridad y la Secretaría de la Defensa Nacional para salvaguardar los bienes de los afectados. Además la CGFSPE también mantiene acciones de seguridad, vigilancia y apoyo terrestre y aérea en lugares que quedaron incomunicados, registrando hasta el momento saldo blanco y más de mil personas evacuadas a lugares seguros.

De igual manera se mantiene la vigilancia con el objetivo de evitar la comisión de delitos como el robo a casa habitación, actos de rapiña y saqueos en los lugares en donde ya han sido evacuadas las personas.

En la zona de la inundación, son pocas las personas que este miércoles estuvieron al pendiente de sus casas, la mayoría de ellas tuvieron que buscar un refugio con amigos y familiares en comunidades cercanas, otras más decidieron finalmente trasladarse al albergue que se abrió en el Centro Gerontológico de Abasolo.

También lee: Familias evacuadas en Abasolo son golpeadas por los robos; exigen vigilancia

Hay espacio en albergues, pero no muchos acuden

Se tiene a disposición el refugio temporal que se instaló en el Centro Gerontológico Juan Pablo II, que tiene la capacidad de recibir a 70 personas. Así como el albergue ubicado en el Poliforum Miguel Hidalgo, el cual puede recibir a 150 personas.

Elementos de seguridad y auxilio se encuentran en las zonas para brindar apoyo y trasladar a los colonos a los albergues, sin embargo, aún hay gente que sigue renuente a dejar sus pertenencias.

El refugio temporal en el Centro Gerontológico fue previamente nebulizado por parte del Área de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria para evitar un riesgo previo a su uso, y se colocó abate en el tanque cisterna.

Las 20 personas que se encuentran instaladas son de la localidad de Estación Abasolo, las cuales ya fueron valoradas por el personal médico del CAISES Abasolo y se les capacitó en la prevención del dengue y el lavado de manos.

Personal del CAISES Abasolo también está al pendiente para la atención de la población no derechohabiente que requiera atención médica y psicológica.

El Coordinador Estatal de Protección Civil, Luis Antonio Güereca Pérez, informó que ya se está trabajando en la reparación de las fracturas que se presentaron en el Dren de Abasolo para empezar a realizar el trabajo de desfogue de las aguas que están inundando esta zona.

Además, la Secretaría de Educación de Guanajuato a través de la Delegación de Irapuato determinó realizar clases a distancia en 12 escuelas de educación básica que se encuentran en la zona afectada. Dos de estas escuelas ya fueron desazolvadas.

También lee: Escuelas inundadas en suroeste de Guanajuato vuelven a clases virtuales

Urge que se activen recursos federales

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Comunicaciones en el Congreso del Estado, Rolando Alcántar Rojas, urgió a la federación a que active los recursos económicos para atender las afectaciones generadas por las recientes inundaciones en Abasolo, esto tras la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden)

“Es importante que ese discurso de que iba a desaparecer el Fonden pero se iba a contar con recurso pues ahorita se tiene que materializar, ‘cuantimás’ en cosas que son totalmente inesperadas como el tema del temblor que afortunadamente aquí no han causado afectaciones materiales ni humanas, pero son ese tipo de cosas, por lo que se ha pedido a la federación que haya claridad para la atención de los desastres naturales”.

Recientemente, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, justificó la sustitución del Fonden por la entrega directa del recurso a las personas damnificadas, esto a través de un censo y con la ayuda del Ejército y la Marina.

Ante ello, el legislador manifestó que las inundaciones en comunidades rurales de Abasolo han dejado una afectación importante, tanto en los bienes de la población, como en sus cultivos, por lo que es muy importante que de inmediato se emitan los criterios y los acuerdos necesarios para que la federación destine recursos para poder dar atención.

Rolando Alcántar refirió que pese a la desaparición del Fonden, el gobierno estatal tiene una previsión presupuestal para dar esta atención, la cual sí está clara, aunque dijo desconocer el monto del que se trate.

“Tan lo hay, que ya se están disponiendo de recursos para poder hacer las contenciones temporales, para poder dar la atención, pero falta el recurso que es el más importante o trascendente para aportar a la reparación de daños que era específicamente lo que había en el Fonden, que se activaba una vez que se declarara una zona de desastre”.

Pide a habitantes atender recomendaciones

Por otra parte, el legislador del PAN lamentó que en Abasolo se han presentado casos en los que las familias no quieren dejar sus viviendas pese al riesgo en que se encuentran, por lo que exhortó a las personas afectadas a seguir las indicaciones de las autoridades.

“Es lamentable que obviamente no quieran dejar sus domicilios, no tanto por el tema de salud, sino por el tema de sus bienes, para cuidar las pocas pertenencias que les quedan”. 

Por ello dijo que es necesario que haya una participación más activa de los ayuntamientos a través de sus Policías Municipales para auxiliar a los afectados y en caso de que esto no sea suficiente, coordinarse con las Fueras de Seguridad Pública del Estado (FSPE) y de los elementos estatales.

(Lourdes Vázquez)