Manuel Arriaga

Abasolo.- En el municipio de Abasolo se agrava el problema de inundaciones que sufren varias comunidades rurales. Además de las pérdidas, ahora los habitantes tienen que lidiar con el problema de robos de sus pertenencias, pues, aseguraron que, sujetos de la misma comunidad o de localidades cercanas, han ingresado a las casas deshabitadas para robar. Señalaron que la seguridad es insuficiente y exigieron a las autoridades cuidar de su patrimonio.

El nivel del agua sigue subiendo en las comunidades Huitzatarito, Santa Cecilia y Estación Abasolo, lo que va terminando con las esperanzas de las familias quienes tenían la ilusión de que la contingencia, no durara mucho tiempo. En la comunidad de Santa Cecilia, Rogelio Gallardo Morales, aseguró que además de las pérdidas que dejó el agua, deben enfrentarse a otro problema: los robos.

Afirmó que personas de la misma comunidad y de localidades cercanas han ingresado a las viviendas deshabitadas para robar lo poco que quedó en ellas, acusaron que pese a la presencia de la Policía Municipal, del Ejército, de la Guardia Nacional y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, los elementos no realizan el cuidado de las viviendas que fueron deshabitadas por sus propietarios.

“No sabemos si los policías los ayudan, siempre roban y nadie les dice nada, dentro de las zonas afectadas no hay nadie cuidando las casas”, afirmó el entrevistado.

El abasolense aseguró que no han llegado los apoyos estatales, municipales o federales, expuso que solo han llegado voluntarios para distribuir alimentos, agua y algo de ropa, “por parte de la autoridad no ha llegado nada, el alcalde no lo he visto aquí, cuando le dijimos de que se necesitaba bombear el agua, solo dijo que no tenía dinero”, señaló.

Aseguró que las inundaciones que se viven en Abasolo son un descuido por parte de las autoridades, “en las presas decían que no había agua, ahora porque no se la tragan, necesitamos que vengan a apoyarnos y a dar seguridad para nuestras cosas que se quedaron en las casas”, concluyó.

Solo pocos acuden al albergue

La presidenta del DIF de Abasolo, Rosalía Vela Martínez, aseguró que son pocas las personas de las comunidades Huitzatarito, Santa Cecilia y Estación Abasolo, que han decidido instalarse en el albergue del Centro Gerontológico Juan Pablo II.

Por ello invitó a los desplazados de estás comunidades a refugiarse en este sitio donde tendrán seguridad, alimentación y lo necesario para su estancia.

La entrevistada señaló que hasta el martes habían llegado solamente 20 personas, teniendo una capacidad instalada para recibir a 30 más. Expuso que ahí se tienen las condiciones para recibir a todos los abasolenses que lo requieran, quienes recibirán un trato digno y amable.

Uno de los refugiados es Benito Acevedo, habitante de la comunidad Estación Abasolo, quién ha perdido todos sus bienes en cuatro ocasiones, durante las cuatro inundaciones que han afectado la localidad. Afirmó que decidió llegar al refugio temporal, porque sufre varias afecciones de salud y necesita tener un acceso rápido a algún hospital.

“Estaba allá en las Cruces, con un hijo, yo tengo muchas enfermedades y necesito estar afuera del agua para poder moverme rápido”, afirmó el entrevistado.

Ladrilleros pierden sus casas y sus trabajos

Llegó al albergue acompañado de su hija, su yerno y tres nietos. Su sobrino, Manuel Acevedo, aseguró que no sólo se han dañado las viviendas sino que también han perdido su trabajo en los hornos ladrilleros que también están inundados. Tan solo en el horno tabiqueros donde él trabaja, laboran 6 personas más, es decir, un horno ladrillero representa el sustento para 7 familias de la zona.

Consideró que son 20 hornos ladrilleros los que están inundados, lo que termina con la posibilidad de trabajo para los jefes de150 familias que dependen del trabajo de las fábricas de ladrillo.

Funcionarios estatales recorren la zona

Adriana Ramírez Lozano, Presidenta de DIF Estatal, acompañada por el Director de esta Institución, Gerardo Trujillo Flores y el Secretario de Desarrollo Social y Humano, Gerardo Morales Moncada, realizaron una visita en conjunto con el Presidente Municipal, Samuel Cruz Chessani y la Síndico Municipal, Rocío Cervantes Barba, a la zona de Inundación en el Municipio de Abasolo.

Esta zona comprende las Comunidades de La Estación Abasolo, Huitzatarito y Santa Cecilia, donde las Autoridades Estatales y Municipales realizaron un acercamiento con las familias que todavía se encuentran en este lugar donde poco a poco continúa la evacuación a cargo de elementos de la SEDENA y Seguridad Pública Estatal.

Posteriormente las Autoridades se dirigieron a las instalaciones del Centro Gerontológico Juan Pablo II, el cual ha sido activado como el primer Refugio Temporal, cabe señalar que el segundo lugar que se estaría habilitando como Refugio Temporal, según los requerimientos de la Secretaría de Salud, sería el Auditorio del Módulo de Riego de Abasolo, ubicado en Calle Juárez.

Por su parte, la Presidenta de DIF Municipal, Rosalía Vela Martínez, agradeció todo el apoyo que se brinda por parte de DIF Estatal para Abasolo, lo cual será aprovechado al máximo para que las familias albergadas tengan una estancia digna y sobre todo saludable en los Refugios Temporales.

LC