Jazmín Castro

León.- En los últimos años han incrementado los negocios en la colonia El Rosario y con ello, los robos en la zona.

Desde los jardines de la colonia los vecinos se han reunido para platicar las estrategias que tienen que hacer contra la delincuencia, donde han solicitado la presencia de policías.

Por la tarde todos los locales de diferentes rubros se encuentran abiertos con venta de comida, postres, productos de todo tipo, los cuales ya están atentos a lo que ocurre en la zona y entre ellos buscan no ser blanco de la delincuencia.

Sin embargo, los colonos señalaron que se ha disparado el robo a interior de vehículo, los ‘cristalazos’ o robos hormiga en los negocios.

Pero también el robo a los lugareños sobre todo en sus autos, y dijeron que han detectado más atracos durante la tarde y la noche.

En la avenida principal de la colonia ya hay policías que la recorren pie tierra por el reporte hicieron los vecinos que dicen estar hartos. En el jardín de los edificios, un grupo de residentes comentó que están buscando tener dos casetas de seguridad, porque los fines de semana llegan más consumidores y visitantes y al menos se reporta un caso de robo a vehículo, pero sin que haya detenidos.

Lorena ‘N’ es vecina de la zona, dijo que llegando de trabajar salió a reunirse con sus vecinos, porque tiene que participar en la seguridad de su colonia, y aunque le agrada la idea de tener varios negocios cercanos a su hogar, señaló que también ha sido un dolor de cabeza.

“Hay personas de varias colonias o zonas y pues no lo puedes ver a todos como sospechosos, pero los robos ya son muy frecuentes”, expresó.

Los colonos coincidieron que ya hay rondines de policía, pero antes de que abran los negocios y después de que cierran ya no están los oficiales, lo que no soluciona su problema.

También sufren en Santa Ana del Conde

En la comunidad de Santa Ana del Conde de León poco a poco la violencia ha ido en aumento en los últimos meses.

Con el miedo de volver a encontrar un cuerpo con huellas de violencia en sus caminos vecinales, pues en los últimos tres meses nueve personas han sido asesinadas, o de ser asaltados, los habitantes de la comunidad de Santa Ana del Conde han comenzado a vivir con miedo y sin salir después de las diez de la noche, pues a decir de sus pobladores la violencia ha ido en aumento.

La fuerte ola de violencia ha perjudicado a los habitantes de Santa Anal del Conde pues ya en la noche o en la madrugada ni los taxistas y conductores de plataformas de servicio de taxi ejecutivo quieren ingresar por miedo a ser asaltados.

El Coecillo se ‘pinta de rojo’

Con un total de diez personas ejecutadas y un lesionado de gravedad el barrio del Coecillo, donde se ubica la fuente económica más importante del municipio, se ha visto teñida de rojo en los últimos meses, pues varios de sus comerciantes han sido asesinados en ataques armados.

No obstante, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública (Sesnsp), Sophia Huett López, culpó al narcomenudeo y consumo de metanfetaminas como el principal factor de la violencia que se vive en el estado.

Sophia Huett expuso que las masacres y la violencia en el estado están vinculadas en su mayoría con la venta de droga, en donde las metanfetaminas abarcan el 70 por ciento del consumo, por ello advirtió que entre más se reduzca esto, más rápido se recuperará la paz en Guanajuato.

Tan sólo en el primer semestre de este año, el narcomenudeo creció 70 por ciento, y el estado de Guanajuato ocupa el primer lugar a nivel nacional en este delito, siendo León, la ciudad en donde más carpetas de investigación fueron abiertas.