Óscar Jiménez

León.- Lejos de procurar la baja de casos, las denuncias de acoso sexual se han elevado en Guanajuato, un delito que se mantiene con altos niveles de impunidad.

Datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) revelan que en 2016 se iniciaron 166 investigaciones por este delito en Guanajuato; y aunque han existido diversas campañas que buscan frenarlo, los casos escalaron año tras año, hasta alcanzar las 227 y 218 investigaciones en 2020 y 2021, respectivamente.

Los últimos dos años, paradójicamente, ostentan los más altos índices de denuncias de acoso sexual –conducta que es castigada con seis meses a dos años de prisión—, a pesar que ambos estuvieron marcados por el aislamiento social derivado de la pandemia de covid-19.

Los reportes estadísticos exhiben que algunos municipios, como Guanajuato e Irapuato, han logrado disminuir las denuncias de acoso sexual, mientras en otros, como León, los casos se han multiplicado.

En 2015, en la ciudad zapatera se iniciaron 47 carpetas de investigación por este delito, pero en 2021 la cifra escaló a 69 casos, la más alta de los últimos años en cualquiera de los 46 municipios.

Es un fenómeno delictivo que permea a todas los ámbitos de la sociedad: este lunes, tres funcionarios municipales fueron dados de baja en León por acoso sexual, luego de que se acreditó que acosaban a sus subordinadas en la Secretaría Técnica de Honor y Justicia, en Contraloría y en Archivo Histórico Municipal.

¿Qué dice la ley?

Artículo 187-a.- A quien, por cualquier medio, acose a una persona a pesar de su oposición, para que ejecute un acto de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, se le sancionará con seis meses a dos años de prisión y de cinco a veinte días multa.

Artículo 187-c. Se aplicará de dos a cinco años de prisión y de veinte a cincuenta días multa si la víctima del delito de acoso sexual fuera menor de edad o incapaz.

Sólo 170 casos en manos de un juez

De las mil 368 indagatorias iniciadas por acoso sexual los últimos siete años, sólo 170 han sido consignadas o judicializadas a través del proceso conocido como ejercicio de la acción legal, revela un informe de la FGE obtenido a través de la unidad de transparencia.

El resto de los casos han quedado con estatus de archivo personal, incompetencia, acumulación, entre otras, así como principalmente, con el no ejercicio de la acción penal.

La Agencia de Investigación Criminal informó que los últimos siete años, 26 personas que han resultado probables responsables de acoso sexual, y que han sido detenidos en flagrancia desde el 2015. De ello, dos fueron detenidos en cada uno de los años de 2019 y 2020, mientras que siete quedaron a disposición durante el año pasado.

LC