Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, afirmó que del total de homicidios cometidos contra policías municipales y estatales, el 20% se deriva de que estos estuvieron vinculados de manera activa con algún grupo delincuencial, mientras que el resto de los asesinatos se deben al trabajo que realizan los elementos de seguridad por los que la delincuencia toma venganza.

Lo anterior luego del incremento en los ataques cometidos hacia miembros de las corporaciones policiales, tanto municipales como de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) y de la Fiscalía General del Estado (FGE), y tras el homicidio de un policía de Silao, registrado la mañana de este viernes, minutos después de que el elemento saliera de su turno.

A decir de Zamarripa, no se pueden generalizar los motivos de dichos ataques, no obstante manifestó que “una gran parte de elementos del orden público de diversos órdenes públicos, estatales y municipales y de la Fiscalía y federales en su gran mayoría, es con motivo de la actividad que están llevando a cabo en el combate a la delincuencia. También la delincuencia toma venganza en contra de ellos, pero no todo es por esa razón, hay algunos otros que también hay que decirlo, aunque son en menor proporción, que se involucraron lamentablemente con algunos de ellos y que han tomado represalias entonces son diferentes”.

Aunque no dio cifras precisas sobre el número de carpetas de investigación iniciadas, manifestó que en el 20% de las indagatorias establecen un involucramiento de los elementos con el crimen organizado, “pero el 80% ha sido por el trabajo que han venido realizando y como represalia a ello”.

Policías estatales se mudan ante amenazas

Sobre el tema, el secretario de Seguridad Pública del Estado, Álvar Cabeza de Vaca Appendini, manifestó que varios elementos de las FSPE sí se han tenido que cambiar de domicilio e incluso de municipio, ante las amenazas del crimen organizado, esto luego del decreto emitido por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para brindar apoyos económicos a los policías estatales para este fin.

No obstante, el funcionario estatal dijo que por seguridad no se puede dar a conocer el número de policías que se encuentran en esta situación

“Lo mantenemos con muchísima confidencialidad los apoyos que hemos hecho, inclusive con las autoridades de transparencia es información reservada de cuántos son los beneficiarios de estos apoyos”.

Dijo que aunque en algunos casos ha tenido que darse el cambio a otro municipio, los elementos siguen formado parte de la división a la cual fueron adscritos, “lo que hemos hecho son cambios de domicilio, para tener derecho a este beneficio deben seguir siendo parte de esta corporación”.

Y que los casos se estudian de manera detallada a fin de determinar que en efecto, un elemento se encuentra amenazado por la delincuencia organizada y está en riesgo.

“En donde nos consta que hay amenazas de la delincuencia organizada para rápidamente cambiar de domicilios, ubicarlos en otro domicilio, inclusive en otro municipio distinto a su municipio y donde la Secretaría de Finanzas aporte los recursos para estos cambios rápidos de los elementos”.

Afirmó que los ataques contra elementos de la FSPE tienen que ver con el combate en contra de la delincuencia organizada y en el trabajo de prevención, por lo que de manera constante los policías estatales reciben capacitación y adiestramiento, y también se han estado ajustando las operaciones en el número de elementos que realizan patrullajes para que tengan la fuerza de repeler cualquier intento de agresión.

Aunado a ello, dijo que cuando los policías están fuera de servicio, se han implementado diversos mecanismos internos y recomendaciones para garantizar su seguridad.

Protección para el 80% restante

Para el 80 por ciento restante que menciona el procurador, Carlos Zamarripa, fue que el gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, emitió el decreto que ordena nuevas medidas como protección para aquellos elementos, así como las familias de estos, cuya vida se ve amenazada por el crimen organizado.

El nuevo protocolo se emitió el pasado mes de mayo, luego de que los ataques contra elementos de los tres niveles aumentaran en el estado.

Esto se atribuyó a la estrategia para recuperar la paz en la entidad, lo cual ha llevado a la captura de varios integrantes de grupos criminales que terminan tomando represalias en contra de los agentes que ante el peligro tienen que abandonar su hogar junto a sus familias.

Pese a esto, la secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Sophia Huett subrayó en su momento que esta medida no se aprobó por temor al crimen organizado, sino como una forma en que el gobierno reconoce el trabajo que realizan los elementos y la responsabilidad que se tiene en la protección de estos y de sus familias.

El gobernador por su parte admitió que esta medida sí respondía a los ataques sufridos por los agentes. Además señaló, que el decreto se mantendría por lo que resta de su sexenio y que espera que sea ratificado por el siguiente mandatario para demostrarle ” a nuestros elementos que no están solos”.

Cacería de elementos

Guanajuato se encuentra a la cabeza en asesinatos de policías en el país, pues hasta ahora suman 37 elementos, tanto municipales como estatales, los que han muerto durante su jornada, saliendo de ella o en su día de descanso.

Salvo el caso de Miguel Ángel Hernández, policía de 22 años de Acámbaro, quien quedó atrapado en una balacera al salir de su casa para ir a trabajar, los últimos casos de homicidios de agentes ocurrieron en atentados directos.

En Silao lo persiguen hasta matarlo

Esta mañana, el policía preventivo de Silao identificado como Gerardo fue asesinado a la altura de la colonia La Vía 1, luego de ser perseguido por el bordo del río Silao.

Fue poco después de las 8:00 de la mañana que se realizó el llamado de auxilio. En la escena se encontró una camioneta roja todavía con los limpiaparabrisas activos, en el acceso al taller mecánico municipal.

El elemento se hallaba sin vida, recostado sobre el asiento del copiloto. Todavía portaba parte de su uniforme, pues acababa de salir de su turno. En el parabrisas se percibían varios impactos de arma de fuego.

En Cortazar lo agarran mientras dormía

Al interior de su domicilio, Jorge Domínguez coordinador de operativo, fue asesinado a balazos la madrugada del 24 de julio. Un comando armado irrumpió la vivienda del comandante de Seguridad Pública, en pleno centro de la ciudad.

El comandante llevaba 15 años en la coorporación y arrastraba al menos tres denuncias ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Prodheg), por violaciones y abusos comprobados. Lee la nota completa AQUÍ.

A Jorge no se le dio oportunidad de reaccionar y se le dejó en la sangrienta escena como se encontraba en ese momento, en ropa interior.

Los delitos de los que se le había acusado implicaban detención arbitraria de una persona en el 2014, así como la desaparición y lesiones contra otra en 2017, que se denunció en 2019.

Esperan para arrebatarle la vida en Apaseo el Grande

Durante su jornada laboral el 10 de junio, un tránsito municipal fue acribillado a balazos en la comunidad San José Agua Azul perteneciente a Apaseo el Grande.

Ernesto ‘N’ circulaba a bordo de su unidad, sobre la calle Cuauhtémoc cuando fue atacado a balazos. Aparentemente sus homicidas esperaron a que el elemento municipal estuviera a punto de descender de la patrulla para agredirlo. Los dos presuntos asesinos circulaban en una motocicleta.

En esta misma comunidad los delitos habían sido frecuentes y en la zona se reportaron incidentes durante la jornada electoral del 6 de junio.

Checa aquí el registro de Causa en Común: