Staff Correo

Cortazar.- Con 15 años en la corporación de la policía municipal de Cortazar, Jorge Domínguez Hernández fue asesinado cuando ya pesaban en su contra al menos tres denuncias ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Prodheg), por violaciones y abusos comprobados.

Un caso implicó detención arbitraria de una persona en el 2014, así como la desaparición y lesiones contra otra en 2017, que se denunció en 2019.

En el primer asunto, la víctima indicó que el 12 de octubre del año 2014 se encontraba conversando con otras personas en la calle Casuarina, cuando la patrulla número 421 llegó al sitio con cinco oficiales, que supuestamente atendían un reporte de robo a casa habitación. Los acusaron a ellos y minutos después en otra unidad el Comandante Jorge Domínguez Hernández procedió a detenerlos sin mayor prueba.

De esta denuncia, Prodheg emitió la recomendación al Presidente Municipal, Juan Aboytes Vera, de “que se gire sus instrucciones a quien corresponda con el propósito de que se inicie el procedimiento disciplinario correspondiente en contra del Oficial de Seguridad Pública, Comandante Jorge Domínguez Hernández, respecto de la Detención Arbitraria”.

La segunda “para que gire sus instrucciones a quien corresponda con el propósito de que se inicie el procedimiento disciplinario correspondiente en contra de los Oficiales de Seguridad Pública” de nombres Jorge Domínguez Hernández, José Guadalupe Gudiño Moreno, Cristian Fernando Reyes Maya y Juan Jesús López Sánchez, respecto de las Lesiones”.

En 48 horas, León se coloca como líder estatal de asesinatos
Foto: Archivo

El 27 de diciembre del año 2019 fue denunciado por la presunta desaparición de un hombre el 5 de noviembre del 2017.

La víctima refirió que un tercero le comentó que el día domingo 5 de noviembre de 2017, cerca de las 22:30 horas, su hermano fue interceptado por elementos de seguridad pública, mismos que lo esposaron y se llevaron detenido.

La tercera persona le comentó al denunciante que acudió a barandillas para poder liberarlo, pero le dijeron que no se lo podían dar, porque se quedaría detenido 72 horas, al día siguiente, él se trasladó a los separos para ver la situación del detenido, lugar donde le informaron que no tenían registro alguno de su detención, ni tampoco lo tenían en el lugar, motivo por el que presentó denuncia penal: la desaparición de su hermano.

De esta denuncia se reconoció la grave violación a los derechos humanos cometida en agravio de una persona por parte de elementos del seguridad pública municipal de Cortazar, Guanajuato.

Se inscribió a los familiares en el Registro de Víctimas, cuyo funcionamiento está a cargo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, a fin de que tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, a fin de que puedan acceder a una reparación integral del daño en torno a la gravedad de los hechos.

Previo consentimiento, se proporcionó a los familiares y allegados directos de la víctima atención médica y psicológica que requieran para el tratamiento que se desprenda directamente del caso concreto, proporcionándoles un trato digno, sensible y con calidez.

El número 36

Foto: Archivo

Fue la madrugada de este viernes cuando Jorge Domínguez, comandante de Seguridad Pública de Cortazar fue asesinado a balazos a manos de un comando armado que ingresó a su domicilio cuando se encontraba descansando.

El estruendo de las balas invadió el silencio de la calle Miguel Hidalgo en pleno centro de Cortazar, alrededor de las 2 de la mañana.

No fue sino hasta las 6 de la mañana que personal de la Fiscalía General del Estado llegó a la escena del homicidio y en cuestión de dos horas aproximadamente llevaron el cuerpo del comandante a la morgue de Celaya.

Lee la nota completa AQUÍ

Un foco rojo

Apenas unos días antes, la organización civil ‘Causa en Común’ había advertido que el número de policías asesinados en el estado representa un foco rojo, pues son estos los que deben proteger al ciudadano común.

Hasta el momento suman 36 elementos asesinados en lo que va del año en el terreno estatal, antes de este un policía de 22 años de edad de Acámbaro había sido asesinado presuntamente de forma accidental al salir de su casa y ser alcanzado por una bala perdida.

La especialista de ‘Causa Común’ Angélica Canjura había señalado lo preocupante que era que no se tengan las herramientas para hacer frente a la violencia extrema que aqueja al estado.

“Se puede observar que no tienen los elementos suficientes para poder hacer frente a la acción de la delincuencia organizada en Guanajuato que es importante allá, porque tiene altos índices de homicidios dolosos, de delincuencia organizada, de detenciones por narcomenudeo”, dijo.

De los 46 municipios de Guanajuato, 16 han sufrido la baja de algún elemento: Villagrán, Salamanca, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, León, Pénjamo, Guanajuato capital, Silao, Romita, Irapuato, San Francisco del Rincón, Comonfort, Acámbaro, Salvatierra, Uriangato y San Luis de la Paz, han sido los escenarios de estos delitos.

Lee la nota completa AQUÍ

LC