Scarleth Pérez

León.- El tiempo de espera para comprar un auto nuevo es de uno hasta seis meses. En León sí hay compradores, lo que no hay son vehículos nuevos para ofrecer, las agencias trabajan a medias. El desabasto de microchips o semiconductores es el motivo.

“Actualmente hay desabasto general en la industria, derivado de la falta de piezas, semiconductores en particular. Estas piezas se fabrican en China e India en su mayoría, el desabasto se da ya que fueron países muy golpeados por la pandemia, incluso hubo cierres de plantas, lo que derivó en una bola de nieve o cuello de botella, que provocó la escasez de la pieza”, relató Eduardo Talavara, Gerente general de la agencia Kia ubicada en el Adolfo López Mateos.

Las salas de venta están casi vacías, las agencias exhiben vehículos que ya están vendidos. El consejo de los compradores hacía los clientes es: “comprar lo que haya, sin ser exigentes en colores y modelos”. Eduardo explica que, los vehículos más afectados y de los que menos hay, son los de gama alta.

“Para crear un semiconductor, el tiempo de proceso es de cuatro meses y cada vehículo ocupa de mil 200 hasta 5 mil o 10 mil dependiendo del equipamiento y gama del vehículo, entre más alta, mayor es la cantidad de semiconductores necesarios para su funcionamiento, pues estos funcionan para echar andar la tecnología instalada en el automóvil”, dijo Eduardo.

En Hyundai de 100 vehículos que llegaban al mes, apenas están llegando 40 o 45. En el Chrysler del bulevar Hermanos Aldama, solo hay unos 15 vehículos en el inventario, antes sumaban los 200. Pero las marcas más afectadas por el desabasto son Volskwagen y Nissan, ahí la espera es de hasta seis meses.

En el caso de Kia, el tiempo de espera por un auto nuevo es de 1 a 2 meses, su producción se encuentra estable, aunque un poco reducida, por lo que ahora identifican una sobredemanda en la agencia, por ser una de las agencias con menor tiempo de espera.

Eduardo explica que los semiconductores no solo se utilizan en autos, sino en todo tipo de consolas de videojuegos, electrodomésticos, computadoras, celulares, tablets y demás aparatos tecnológicos, por lo que, también a causa de la pandemia, tuvieron sobre demanda por el trabajo y escuela en casa.

El negocio ahora es la compra-venta de seminuevos, por lo que la mayoría de las agencias están comprando a buen precio los seminuevos.

Según los expertos, dice el gerente de Kia, la producción de semiconductores se podría estabilizar hasta finales del 2022, “si todo sale bien”.

GM ya va por el quinto paro técnico

La carencia mundial de semiconductores a causa de la pandemia del nuevo coronavirus obligó al Complejo Silao de la ensambladora automotriz General Motors en el estado de Guanajuato a entrar en paro técnico, el quinto en lo que va de este 2021. Mientras que las líneas de producción reanudarán labores este 31 de octubre, personal de mantenimiento no regresa sino hasta el primero de noviembre.

Para sus cerca de 6 mil 500 empleados, General Motors de México tomará los días a cuenta de vacaciones o, en su caso, con pago al 50% de su salario.

La Planta Silao presentó otros paros en los meses de febrero, julio, agosto y septiembre. Ya en septiembre se había advertido que el cuarto paro no sería el último.

El proceso de ensamblaje de vehículos en las distintas plantas de GM, ubicadas en el municipio de Silao, sufrió afectaciones del 16 al 19 de febrero pasado, ante la disminución de la distribución de este combustible, derivado de las bajas temperaturas registradas en el sur de Estados Unidos, por lo que tuvieron que entrar a paro técnico.

El pasado 22 de julio se anunció que trabajadores del Complejo Silao de la armadora automotriz General Motors enfrentarían el segundo paro técnico del año, debido a la escasez de componentes que ha impactado el mercado internacional. Durante este periodo percibirían el 55% de sus salarios.

Sin embargo, a menos de una semana de haber reiniciado labores, un nuevo paro técnico se anunció debido a que la escasez de componentes a nivel internacional continúa. La Planta de Ensamble entraría en paro técnico a partir del lunes 9 de agosto y se esperaba reanudar actividades el lunes 16 de agosto.

Mazda también sufre

Mazda, en su planta Salamanca, también se vio obligada a detener su producción desde el 7 de octubre, reanudando el 12 del mismo mes.

El vocero de la empresa confirmó que esta escasez llevó a la empresa al paro en su producción, ya que se informó que la demanda de los vehículos de la empresa sigue siendo importante.

La planta Mazda Salamanca actualmente tiene una capacidad de producción de entre 150 y 160 mil unidades y genera 5 mil 200 empleos y ensambla los modelos Mazda 2, Mazda 3 y CX30.

De acuerdo a  información de medios nacionales, por esta misma situación ya se han visto afectados otras armadoras como Ford, General Motors, Volkswagen y Nissan que han anunciado paros durante este mes.

LC