Staff Correo

Con información de Damián Godoy y Jessica de la Cruz

Guanajuato.- El 18 de julio Sandra Paola Hernández Gutiérrez salió de su casa en la colonia Santa Julia, León, sin saber que sería la última vez que sería vista con vida. La joven madre de un niño de siete años fue notificada muerta dos semanas más tarde y tras una intensa búsqueda por familiares y amigos.

A sus 23 años, fue localizada junto a un hombre en un camino de terracería junto a la carretera León-Lagos con dos disparos de arma de fuego que le arrebataron la vida.

El caso de Sandra Paola se suma a un largo y doloroso recuento de mujeres asesinadas en Guanajuato, estado que en el último lustro ha liderado los indicadores nacionales de violencia contra la mujer y que, en 2014, se salvó de emitir la alerta de género que solicitaban organizaciones no gubernamentales.

Ficha que se hizo circular sobre Sandra Paola, antes de que fuera encontrada asesinada. Imagen: Redes Sociales

Reportes de la Fiscalía General del Estado (FGE) arrojan entre 2015 y junio de 2021 se habrían perpetrado 118 feminicidios en la entidad. Sin embargo, las resoluciones que emitió el Poder Judicial del Estado de Guanajuato (PJEG) exhiben otra realidad.

En ese mismo periodo, los jueces en Guanajuato vincularon a proceso a 271 presuntos feminicidas, más del doble de casos que la FGE reportó a nivel nacional —tanto en el sistema tradicional como en el de oralidad penal—, según consta en los reportes estadísticos de la PJEG.

El contraste, los registros de ambas instancias se acentuaron en 2018 y 2020, pues mientras la FGE clasificó sólo 58 expedientes como feminicidio, el PJEG vinculó a proceso a 152 presuntos feminicidas: una diferencia casi de 3 a 1.

Tal situación, tanto en el caso de Sandra como en el de muchas de estas víctimas, evidencia lo expuesto por autoras como Marcela Lagarde, quien ha señalado que en México “el feminicidio podría considerarse un crimen de estado, que contiene tanto los secuestros, crímenes y desapariciones de mujeres y niñas en un cuadro de desamparo institucional”.

“Feminicidio, a diferencia del asesinato de mujeres, guarda en su definición un elemento de impunidad de las muertes. Es decir, que el Estado no ejerce ni toma las medidas necesarias para enfrentar la violencia contra la mujer y la disuasión del feminicidio”, apunta Ana Isabel Garita Vílchez en su libro ‘La regulación del delito de femicidio/feminicidio en América Latina y el Caribe’

Mismo código penal, distintos criterios…

Ahora bien, sobre las diferencias entre ambos registros es fundamental tomar en cuenta que el PJEG clasifica como feminicidio los casos de tentativa –cuando el victimario intenta asesinar a una mujer, pero no consuma el crimen—, mientras que la FGE estos casos no los asume como tal, sino que los registra como lesiones dolosas contra una mujer.

Otra de las causas para esta diferencia es que los juzgadores reciben casos que sucedieron en años anteriores; es decir, en 2021 podría apenas judicializarse un caso de 2018, 2017, o cualquier anterior.

Sin embargo, aun considerando estos dos factores, persisten notables discrepancias entre los reportes de la FGE y las resoluciones de los jueces estatales.

Una muestra: de los 48 vinculados a proceso en 2019, sólo seis correspondían a años anteriores, doce fueron en grado de tentativa, y en los 30 restantes sí consumó el feminicidio y todos eran de 2019.

FISCALÍA GENERAL DEL ESTADOPODER JUDICIAL
AÑOCarpetas de investigaciónVinculados a proceso
20151632
20161427
20171235
20182155
20191848
20201949
20211825
TOTAL118271

Y hay más…

Apenas el pasado 7 de agosto, en León localizaron dos mujeres muertas en Brisas del Pedregal. Foto: Archivo

El estado de Guanajuato registró un aumento del 20.65% en las mujeres víctimas de lesiones dolosas a comparación del mismo semestre del 2020. Esto, al registrar hasta 3 mil 21 casos entre enero a junio de este año, que colocan a la entidad en el segundo lugar por este delito a nivel nacional.

Según la última actualización de las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Guanajuato suma 3 mil 21 mujeres que han sufrido lesiones dolosas entre enero y junio de 2021, es decir, 502 víctimas más que las reportadas hasta mayo y cuyo dato representa un incremento de hasta el 19.93% en sólo un mes.

El reporte representa además también un aumento del 20.65% al comparar la cifra con la del mismo periodo, entre enero y junio, del 2020.

De esta manera, 93.9 mujeres en un grupo de 100 mil han sido víctimas de ataques físicos con dolo en Guanajuato. Tasa que supera casi al doble la media nacional establecida en 50.2.

El pasado 12 de julio, en el estacionamiento de una centro comercial dos mujeres fueron asesinadas y dos menores resultaron lesionados. Foto: Archivo

No obstante, de las cifras del SESNSP dos registros resultan contrastantes: mientras Guanajuato anota sólo 11 víctimas de lesiones culposas (o accidentales) y se coloca entre los más bajos con este delito contra las mujeres,  la cantidad de víctimas en homicidio culposo expone un repunte de hasta el 33.33% en comparación con el mes anterior.

Y es que de las 132 mujeres víctimas de homicidio culposo contabilizadas hasta mayo, tan sólo en junio se sumaron 44 registros más para un total de 176 mujeres asesinadas sin dolo’ en el primer semestre del año. Dato que inclusive supera los homicidios dolosos.

Según reportan las cifras del SESNSP, durante el primer semestre habría 172 mujeres asesinadas en Guanajuato. Sin embargo, de estas, solamente el 11.05% ha sido catalogado como feminicidio, correspondiente a las 19 víctimas registradas en Irapuato, Celaya, Juventino Rosas y Silao, entre otros.

Tales municipios están ubicados en el top 100 de aquellos con más feminicidios en el país.

Guanajuato, en el top 10 de casi todos los delitos contra las mujeres que reporta el Secretariado, sobresale además en corrupción de menores. Donde el primer lugar se lo otorgan las 151 víctimas que contabiliza desde enero y que, en comparativa con el mismo periodo del año pasado, muestra un incremento de hasta el 51%. Así como un aumento del 23.77% contra la cifra de mayo.

ac