Fernando Velázquez

León.- El Tribunal de Justicia Administrativa ordenó a la Dirección General de Transporte del estado elaborar un nuevo estudio sobre la demanda del servicio de taxis ejecutivos, y con base en él, revisar si emite más permisos o no.

Lo anterior como respuesta a una impugnación que un ciudadano de León presentó el 4 de febrero de este año, luego de que la citada dependencia le negara en noviembre del 2020 la entrega de un permiso para ser taxi ejecutivo.

En su respuesta, la Dirección General de Transporte sostuvo que la necesidad de este servicio en León ya estaba cubierta, y en caso de que se accediera a otorgarlo a todos los solicitantes, se contravendría el orden y el interés público.

Este permiso es necesario para poder trabajar en plataformas como Uber, InDriver o DiDi.

De acuerdo con la resolución emitida en julio por Gerardo Arroyo Figueroa, magistrado de la Primera Sala del Tribunal, la negativa del permiso se basó en un estudio sobre la demanda del servicio de taxis ejecutivos en la entidad, elaborado por la empresa ‘SET Consulting’ en el 2016, a pesar de que la solicitud se hizo cuatro años después.

“La autoridad demandada no sostuvo su negativa en un estudio técnico actualizado (…) lo cual revela que el análisis de su petición fue llevado a cabo fuera de la realidad actual al existir condiciones totalmente distintas debido al aumento de la población que demanda el servicio”, se lee en la sentencia del expediente con folio 274/1ª Sala/2021.

Además, el magistrado señala que el propio estudio, que en ese entonces indicó que en León solo se requerían 550 taxis ejecutivos, precisa que para años posteriores se requiere actualizar las cifras poblacionales.

Por lo anterior, resolvió que la dependencia debe generar otro estudio técnico sobre este mismo tema, con datos poblacionales y económicos actuales, que sirva de base para determinar la necesidad del servicio especial de transporte ejecutivo en el estado, y concretamente, en el municipio de León.

Además, una vez que se cuente con dicho documento, deberá emitir una respuesta debidamente fundada a la solicitud de permiso que hizo el ciudadano para prestar este servicio.

Lleno de inconsistencias

El estudio que elaboró la agencia ‘SET Consulting’ en 2016 arrojó que sólo serían necesarios mil 314 permisos para servicio de transporte ejecutivo en el estado, una estimación que resultó muy alejada a la demanda real de los usuarios en las diferentes ciudades del Guanajuato.

De acuerdo con su análisis, para León serían suficientes 550 permisos, cuando actualmente hay cuatro mil registrados en Uber que ofrecen ese servicio en esa ciudad, y hay más plataformas en el mercado.

También resulta inexplicable que, para Irapuato, la segunda ciudad más poblada del estado, se haya concluido que se necesitaban 55 permisos, menos que otros municipios más pequeños, como la capital, Salamanca o San Miguel de Allende.

Pero hay más: ‘Set Consulting’ incluyó a Huanímaro, uno de los menos poblados del estado, entre los municipios que tienen la necesidad de contar con taxis ejecutivos, pero dejó fuera otros con más habitantes y mayor protagonismo en la economía estatal, como San Luis de la Paz, Abasolo y San José Iturbide.

Asesinatos y robos: la realidad a la que se enfrentan

De acuerdo a los propios testimonios de los taxistas, resaltaron que desafortunadamente este sector ha sido el más golpeado por la inseguridad en todo el estado. En el caso de Salamanca, tan solo en lo que va del año han asesinado a 2 chóferes, les han robado 18 unidades, 17 se han recuperado y una aún no, mientras que los robos y asaltos para despojarlos de sus pertenencias o la cuenta del día, se siguen registrando.

Como medida preventiva han tenido que dejar de trabajar de noche, “de los 760 taxis que tiene Salamanca, después de las 11 de la noche, si acaso unos 20 andan trabajando; la mayoría guarda su unidad, para no exponerse a ser asaltado. 

Otro caso que resaltó fue el de ‘El Pecas’, quien fue un taxista fue asesinado a bordo de su unidad en la ramificación del túnel Ponciano Aguilar hacia la Preparatoria Oficial en Guanajuato capital.

También los acusan de delitos

Por otro lado, los crímenes por parte de taxistas generaron también una sensación de inseguridad entre los ciudadanos, como es el caso del joven Brandon Velázquez en León, quien tomó un taxi la madruga del jueves en la calle Madero. Horas más tarde, sus familiares lo reportaron como desaparecido. Para la noche del viernes informaban que ya lo habían encontrado, pero sin vida.

Ante esta situación, los taxistas leoneses pidieron no juzgar a todos los trabajadores del transporte de la misma forma. Indicaron que ellos a su vez también corren muchos peligros, pues el oficio de taxista es uno de los más arriesgados.

Incluso el gremio de taxistas se manifestó para exigir que no sean satanizados y pedirle a las autoridades esclarecer el hecho.

Desde las siete de la noche al menos 400 taxistas se reunieron en las instalaciones del parque explora para ahí organizarse e iniciar con una manifestación pacífica a lo largo de la calzada de los héroes para posteriormente llegar hacia la zona centro.

Con pancartas y mensajes en los cristales de los vehículos se podían leer las leyendas “no somos delincuentes” y “justicia para Brandon”.