Manuel Arriaga

Pénjamo.- En el municipio de Pénjamo se unen los dos ríos más importantes pero también los más contaminados del Estado, el Turbio y el Lerma, los cuales, a su paso por varios municipios, arrastran los remanentes que dejan las actividades industriales, llevando consigo metales pesados que son dañinos para la salud.

Uno de los ríos más contaminados del Estado, es el Río Lerma y es precisamente en este afluente donde se han encontrado indicios de metales pesados qué hacen insostenible la vida y ponen en peligro la salud de las personas que viven en las zonas aledañas a este cuerpo de agua.

De acuerdo al diagnóstico de calidad del agua de la región hidrológica Lerma-Santiago-Pacífico, realizado por la secretaría del medio ambiente y la Comisión Nacional del Agua, en el periodo comprendido del 2012 al 2018, logró determinar la calidad del agua en 840 sitios de la región hidrológica, de los cuales 21 sitios corresponden al río Laja, 44 al río turbio, 72 al río Santiago parte alta, 39 corresponden al río Santiago de la parte baja y 9 sitios al río Lerma, en la localidad de Salamanca.

También lee: Héroes ambientales: reconocen labor de limpieza del Río Lerma de Juan Manuel y sus hijos

De los 840 sitios muestreados, las dependencias federales encontraron que en 220 sitios que corresponden el 26.2 por ciento del total, no cumplen con la calidad microbiológica medida con Los indicadores o la calidad del agua están alteradas por sólidos suspendidos totales y porcentaje de saturación de oxígeno disuelto.

El mismo estudio revela que en 449 sitios que corresponden el 53.5% de los sitios muestreados, no cumplen con normas en materia de toxicidad y enterococos.

Dentro del Estado de Guanajuato, encontraron que en la zona del río Apaseo se incumple con el límite máximo permisible establecido para coliformes fecales para los dos usos, tanto agrícola como industrial, dónde además se encontraron sólidos suspendidos totales, grasas y aceites, nitrógeno total, coliformes fecales y sólidos sedimentables, tanto para el uso de riego agrícola como para la protección de vida acuática.

Por otro lado en el municipio de Salamanca, se encontró contaminación microbiológica, dónde además se encontró bajo contenido de oxígeno disuelto y fueron muestreados sitios que presentaron alta toxicidad.

Te puede interesar: Antes de las tragedias, el Río Lerma solía ser un lugar familiar

Por donde paso deja peste

El Río Turbio es uno de los cauces más contaminados del estado de Guanajuato, es el reflejo del daño ocasionado por el hombre en más de tres décadas, sin control alguno. Durante más de 18 años, los municipios por donde cruza han efectuado reuniones para buscar el saneamiento del cauce sin resultados palpables, los habitantes que viven en la rivera tienen que soportar la contaminación y los malos olores que ocasionan sus aguas, sobre todo en temporada de calor.

El arsénico y otros metales pesados provenientes principalmente de la industria del calzado de la ciudad de León son los contaminantes más peligrosos que llegan a la región suroeste del estado de Guanajuato a través del río Turbio, cauce que requiere de saneamiento urgente e inmediato.

Lee más AQUÍ

Habitantes aledaños también soportan inundaciones

Aproximadamente 200 familias que viven en la zona del margen del río de Santa Ana Pacueco y que se encuentran asentadas dentro del cauce del Río Lerma, en límites con el estado de Michoacán fueron algunas de las afectadas por las inundaciones de hace unos meses. Pero este no es un problema nuevo ni raro para quienes viven en esta área.

Lee más AQUÍ.

LC