Staff Correo

Guanajuato.- En la última semana, cuatro socavones se han abierto en tres municipios de Guanajuato. Dos en Celaya, mientras Silao y Moroleón registraron uno cada uno.

Las fuertes lluvias han sacado a relucir el mal estado de las carreteras y de las redes de drenaje, pues en tres de las ocasiones, la zona que se abrió era en concreto o asfalto. Solo en Celaya una de sus emergencias ocurrió en tierras de cultivo.

Fue el 30 de junio cuando en Celaya, un camión de transporte público fue tragado por la tierra, generando pánico entre los pasajeros y causando intenso congestionamiento vial. Afortunadamente, no se registraron heridos por este hecho.

El siguiente hecho ocurrió nuevamente en este municipio, el pasado 5 de julio. En esta ocasión el suelo cedió a las lluvias en tierras de cultivo, generando un hoyo de hasta cuatro metros de diámetro, con una profundidad de tres.

En este caso, se cree que el incidente pudiera haber ocurrido debido a un antiguo túnel, de acuerdo a lo comentado por un empleado de la ex hacienda. Sin embargo, de esta información no se tiene certeza.

Al día siguiente, es decir el pasado martes 6 de junio, en la carretera libre de Guanajuato a Silao se tuvo que cerrar la circulación al observarse que en el carril derecho, a la altura de la colonia Villas de Guadalupe conocida como ‘Colonia del Gas’ y frente a la empresa General Motors había un gran agujero.

Este problema se debió aparentemente a un problema en el tubo de drenaje que pasaba por debajo de la vía.

El último caso se registró la tarde de este miércoles en Moroleón. De acuerdo con las autoridades el tránsito de vehículos pesados aunado al mal estado del drenaje ocasionó que se hiciera el hoyo de alrededor de un metro de diámetro en la avenida Ponciano Vega.

En todos los casos, autoridades ya trabajan en arreglar los desperfectos para restaurar el uso de las vías o del suelo dañado en estos puntos.

LC