Salamanca pierde su ‘título’ como ciudad industrial con cierre de empresas

Fotos: Cuca Domínguez

Cuca Domínguez

Salamanca.- La franja de empresas instaladas sobre la carretera federal 45, en el tramo Villagrán-Salamanca que en los años 80s y 90s dieron el nombre de Salamanca ciudad industrial, prácticamente se ha extinguido. Negromex, Fertimex, Quidesa, Tekchem y ahora Univex se les recuerda por la bonanza económica que trajeron al municipio, solo después de las entonces para estatales Pemex y CFE.

El secretario general vitalicio de la CTM, Carlos Muñoz Mosqueda, en diversas declaraciones ha informado que la debacle de las empresas del sector se vino dando desde que la refinería local dejó de proveerles materia prima y de ahí incluso comenzó la disminución de las fuentes de empleo sindicalizadas.

De acuerdo al diario de la Federación DOF: 27/08/1986, Negromex tenía permiso para elaborar hasta 55 mil toneladas métricas anuales en conjunto, de hules polibutadieno y estireno-butadieno, mediante la optimización de su proceso en su planta ubicada en Salamanca, Estado de Guanajuato.

El Centro de Investigaciones Interdisciplinarias de ciencias y humanidades, de Guadalupe Valencia García, destaca que las empresas Univex. Fertimex y negromex, ubicadas en Salamanca sobresalían como las importantes a nivel estatal, ésta junto con Química Central y Resinas Sintética de León, en los 90s ocupaban el 13 por ciento de los trabajadores de la entidad y eran los mejor remunerados y contaban con mayores niveles de calificación.

Ve también: Banxico prevé más aumentos en la inflación, pega alza de precios en EUA

Las industrias químicas y petroquímicas deben su existencia en Salamanca a la instalación de la refinería ‘Ing. Antonio M. Amor’, y a la demanda de materias primas para los sectores agrícola y manufacturero. Las empresas ubicadas en Salamanca, formaban parte del padrón de empresas importantes del estado por su producción de hule sintético o el insumo para el nylón 6. La de ácido acético, de amoniaco, azufre y anhídrido carbónico entre otros.

‘La salida a Celaya’ era el camino diario de los obreros de las diversas plantas,  en bicicleta, en camión o vehículo particular, era el tramo que muchos obreros recorrían y que hoy se ha disminuido de manera exponencial.

Por el auge de la petroquímica se desarrollaron los fraccionamientos de Infonavit, al menos la uno en sus dos secciones y la infonavit 2, impulsados por la CTM que era la fuera obrera que representaba a todos los trabajadores petroleros.

El alcalde César Prieto Gallardo destacó que el cierre de la empresa Univex fue por problemas internos, que seguramente derivan de costos internacionales y demás temas de operación, pero estamos preocupados por los empleos que se pudieran perderse y ocupados en tener el contacto con ellos y ver de qué manera pudiéramos colaborar.

Como bien dijo la directora de Desarrollo Económico, ya tiene la consigna de buscarlos para ver de qué manera, si hubiera una situación en la que el gobierno municipal o a través de la gestión pudiéramos evitar que esta empresa cierre, aunque al final de cuentas es una decisión que ellos tomaron, pero si nos preocupan.

Luego destacó que no cree que haya más empresas en esta situación, “creo que la reactivación económica se viene a Salamanca, vienen varias inversiones, estamos gestionando precisamente que Salamanca sea referente a nivel nacional y si se puede a nivel mundial, para la inversión, se tienen muchas condiciones; por ello creemos que este tema de Univex, deriva de un tema interno, de su operatividad”, concluyó.

El fin de una era

La empresa Univex y su filial Sales del Bajío, iniciaron el proceso de cierre de sus instalaciones, que tenían más de 45 años en esta localidad.

Trabajadores de ambas empresas informaron a correo que fueron despedidos e incluso el proceso estuvo supervisado por personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Se estima que la plantilla estaba integrada por unos 200 trabajadores.

Estas empresas que se ubican sobre la carretera federal 45 llegaron a ser las mejores del país en su ramo. Univex era productora de caprolactama de alta calidad, materia prima para producir Nylon 6, avalado por sus sistemas de aseguramiento, destinado a la producción de textiles, alfombras, plásticos de ingeniería y cuerda de llanta.

Sin embargo, la demanda descendió debido a la llegada de caprolactama de importación China, lo que afectó a la planta local, que incluso de manera reciente y en medio de a pandemia de la covid-19, realizó paros técnicos, que a la postre los llevó a programar el cierre de su planta en el municipio.

Jesús Galván Rodríguez, gerente de capital humano de la empresa UNIVEX S.A confirmó que cerrarán en su área de producción de caprolactama y su filial Sales del bajío por lo que efectivamente se ha iniciado el proceso de despido de cerca de los 200 trabajadores. Sin embargo, precisó que el área de fertilizantes seguirá operando, por lo que los trabajadores de esta área se mantendrán, se estiman pudiera tratarse de casi 200.

Dijo que la decisión de cerrar tras 45 años de operaciones esta planta, “fue por los precios, no hay tanta importación de este material, si no los precios a nivel mundial que se han caído y la situación en el mercado se complicó; durante mucho tiempo se estuvo haciendo el esfuerzo; por más de 3 años se trató de mantener la fuente de trabajo, sin embargo, la situación se volvió insostenible, no vemos un cambio en el corto plazo desgraciadamente y por ende se tomó la difícil decisión del cierre”.