Fin de una era: Despiden a casi 200 por cierre de Univex y Sales del Bajío en Salamanca

Foto: Cuca Domínguez

Cuca Domínguez

Salamanca.- La empresa Univex y su filial Sales del Bajío, iniciaron el proceso de cierre de sus instalaciones, que tenían más de 45 años en esta localidad.

Trabajadores de ambas empresas informaron a correo que fueron despedidos e incluso el proceso estuvo supervisado por personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Se estima que la plantilla estaba integrada por unos 200 trabajadores.

Lee también: Inflación impactaría en préstamos personales y tarjetas de crédito

Estas empresas que se ubican sobre la carretera federal 45 llegaron a ser las mejores del país en su ramo. Univex era productora de caprolactama de alta calidad, materia prima para producir Nylon 6, avalado por sus sistemas de aseguramiento, destinado a la producción de textiles, alfombras, plásticos de ingeniería y cuerda de llanta.

Sin embargo, la demanda descendió debido a la llegada de caprolactama de importación China, lo que afectó a la planta local, que incluso de manera reciente y en medio de a pandemia de la covid-19, realizó paros técnicos, que a la postre los llevó a programar el cierre de su planta en el municipio.

“Ya no pudimos competir con otros países y ahora estamos sin empleo. Hace años perdimos el Contrato Colectivo de Trabajo y nos recontrataron, pero con menores salarios. Univex era de las empresas que mejor salarios y prestaciones pagaban, por ejemplo, las utilidades eran muy buenas, puedo decir que se podías comprar un buen carro”, aseguró un obrero despedido.

Ve también: Banxico prevé más aumentos en la inflación, pega alza de precios en EUA

En tanto que Sales del Bajío, empresas que ofertan fertilizantes, nitrogenados inició con el despido de su personal, “solo se ha quedado el turno de la mañana, pero solo en lo que se acaba la materia prima y llevar la planta paro seguro, pero también serán despedidos”, confió un trabajador liquidado.

Inflación también afecta

La reciente inflación que impactó a Guanajuato ha generado un golpe duro en la economía de los ciudadanos, especialmente en algo tan elemental como lo es la canasta básica, necesaria en todos los hogares.

En la primera quincena de noviembre, el índice de precios se situó en un 7.05% anual, la mayor cifra desde el año 2001, esto según lo publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ver nota: Inflación acelera crecimiento, llega al 6.24% en octubre: INEGI

Desde los comerciantes hasta los compradores se han visto afectados por esta nueva crisis, ya que los productos cada vez inflan sus precios de forma exorbitante aumentando desde 20 a 30 pesos en un muy corto periodo de tiempo.