Nayeli García

Irapuato.- Los centros penitenciarios del estado están sobrepoblados y los reos viven en el hacinamiento, reveló el Censo Nacional del Sistema Penitenciario en los ámbitos estatales y federales  2021, del INEGI, con una tasa de ocupación del 105.7 por ciento, es decir que están rebasados los 6 mil 345 espacios disponibles.

Ante esta sobrepoblación que presentan los centros penitenciarios de Guanajuato, la secretaria ejecutiva de Seguridad Pública, Sophia Huett advirtió que la única solución es la construcción de más cárceles, por lo que antes de que termine el sexenio de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se deberá concretar el Cereso en Celaya, pues las detenciones van a continuar y es un tema pendiente, pues fue anunciado en septiembre del 2020.

“En términos generales yo creo que hoy Guanajuato está en un momento que se requiere construir nuevas cárceles no podríamos estar pensando en una vía como por ejemplo el tema de la amnistía para poder desahogar cárceles, no es el momento,  yo creo que hoy Guanajuato lo que se requiere son nuevos espacios y el mensaje es claro, el gobierno no va a parar hasta poner tras las rejas a aquellas personas que están causando daño a la población”, advirtió.

También lee: Guanajuato debe analizar alcance del decreto de liberación de presos: Héctor Tinajero

Según el censo, durante el 2020 ingresaron a la cárcel 6 mil 214 personas, ubicando a Guanajuato como el sexto nacional en ingresos a prisiones y ubicándose con cerca de 300 detenidos, más que lo que concentraron todas las cárceles federales; sin embargo fueron liberados en el estado, 5 mil 344 personas.

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2020 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, señala que Guanajuato tenía al cierre del 2020, una población de 6 mil 684 reos, por lo que estaban operando al 105 por ciento; incluso en la revisión que se hizo a los Centros de Readaptación Social (Ceresos) de Irapuato y Celaya señalaron como focos rojos el hacinamiento y la sobrepoblación en el primero y en el segundo la insuficiencia de las instalaciones para la operatividad del centro.

Fotos: Eduardo Ortega

“Estamos justamente al límite porque se está trabajando mucho, el hecho de que se haya mantenido esta política constante del combate al crimen, es decir que en Guanajuato sí se combate a los delincuentes, sí se les mete a la cárcel, ha provocado que hoy ya se esté considerando nuevos centros penitenciarios”, explicó Sophia Huett.

Pese al hacinamiento, los Ceresos de Guanajuato son bien evaluados por las instituciones de derechos humanos e incluso organismos internacionales, por lo que ya no es la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la que habla bien de sí misma, señaló la secretaria ejecutiva.

También te puede interesar: Cereso Mil: historial de abusos, violencia y riñas entre presos

Y es que el diagnóstico de la CNDH calificó a los centros estatales con una puntuación de 8.04 que los coloca en luz verde, mientras que al Cefereso de Ocampo, que es del Gobierno Federal lo puso en color amarillo con 7.73, pues aunque en este espacio no se tiene hacinamiento ni sobre población se observó la insuficiencia de personal de seguridad y custodios, así como en la insuficiencia de aplicación de sanciones y acumularon 86 quejas ante Derechos Humanos.

En el aparto de incidencias establece que en los centros estales se registraron durante el 2020 dos riñas, tres conductas de riesgo y tres quejas, mientras que en el Cefereso número 12, se registró un homicidio, 40 riñas, 3 suicidios.

Sophia Huett puntualizó que en las cárceles de Guanajuato: “No hay condiciones de autogobierno, hay condiciones de una autoridad penitenciario fuerte, firme, la propia calificación que da la Comisión Nacional de Derechos Humanos así lo refrenda”.

Y es que incluso el Cefereso ubicado en Guanajuato fue ubicado en primer lugar nacional en contagios de covid, con 102 y un muerto, mientras que en los ceresos, se registraron seis casos: 3 en Irapuato, dos en Salamanca y uno en León.

El gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo comentó durante su reciente visita a Irapuato, que en lo que va de su administración han metido a la cárcel el doble de personas que durante todo el sexenio pasado, por lo que las cárceles están sobre pobladas y es un problema más a resolver.

“Prefiero que estén en la cárcel a que estén en la calle haciendo daño a los ciudadanos guanajuatenses”, sentenció.

Te puede interesar: Hay 10 guanajuatenses presos en El Altiplano

LC