Fernando Velázquez

Temacapulín, Jalisco.- Las tenues esperanzas de que León recibiera agua de El Zapotillo parecen haber recibido una estocada mortal: el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la nueva propuesta para continuar con la presa, si bien evitaría la inundación de los poblados jaliscienses de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, no tendría la capacidad de dotar de agua a León.

El Presidente de la República visitó Temacapulín, la principal trinchera de quienes se oponen al megaproyecto hidráulico cuya construcción inició en el 2011, y al cual se han destinado alrededor de 6 mil millones de pesos.

Ahí, en la plaza principal y frente a unos 150 habitantes de las tres comunidades mencionadas, les subrayó la urgencia de destrabar este tema para alcanzar a hacer las acciones que sean necesarias antes de que termine su sexenio.

Ver nota: Gobierno de Guanajuato insiste en agua de El Zapotillo; piden nueva cita con AMLO

Fotos: Cristina Muñoz

“Si dicen sí (a la presa), apenas y tenemos tiempo de terminar lo que se emprenda para el 2023; si dicen que no se quede la presa, como no la vamos a destruir, tenemos apenas tiempo para construir muros de protección porque si queda como está y se viene una avenida de agua inesperada, se puede vencer la cortina y se inunda todo, entonces no se puede dejar así”, dijo.

Adelantó que el próximo fin de semana acudirá el titular de la Conagua, Germán Martínez Santoyo, para exponerles los detalles de la nueva propuesta para El Zapotillo, que implica que quede con una cortina de 80 metros y con ello, salvar de inundarse a Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

Sin embargo, este nuevo planteamiento reduciría el volumen de captación de la presa, el cual solo dotaría de entre 3 y 3.5 metros cúbicos de agua por segundo a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Los Altos, quedándose León fuera de la ecuación.

Ver nota: Se cae El Zapotillo… para León: amparo y gestiones de AMLO dejarían agua en Jalisco

“No podría tenerse esa capacidad de abasto porque la cortina se quedaría en 80 metros y además sería menos el volumen disponible de agua, no alcanzaría para dar agua a León, así de claro, el agua solo se quedaría en Jalisco”, dijo López Obrador en un evento posterior realizado en las inmediaciones de la presa.

Foto: Cristina Muñoz

En la reunión, celebrada en la plaza principal de Temacapulín, participaron habitantes de los tres pueblos, quienes le agradecieron su visita y reiteraron su principal exigencia: que ni Temacapulín, ni Acasico ni Palmarejo sean inundados.

“Lo que quiero es que con mucha objetividad se decida aquí entre ustedes. Si dicen que no es posible (continuar con la presa), yo necesito tener ya una respuesta definitiva, pero sí quiero que lo analicen. Sea en un sentido o en otro, apenas tengo tiempo de concluir lo que se decida y no quiero dejar una herencia a los que vienen”, dijo.

Explicó que en caso de que decidan no continuar con la presa, habrán de construirse muros de protección que eviten que eventualmente, fuertes lluvias y acumulamiento de agua puedan terminar por inundar a los referidos pueblos.

En este escenario, adelantó que él regresará dentro de un mes para que los pobladores le informen cuál es su decisión final y con base en ello, emprender las acciones consecuentes.

Ver nota: En el Zapotillo el agua no alcanza para León: pobladores advierten sequía y escasez

Tras casi 15 años de lucha, los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo lograron sobreponerse a la obra de la presa El Zapotillo y asegurar la permanencia de sus pueblos y su arraigo. Andrés Manuel López Obrador fue el último de los presidentes a los que enfrentaron con sus demandas, luego de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Buscará alternativas para León

Dicho lo anterior, el Presidente de la República añadió que se reunirá con autoridades de Guanajuato y de León para buscar alternativas que permitan solucionar el problema del agua.

“Tendríamos que buscar opciones para León, tendríamos que hablar con las autoridades de Guanajuato para ver cómo ayudamos, porque ellos también necesitan agua. Hay que tener en cuenta que el agua es vida, no se puede vivir sin agua y tenemos que buscar opciones”, aseguró.

Con la presencia del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro y de la Secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, la comitiva presidencial presenció la exposición de la propuesta para el uso y disposición del agua que captaría la presa El Zapotillo, si su continuación es aceptada por los pobladores.

Aunque la ciudad de León estaba incluida como beneficiaria del agua de la presa El Zapotillo, no hubo invitación al gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ni iniciativa de su parte para ser incluido. Imagen tomada de transmisión.

El ingeniero Germán Martínez Santoyo titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), detalló que el proyecto original contemplaba una presa con una cortina de 105 metros, que permitiría almacenar hasta 866 millones de metros cúbicos de agua, pero para lograrlo, se necesitarían 12 días continuos de lluvias muy fuertes, fenómeno que no ha ocurrido en los últimos 70 años.

A 80 metros, su capacidad se limitaría a 411 millones de metros cúbicos, la propuesta es con ello dotar de 3.5 metros cúbicos para Guadalajara. Este planteamiento fue descrito por López Obrador como “no es lo deseable; es lo posible”.

Ver nota: Guanajuato, a la expectativa de El Zapotillo; Diego Sinhue no estará en Jalisco

“Únicamente a Guadalajara por que la capacidad que tendríamos de 130 millones de metros cúbicos es en un nivel que no inunde ni a Temacapulín, Acasico y Palmarejo”, indicó el ingeniero.

“Pensamos que si llenamos la presa en estas condiciones pudiera tenerse y aprovecharse para abastecer a Guadalajara (…) es una consideración que nos lleva a pensar que debemos dejar la presa tal como está y aprovechar los túneles de desvío”.

Con esta propuesta se agregaría a la obra un control automático de niveles, para que no se exceda de los 1 mil 600 metros el nivel del agua de operación de las compuertas.

“No alcanzaría para dar agua a León, así de claro. El agua sólo se quedaría en Jalisco, tendríamos que buscar opciones para León”, señaló el presidente en sus palabras en el breve evento armado en las inmediaciones de la presa.

“Que difícil es tener que atender un tema, que no hice yo y que no hizo usted. Esta presa, es producto de decisiones que se tomaron a la espalda de los ciudadanos…”, expresó el gobernador Enrique Alfaro en su turno al micrófono. Imagen tomada de transmisión.

López Obrador recalcó que la propuesta de operación a 80 metros, garantiza que ya no se inunden las tres poblaciones de Jalisco que se oponen a las obras.

“La buena nueva es decirles que no se van a inundar, yo firmaría ese compromiso y lo elevaríamos a rango de ley, mediante un decreto, para que estén completamente seguros de que no va a suceder, nada que afecte a los pueblos, no se van a inundar”, expresó.

Sostuvo que se le tiene que dar preferencia al consumo de agua doméstica, y se debe crear un mecanismo para que no se acapare el agua: “Para ser justo, hay que darle más agua a quien más lo necesita, no puede haber trato igual entre desiguales”.

Vista general de la presa El Zapotillo del pasado 2 de agosto de 2021. Foto: Cristina Muñoz
  • La construcción de la presa El Zapotillo inició en 2011.
  • Su diseño original consideraba una cortina de concreto con una altura de 105 metros, con la cual se podría almacenar un volumen de agua de 866 millones de metros cúbicos.
  • Se pretendía que abastecería de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara con 4.5 metros cúbicos de agua, a los Altos de Jalisco (1.8 metros cúbicos) y a León con 3.5 metros cúbicos.
  • Ahora, la propuesta presidencia es que solo dote de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara con 3.5 metros cúbicos.

Transmisión oficial desde El Zapotillo