Staff Correo

León.- El Gobierno de Guanajuato lamentó lo que calificó como “una decisión unilateral” el dejar fuera del proyecto El Zapotillo a la ciudad de León, Guanajuato.

Por lo anterior, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo nuevamente solicitó audiencia con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y funcionarios de Comisión Nacional del Agua (Conagua) para exponer y analizar las implicaciones sociales y económicas que tendría ésta decisión para León.

“El Gobierno de Guanajuato lamenta la decisión unilateral del Gobierno Federal de no tornar en cuenta a los ciudadanos leoneses, ante el anuncio de dejar fuera del proyecto de El Zapotillo a la ciudad de León”.

Ver nota: No habrá agua de El Zapotillo para León; AMLO pacta con pueblos de Jalisco

El avance en la obra de la cortina es mayor y se encuentra prácticamente terminado. Fotos: Cristina Muñoz

Según se informó en un boletín, la reunión también sería “para dar a conocer todo el proceso técnico y de inversión que se ha realizado en los últimos años por el Gobierno de Guanajuato, Jalisco, Federación y el Ayuntamiento de León”.

Insistieron en que la presa El Zapotillo es un proyecto hidráulico que da viabilidad en el abasto y distribución de agua no sólo para los habitantes de la ciudad de León, sino también para la población de Los Altos de Jalisco y Zona Metropolitana de Guadalajara.

“El Gobierno de Guanajuato reitera su petición de audiencia con el Gobierno Federal, para conocer las condiciones técnicas que se tornaron en cuenta para suspender el trasvase de agua a la ciudad de León”.

Asimismo, enfatizó la necesidad de ver con las instancias federales las soluciones para atender la demanda del vital líquido de los habitantes del municipio de León.

Municipio de León pide junta con CONAGUA

A través de un comunicado, el presidente Héctor López Santillana pidió una junta urgente con la dirección de la Conagua para que se reconsiderara la decisión de no tomar en cuenta a León para el proyecto del Zapotillo, pues advirtió que esa agua era “urgente” para el municipio.

SAPAL también pide audiencia

El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) solicitó una audiencia al presidente Andrés Manuel López Obrador con Germán Martínez Santoyo, director general de CONAGUA.

El organismo advirtió que si León no recibe agua del Zapotillo, se pone en riesgo el desarrollo de la ciudad, la industria, el comercio, los empleos y las familias.

“El estrés hídrico es ya muy preocupante, con abatimiento de 1.5 a dos metros de profundidad cada año, para poder extraer el agua”, señaló en un comunicado de prensa.

Asimismo, detalló que según el INEGI se advierte una tasa de crecimiento poblacional en León de 2.1% anual, lo que exige a SAPAL incrementar su cobertura y dotación del vital líquido a la población.

“El cuidado del agua por parte de los leoneses, la eficiencia de SAPAL —que lo colocan como líder a nivel nacional— y los programas de reúso del agua en los que se ha trabajado arduamente, no bastan”, advierte.

El organismo recordó que existe un decreto presidencial desde 1995, pero con resolución emitida en 2015 por la autoridad federal en favor del Estado de Guanajuato, que garantiza a León recibir 119 millones 837 mil metros cúbicos anuales de agua a través de SAPAL, proveniente de la presa Zapotillo.

Por lo anterior, SAPAL consideró: “de vital importancia el que la voz y los derechos de los leoneses, sean escuchados por el Presidente de la República y el director general de CONAGUA. Sr. Germán Martínez Santoyo, ante la próxima resolución del Zapotillo”.

‘Enderezando entuertos’

“En eso andamos; enderezando entuertos”, exclamó Andrés Manuel López Obrador en un videomensaje grabado con la panorámica de la Presa El Zapotillo de fondo.

Casi de forma simultánea al comunicado oficial del Gobierno del estado, la presidencia difundió el video del mandatario donde se resaltó que sólo de inicio, la obra hidráulica tuvo un costo de 6 mil millones de pesos.

“Desde luego esto se hizo cuando no se consultaba a la gente y lo único que importaba era el dinero (…) Todo lo que sacaban las empresas constructoras, funcionarios corruptos”.

Al reiterar que el agua que se propone almacenar en esta presa sólo alcanzaría a los Altos de Jalisco y la Zona Metropolitana de Guadalajara, puntualizó que a León “no le quedaria más que buscar otra alternativa”.

“Buscar opciones, alternativas, para que haya agua en León. Pero así no se inundarían los tres pueblos y no quedará tirada esta obra y desperdiciado el dinero público del presupuesto”.

Por lo anterior, instó a los pobladores a pensar en la continuidad del proyecto pues “no es agua para las grandes corporaciones, es agua para uso doméstico de la que padece mucha gente, por lo que es preciso decidir sin cargas ideológicas por que hay ecologistas, activistas, de todo México y hasta del mundo” en el tema.

ja/ac