Nayeli García

Irapuato.- El alcalde, Ricardo Ortiz, advirtió que no será tapadera de nadie con respecto a los daños que una tormenta ocasionó al estadio Sergio León Chávez el fin de semana pasado, pero señaló que tampoco echará culpas sin tener argumentos, por lo que será el peritaje, en donde se determine cuál fue la falla

Aunque no quiso adelantar juicios, consideró que la caída de la techumbre del estadio se debió más a un accidente que a una negligencia por parte de la empresa Tomcaz, propiedad de la familia Tomé, con quién dijo ha trabajado muy bien y nunca han tenido problemas. 

“Yo debo pensar que haya sido más el accidente que alguna negligencia. Sin embargo, esto habrá que determinarlo. Nosotros no vamos a tapar nada, pero tampoco vamos a echarle culpas a alguien sin saber si realmente cometió algún error, entonces vamos a esperar el peritaje”, indicó. 

Enfatizó en que la tormenta no sólo afectó al estadio, que de por sí tuvo una semana muy ajetreada entre denuncias y demás, sino que en el Irekua se cayeron 11 árboles y en toda la ciudad hubo varias afectaciones. 

Recodó que la obra cuenta con peritajes de profesionales y la Dirección de Obras Públicas, encabezada por Jonathan Muñoz Angulo estará preparando el peritaje con expertos que ayuden a determinar qué fue lo que ocurrió e iniciar las reparaciones del mismo. 

¿Irapuato en Liga Premier? 

A casi un mes de que el Club Deportivo Irapuato quedó fuera de la Liga de Expansión, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez aún no habla con el principal accionista del Grupo Tecamachalco, Fernando San Román, quien convocó a una consulta para decidir si el Irapuato participa o no en la Liga Premier, en donde ya forma parte de la Apertura 2021

“Creo que sí tendría que sentarme con él para determinar la situación, porque por un lado está a lo mejor el legítimo derecho, pero también la legítima obligación y entonces habrá que ver si se cumple, no se cumple, cuáles de estas cosas no se dan y si es que se van a dar con una simple consulta, habrá que esperar”, indicó. 

Compartió que el contrato era claro: estás un año, si subes a Expansión, seis años más, pero si no subes ahí se acabó. Sin embargo, dijo no estar peleados con ningún equipo y tener que revisar la información que ellos tienen y ver en qué términos está todo. 

“Yo me voy en dos meses, lo que quisiera es dejar algo avanzado para dejar de lado tanta problemática y tanto ruido y tanta situación, que lo único que afecta es el futbol, entonces aquí la cuestión es dejar las cosas en orden, ojalá que San Román se comunique con nosotros, quienes en un momento dado tendríamos que tomar una decisión”, determinó. 

EZM