Luz Zárate

Celaya.- La señora Lucila Rodríguez, sus dos nietos, su hija y su yerno, son vecinos de la comunidad La Cruz y se quedaron sin casa luego de las lluvias del pasado fin de semana y la llegada intempestiva del agua proveniente de una presa de la comunidad Santa María del Refugio, lo que provocó una enorme grieta en el patio de su casa y en el interior de toda la vivienda.

Hoy ella y varios vecinos afectados piden al alcalde electo, Javier Mendoza Márquez y al nuevo Ayuntamiento, que no se olviden de los afectados, que los apoyen les ayuden a reconstruir sus viviendas y a recuperar algunos de los muebles perdidos.

Lucila y su familia se han tenido que quedar con familiares desde el domingo pasado, debido a que su casa tiene severos daños estructurales y según el peritaje de Protección Civil es inhabitable, pero no tienen los recursos suficientes para rentar y mucho menos comprar otra casa, aunado a que se quedaron sin nada, muebles y ropa se echaron a perder con la gran cantidad de agua que entró a la vivienda.

Además, tienen que vivir con el temor de que en cualquier momento la grieta siga creciendo y derrumbe la casa completamente.

“No tenemos nada, nos quedamos sin casa, sin muebles, sin camas, la ropa, todo se llevó el agua. Mi esposo trabaja en un taxi y también terminó golpeado y dañado por el agua. Nos quedamos completamente sin nada. Nos dijeron que ya no podemos habitar acá, vino la alcaldesa y nos dijo: los vamos a ayudar, vamos a mandar que valorice las bardas y la casa, pero ella ya se va, le pedimos al nuevo presidente que no se olvide que somos muchos los afectados y que nos quedamos sin nada”, platicó Lucila.

Lucila recordó que ya en otras ocasiones se había comenzado a abrir la grieta pero eran pequeñas fisuras, hace un mes que llovió muy fuerte volvieron a aparecer las fisuras y se abrió la tierra un poco más; pero el sábado en la noche que llovió y que se juntó con la fuerte llegada del agua de una presa particular definitivamente acabó con su patrimonio de toda una vida.

“Camas, todos los roperos, no sé si el refri y la estufa vayan a servir, se llenó hasta arriba de agua, el nivel llegó como al metro y medio. ¿Qué le digo?, perdimos todo, nada más con lo que traemos puesto nos quedamos. Mi casa quedó muy dañada de adentro, por debajo de los baños se hizo un túnel, los cuartos están cuarteados, por eso pedimos al nuevo presidente que nos ayude, la presidenta Elvira dijo que ellos nos tenían que ayudar”, señaló.

También la señora Paty Aguirre resultó afectada, pues la grieta que apareció en la comunidad La Cruz pasa por toda su casa, sin embargo, a ella no la ha ido a visitar nadie del municipio, no la contemplaron dentro del censo y está a la espera de que se solucione de fondo el problema. 

El Director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza, informó que se han detectado varias grietas en la comunidad, la que apareció el sábado pasado se trata de una que mide poco más de 400 metros de largo, en algunos puntos se ha podido medir hasta 10 metros de profundidad y hasta tres metros de ancho, además no se descarta que puedan ser más.

Es por ello que los vecinos afectados de la comunidad de La Cruz, piden al alcalde electo que se investigue y se solucione el problema porque en este momento son 8 familias que se quedaron sin casa y no tienen donde vivir, además de más de 38 viviendas afectadas en menor medida pero con daños en la propiedad, pero podrían ser más. 

“Ya una vez se agrietó poquito, luego se volvió a abrir otra, pero hace un mes se abrió más, pero la del sábado fue más grave, esta vez no paró el agua y esta vez sí se metió hasta adentro de las casas”, dijo Marina Aguirre.

LC