Luz Zárate

Celaya.- Octavio Pérez, sus padres y dos hermanos estaban a punto de dormir el pasado sábado, cuando, de repente, el agua de la lluvia empezó a entrar a la casa y se dispusieron a colocar costales para evitar inundarse, pero lo peor apenas estaba por venir, pues minutos después comenzó a tronar la casa y de repente se abrió una enorme grieta en medio de la vivienda, que provocó que se cayera una loza y se cuarteara gran parte del inmueble que la dejó inservible para siempre.

La casa está ubicada en la calle Morelos No.66 en la comunidad de La Cruz, en la zona sur de Celaya, en donde 38 viviendas quedaron severamente dañadas el pasado sábado por una grieta que apareció en medio de la comunidad.

Aunque los habitantes primero pensaron que la enorme cantidad de agua era producto de las lluvias, después se enteraron que provenía de una presa de la Comunidad de Santa María del Refugio.

También lee: Celaya: temen que la tierra se coma sus hogares; grieta amenaza a La Cruz

Octavio platicó que desde ese sábado por la noche se salieron de la vivienda, pues temieron que se desplomara por completo, pues la grieta pasa justamente por en medio de la casa y de momento es inhabitable, por lo que tuvieron que irse a resguardar con unos parientes.

“El sábado comenzó a llover como a las 9 de la noche, yo me subí a mi cuarto a dormir y mi hermana me dijo ahí viene el agua y le dije a mi hermana ponle los costales del alimento para que no se meta, nadamás en lo que fui de allá para acá escuché que se empezó a desboronar, pero no sabíamos qué estaba pasando,  mi hermana estaba tratando de detener el agua con los costales pero ya se estaba levantando el piso y les dije: ¡vámonos porque se va a caer la casa!”, platicó.

En ese momento no entendían qué estaba pasando, salieron al patio y vieron a una de sus primas adentro de la zanja a punto de ahogarse, ellos dicen, que la grieta “se la estaba tragando”.

“Una prima mía venía caminando por ahí y se la tragó, entonces una hermana mía corrió a sacarla pero no podían y ahí voy yo, primero saqué a mi hermana, entre los dos quisimos sacar a mi prima, y luego mi mamá también se cayó y también se la andaba tragando, pero llegó mi otro hermano y ya la sacamos”, platicó.

Después de ver que en medio de su patio había quedado una zanja de unos 20 metros  de largo y uno de ancho y que ésta atravesaba su casa, supieron que ya no podrían volver al interior y que su casa sería pérdida total, pues aunque no se ha derrumbado en su totalidad, el riesgo de que suceda en cualquier momento está latente, por lo que Protección Civil colocó cintas amarillas para clausurar el inmueble.

Te puede interesar: Tormentas provocan deslaves y evacuaciones en tres municipios de Guanajuato

También en la casa de Isaac Martínez, en la calle Camino a Santa María No. 92, apareció una enorme grieta que mide unos 30 metros de largo y uno de ancho, ahí también se comenzó a abrir el piso a lo largo de todo el patio. Aunque en su caso no atravesó cuartos ni alguna construcción, el enorme hoyo quedó en medio de la vivienda, ahí por poco y se queda adentro del socavón una camioneta que estaba estacionada al momento de la repentina llegada de agua. 

“Estaba lloviendo y vimos que la casa se estaba llenado de agua, subió más de medio metro y de repente nadamás se escuchó: ¡zas!, salimos y vimos la casa llena de agua y nadamás de repente se abrió la zanja. El patio estaba lleno de agua, pero como de película en un instante se la tragó, se secó el patio pues se abrió la grieta y de repente se empezó a ir por ahí… la presidencia no ha venido a darnos solución pero están buenos para los impuestos”, platicó Isaac.

Flor Martínez dijo que les dio mucho miedo que se empezara a cuartar la construcción de la casa que es su patrimonio familiar, sin embargo ahora serán ellos quienes costeen la reparación del enorme socavón que apareció en su patio.

Por lo que piden a las autoridades estatales y municipales que a ellos y a otras familias que resultaron afectadas, los apoyen con la reconstrucción de sus hogares, pues sus viviendas es el patrimonio que tienen.

LC