Karla Silva

Silao.- El Municipio de Silao propuso a sus trabajadores firmar convenios en los que se estipula como último día de labores el 30 de septiembre pasado, y se establece una fecha de promesa de pago de liquidaciones el último día de enero de 2022, una vez concluida la administración encabezada por José Antonio Trejo Valdepeña.

Así lo reveló el alcalde electo Carlos García Villaseñor, quien mencionó que en el documento se les hace saber que: “el compromiso es pagarles su finiquito el día 31 de enero”, con el Ayuntamiento 2022-2024 ya en funciones.

En rueda de prensa recordó que es una responsabilidad de la actual administración el contar con una partida presupuestal generada para finiquitar al personal de confianza al 9 de octubre, “no el 30 de septiembre y, mucho menos, aventarle (el compromiso) que lo paguen con un presupuesto del 2022 que todavía no está ni aprobado ni autorizado, que todavía no saben si existe o si no existe ese recurso”.

No obstante, García Villaseñor se comprometió públicamente a pagar a los empleados lo que por ley les corresponde: “Al personal de Presidencia que se tenga que salir (de funciones), si el presidente (José Antonio Trejo Valdepeña) y el Ayuntamiento actual no les cumplió, este (nuevo) Ayuntamiento debemos cumplirle a todos, no queremos tener deudas con nadie”.

En sesión de Ayuntamiento del 20 de septiembre, se tomó un acuerdo para otorgar los beneficios económicos a aproximadamente 40 empleados en la categoría confianza, entre los que están directores, subdirectores y jefes de departamento.

En entrevista con periódico Correo, ese mismo día Trejo Valdepeña declaró que se requerirían casi 14 millones de pesos, pero al primero de octubre, el Cuerpo Edilicio no ha realizado modificaciones presupuestales para este fin.

Trabajadores dieron a conocer que este miércoles 29 de septiembre, fueron citados en las instalaciones de la Casa de la Cultura, donde se les planteó la propuesta, pero por vacíos legales, la mayoría decidió no firmar el convenio.

En Salvatierra no hay recursos para los finiquitos

Hasta el momento no hay dinero considerado para pagar su finiquito a los funcionarios municipales que sean dados de baja en el gobierno de Salvatierra.

Mediante una solicitud por medio de la Unidad de Acceso a la Información, el tesorero de Salvatierra, José Antonio López Medina informó que en el presupuesto 2021 no se consideró un solo peso para pagar finiquitos por fin de administración, esto es dinero para pagar a los trabajadores que podrían ser dados de baja en el cambio de gobierno el próximo 10 de octubre, pues como cada tres años, regularmente directores y coordinadores de área son dados de baja para dejar el lugar a los nuevos funcionarios.

En algunos casos algunos funcionarios tienen continuidad y pasan de una administración a otra y esto podría ocurrir en Salvatierra debido a la continuidad del PAN. La alcaldesa Alejandrina Lanuza pasará la estafeta a Germán Cervantes, así que si no contemplan los recursos para la baja de los funcionarios se dejaría la responsabilidad al siguiente gobierno.

En Moroleón ya los habían apartado

En sesión de Ayuntamiento, por unanimidad, se aprobó la liquidación de 108 funcionarios por término de la administración municipal 2018-2021, la cual tuvo una inversión es de 11 millones 979 mil 429 pesos que, también fue aprobada dentro de la modificación al presupuesto de egresos 2021.

 El alcalde Jorge Ortiz Ortega dijo que, el recurso económico corresponde a prestaciones por término de relación laboral, el cual concluirá el próximo 9 de octubre

… y en Guanajuato lo tomarán de los ahorros

Debido a que la bolsa presupuestal asignada por la administración municipal para el pago de liquidaciones y finiquitos de este año se encuentra al 30 por ciento, la tesorería buscará echar mano de ahorros para hacer frente a los despidos que se puedan dar por el cambio de administración.

Así lo dio a conocer el tesorero municipal, Juan Antonio Valdés Fonseca, quien señaló que se tienen presupuestados para los pagos que se tuvieran que hacer a los empleados que salieran de la administración, ya sea por despido o por renuncia.

El funcionario sostuvo que las rotaciones laborales a lo largo del año han mermado estos recursos, además de que no hay certeza sobre cuantos cambios se vayan a presentar en la entrega recepción de la administración.