Daniel Moreno

Salvatierra.- Hasta el momento no hay dinero considerado para pagar su finiquito a los funcionarios municipales que sean dados de baja en el gobierno de Salvatierra.

Mediante una solicitud por medio de la Unidad de Acceso a la Información, el tesorero de Salvatierra, José Antonio López Medina informó que en el presupuesto 2021 no se consideró un solo peso para pagar finiquitos por fin de administración, esto es dinero para pagar a los trabajadores que podrían ser dados de baja en el cambio de gobierno el próximo 10 de octubre, pues como cada tres años, regularmente directores y coordinadores de área son dados de baja para dejar el lugar a los nuevos funcionarios.

En algunos casos algunos funcionarios tienen continuidad y pasan de una administración a otra y esto podría ocurrir en Salvatierra debido a la continuidad del PAN. La alcaldesa Alejandrina Lanuza pasará la estafeta a Germán Cervantes, así que si no contemplan los recursos para la baja de los funcionarios se dejaría la responsabilidad al siguiente gobierno.

Lo que si está bien presupuestado según el tesorero son 12 millones de pesos para pagar aguinaldos en diciembre próximo dónde se incluiría a los trabajadores del municipio que tienen base mientras que por ley se les daría su parte proporcional aquellos que en el cambio de la administración causarán baja.

En Moroleón ya lo apartaron

En sesión de Ayuntamiento, por unanimidad, se aprobó la liquidación de 108 funcionarios por término de la administración municipal 2018-2021, la cual tuvo una inversión es de 11 millones 979 mil 429 pesos que, también fue aprobada dentro de la modificación al presupuesto de egresos 2021.

El alcalde Jorge Ortiz Ortega dijo que, el recurso económico corresponde a prestaciones por término de relación laboral, el cual concluirá el próximo 9 de octubre.

los 108 puestos se dejan libres para que desde el primer día las nuevas autoridades puedan poner la gente que ellos decidan.

Y en Silao les piden su renuncia

A semanas de que concluya la actual administración, el Municipio de Silao ha pedido a sus trabajadores eventuales que firmen renuncias por adelantado y, en palabras del alcalde José Antonio Trejo Valdepeña, se trata de un “mero requisito administrativo”.

De acuerdo con lo expuesto por empleados, a través de los titulares de las dependencias, la Dirección de Recursos Humanos les ha entregado documentos que consignan ser “renuncias irrevocables”, en las cuales se establece que los trabajadores se han desempeñado siempre en jornadas de 8:00 a 15:30 horas de lunes a viernes, y “nunca jornada extraordinaria alguna”, lo que aseguraron, resulta completamente falso porque en ocasiones realizan actividades fuera de este tiempo.

Los textos están fechados al 9 de octubre, día en que concluye la administración 2018-2021. También se les hace manifestar que han recibido el pago de todas las prestaciones conforme a la Ley -sin especificar cuál- y a la relación laboral, como lo son salarios ordinarios, extraordinarios, prima dominical, séptimos días, días festivos, vacaciones, prima vacacional y aguinaldo, e “inclusive se me han pagado todas las partes proporcionales correspondientes al presente año hasta el día de hoy en que me retiro a voluntad”.

Al mismo tiempo se obliga al trabajador a no reservar acción o derecho para ejercitar en contra del Municipio, ya sea en materia laboral, civil, penal o de cualquier otra índole.

Al preguntarle acerca del asunto, el alcalde argumentó que “no renuncian a sus derechos laborales”, además de que al desempeñarse en la categoría de eventual, lo hacen con determinada temporalidad bajo contrato: “Este tema de la renuncia es parte del expediente laboral que tiene un empleado eventual, en aras no de violar los derechos, al contrario, de respetarlos tanto del trabajador como del patrón”.

Aclaró que no se trata de un tema exclusivo de esta administración, sino que quedó definido en el antepenúltimo trienio “el que se les dé contratos eventuales”, puesto que el recurso para contratar a este personal está en la partida de “honorarios y eventuales”, para no hacer crecer el número de plazas aprobadas, lo que consideró, no es posible financieramente.

Algunos servidores públicos se han negado a firmar, ante lo que enfatizó, “ya le tocará a la siguiente administración definir su situación laboral. De acuerdo con datos de la Dirección e Recursos Humanos, actualmente están adscritos como eventuales a la administración, 674 empleados.