Fotos: Eduardo Ortega

Nancy Venegas

Irapuato.- A marchas forzadas mientras los investigadores del Cinvestav aprenden protocolos para atender casos de acoso, luego de que se reportara uno. El Centro creará la coordinación de igualdad y género, que dirigirá la secretaria de planeación Marta Espinoza y habrá un representante en cada unidad. Con este órgano interno se busca agilizar los procesos, investigar y en su caso emitir sanciones en caso de detectar responsabilidad por acoso.

La semana pasada el director general del Cinvestav José Mustre y la secretaria de planeación Marta Espinoza, visitaron la unidad Irapuato con un firme objetivo conocer la realidad del acoso entre la comunidad estudiantil e investigadores.

“Vinieron específicamente a reunirse con los alumnos para escucharlos y también con los investigadores porque es para todos este un propósito, una decisión de que después de 40 años de hacer las cosas pues como se hacían antes decir no, ahora tenemos que ser incluyentes en todos los temas y tenemos que cuidar muchísimo los temas de género y de acompañamiento en temas de acoso”, Gabriela Olmedo Álvarez, directora de la unidad Irapuato del Cinvestav.

Luego de que se ventilará un caso de presunto acoso por parte del investigador Jean Philippe Vielle Calzada contra una alumna, asuntó que aún no se resuelve, se evidenció que el Cinvestav carecía de mecanismos ágiles y pertinentes para la atención y rápida resolución de estos asuntos.

Por ello durante la pandemia de Covid-19, se llevaron a cabo una serie de cursos y seminarios para promover la igualdad de género, prevención y atención de acoso.

“Cinvestav está haciendo esfuerzos enormes por tener una nueva a coordinación de igualdad y género, es definitivo que para nosotros es una de las prioridades atender todo lo que es género y acoso”.

Te puede interesar: Despiden a 29 profesores en Guanajuato tras denuncias de acoso sexual

Con esta unidad que dirigirá la doctora Marta Espinoza y en el que habrá un representante de cada unidad del Cinvestav del país, se pretende agilizar los reportes de presunto acoso, desde la toma de la queja, la investigación hasta la emisión de sanciones de comprobarse la responsabilidad en cualquier modalidad de maltrato.

“Tenemos el Sepsy que es el organismo a nivel federal donde se atienden estos casos, pero aquí es como la función pública solo se encarga de asuntos de funcionarios y no de alumnos, aquí se atenderán a los alumnos”.

Olmedo Álvarez, señaló que también se diseñaran los protocolos de actuación para la protección de las presuntas víctimas, pues actualmente en el Cinvestav no se cuentan con estos lineamientos y mientras se resuelve el caso del investigador Vielle Calzada, las presuntas víctimas siguen conviviendo en el mismo espacio con él.

“Nunca habíamos tenido un caso así, entonces apenas empezamos a hablar el mismo idioma y a entenderle porque hasta en eso cada quien estaba entendiendo las cosas de diferentes maneras”, comentó la directora de la unidad Irapuato del Cinvestav.

Denuncian acoso sexual

Al menos cuatro mujeres, investigadoras y estudiantes, víctimas de acoso y hostigamiento sexual en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestaven Irapuato alzaron la voz este miércoles exigiendo la atención de sus casos, la pronta resolución y la separación de Jean-Phillipe Vielle Calzada, investigador señalado como el agresor.

Respaldadas por la comunidad estudiantil, académicas del centro y la organización Las Libres, hicieron el llamado para dar respuesta a la brevedad a los seis casos de científicas del Cinvestav que han sufrido hostigamiento sexual por el investigador del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio) en Irapuato.

Foto: Gilberto Navarro

Lee también: Personal de la UG denuncia hostigamiento y acoso de jefe de Seguridad

En la conferencia de prensa, Verónica Cruz Sánchez, directora del Centro Las Libres, precisó que aunque son hasta seis casos, sólo tres víctimas procedieron con la denuncia formal en el Comité de Ética del Cinvestav Irapuato (Cetci) que lo pasó al Órgano Interno de Control de Zacatenco, donde se presume que continúan las investigaciones.