Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Empleados de la Universidad de Guanajuato denunciaron presunto hostigamiento laboral de parte del jefe del Departamento de Seguridad, Elías Lira Mares, a quien además acusaron de despedir injustificadamente a 19 personas.

A través de una carta enviada a Correo, los trabajadores, que pidieron mantenerse en el anonimato, manifestaron que además de los presuntos malos tratos y humillaciones hacia el personal, existen quejas por presunto acoso sexual interpuestas ante la UGénero y el departamento de Recursos Humanos, sin embargo, no se les ha dado el seguimiento adecuado.

“Se puede investigar cuántas denuncias y/o quejas tiene desde su inicio de gestión en las áreas laborales UGénero, en Recursos Humanos y lamentablemente no se les da seguimiento (…) a otra compañera hace unos días, de manera sutil se le insinuó y ella inteligentemente evitó la situación, motivo por el cual él se molestó y la amenazó con desacreditarla si decía algo sobre el incidente”.

Elías Lira fue designado titular de dicho departamento en enero del 2019 y de acuerdo con los trabajadores, desde que comenzó su gestión ha generado despidos injustificados, sumando hasta la fecha a un total de 19 empleados, “que él mismo metió y derivado de sus malos tratos y abuso de autoridad, los convence y amenaza para que firmen su renuncia (…) ha tenido conductas con el personal que ya se jubiló, de entorpecimiento en sus actuaciones, mencionando una de ellas, el no darles el acceso a las oficinas para hacer su trámite”.

También lee: UG despide a tres profesores por denuncias de acoso sin haberlos investigado

En el documento señalan que dicho funcionario universitario “ha contratado personal nuevo con buen sueldo, el cual no se presenta a trabajar y su carga de trabajo se las pasa a los que ya tienen una mayor antigüedad, este personal realiza también labores de vigilancia que le corresponde al personal sindicalizado, violentando con ello el contrato colectivo”.

Foto: Archivo

Presuntamente derivado de malas gestiones, Lira dejó que se perdieran recursos que se tenían asignados al área de seguridad por casi 7 millones de pesos, “debido a su incapacidad de ejercer los recursos en tiempo y forma, es muy probable que para este año se pierdan alrededor de 9 millones de pesos que es parte del presupuesto asignado para este año”.

Entre otras presuntas irregularidades, señalaron que “al personal que labora horas extras, se les dejó de pagar desde hace varios meses, lo cual ha generado la molestia entre los trabajadores”.

Ante estas presuntas irregularidades, pidieron al rector general de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino que los escuche y se abra una investigación a Elías Lira, de lo contrario, advirtieron que acudieran a estancias externas de la UG para que puedan brindarles el respaldo.

Te puede interesar: Confirman que conductor ebrio en Guanajuato sí es catedrático de la UG

Sancionan a acusados… pero sin investigación

Estudiantes tomaron los campus en 2019 para exigir el cese de profesores implicados en casos de acoso sexual, lo que propició que la UG afectara el derecho al debido proceso de los docentes denunciados, el derecho de audiencia y la presunción de inocencia. Foto: Archivo

Con tal de salir rápido de la crisis por el paro estudiantil de 2019, la Universidad de Guanajuato despidió a tres profesores y los exhibió en la Gaceta Universitaria, a pesar de que no existía un procedimiento administrativo previo que fundara las acusaciones.

Esta situación fue abordada, estudiada y confirmada por la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PRODHEG) en el expediente 399719-All, en el cual concluyó que la casa de estudios violó los derechos humanos y laborales de los tres docentes.

De la resolución publicada el pasado 3 de septiembre, se desprenden ocho recomendaciones a autoridades de la institución educativa tras violar derechos del personal docente.

La publicación se dio justo después de que estallara el paro de actividades que encabezaron los estudiantes de la UG –en diciembre de 2019— bajo la consigna de #NiUnaAbejasMenos, misma que evidenció casos de acoso sexual contra varias alumnas en los diferentes campus.

En las semanas posteriores, la autoridad universitaria se comprometió a cumplir un pliego petitorio con la intención de ofrecer políticas de seguridad para la seguridad, así como a destituir a los docentes y personal administrativo involucrado en los casos denunciados.

Lee más al respecto aquí.

LC