Luz Zárate

Celaya.- Padres de familia de la comunidad La Cruz piden a la Secretaría de Educación del Estado que les ayuden a construir una nueva escuela, luego de que resultó seriamente afectada la primaria Juan Álvarez con la grieta que apareció en días pasados.

Los afectados platicaron que los niños apenas acababan de regresar a clases presenciales, acudían de manera escalonada y los niños estaban muy motivados tras haber dejado de asistir por la pandemia del coronavirus. Hasta el sábado 2 de octubre que llovió demasiado y además la corriente del arroyo del Maguey llegó de golpe a la comunidad, lo que provocó que se abriera una grieta de unos 405 metros de largo, 2.5 metros de ancho en algunas zonas y 10 metros de profundidad. 

Y debido a que la grieta atraviesa buena parte de la comunidad -de oriente a poniente-, afectó a 38 casas, 6 comercios, dos calles y la escuela Juan Álvarez.  

En el interior de la escuela resultaron afectados dos salones que tienen severos daños estructurales y que, por recomendación de Protección Civil, no se deben utilizar. De hecho, toda la escuela quedó clausurada y por lo tanto también las clases.

“Fue una desgracia lo que pasó en el pueblo, tantas casas dañadas y que la escuela también se dañara, por eso queremos pedir a la Secretaría de Educación que nos ayuden a construir una nueva escuela, esa ya está muy dañada, ya se había afectado con otras grietas que han aparecido tiempo atrás y con esta nueva terminó de arruinarla, se necesita una nueva escuela”, dijo la señora Ana Rodríguez.

Así como Ana, otros padres de familia se han unido a la petición de construcción de una nueva escuela, aunque saben que es complicado por la inversión que se requiere.

“Queremos que lo consideren las autoridades y el presidente, sabemos que no es cómo pedir y que ya está construida una nueva escuela, de momento que reparen la que tenemos y que vayan viendo cómo construir una nueva”, opinó Jesús Gallardo.

El viernes personal de la institución estuvieron sacando el material didáctico y electrónico de los salones dañados, pues no es conveniente que ingresen al inmueble por el riesgo que implica que la grieta siga creciendo o que los daños estructurales se agudicen, informó el Director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza.  

El caso

Los vecinos de la comunidad La Cruz, ubicada al sur de Celaya, denunciaron que desde el pasado sábado una enorme grieta está atravesando el pueblo y poco a poco va avanzando.

Son 38 las casas afectadas por las lluvias y por la cuantiosa bajada de agua que les llegó del arroyo El Maguey ubicado en la comunidad de Santa María del Refugio y que en teoría desemboca en el Río Laja, pero desconocen por qué, en esta ocasión, el caudal se fue hacia su comunidad, “si nunca había pasado”, relataron.

Los vecinos están seguros de que el agua que provocó la grieta no fue únicamente por las lluvias, sino por la presa ubicada en Santa María del Refugio pues adentro de una de las zanjas encontraron un pescado.

El Director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza, señaló que el municipio hizo su propia evaluación y se está a la espera del peritaje.

El funcionario señaló que la grieta mide 405 metros de longitud, en algunos puntos hasta 2.30 el ancho y de profundidad un poco más de 10 metros y existe el riesgo de que siga creciendo.

Ortiz dijo que es necesario que la siguiente administración le de seguimiento al tema de los apoyos, que no se va a frenar debido a que es todo un equipo el que ha estado trabajando en el tema.