Manuel Arriaga/ Nancy Venegas/ Cuca Domínguez

Guanajuato.- La contingencia ocasionada por las inundaciones en el municipio de Abasolo continúa y casi 500 viviendas de varias comunidades rurales, continúan bajo el agua. Las necesidades que enfrentan las familias abasolenses han movido los corazones de habitantes de este y otros municipios de Guanajuato, quienes se organizan por su cuenta para llevar ropa y comida a la zona del desastre.

Se cumplieron ya 15 días desde el desbordamiento del Dren Abasolo, que ocasionó la inundación de las comunidades Huitzatarito, Santa Cecilia y Estación Abasolo, en aquella mañana del 6 de septiembre. Desde entonces, casi 500 familias no han podido regresar a sus hogares, viven desplazados con familiares y algunos otros, se han reubicado en el albergue del Centro Gerontológico.

Las cabezas de familia no han trabajado desde entonces, en estás comunidades se vive del campo, de la albañilería y de la fabricación del ladrillo, sin embargo, al día de hoy, algunas parcelas están inundadas, no hay construcciones que realizar y al menos 20 hornos tabiqueros están bajo el agua.

Ante las súplicas de ayuda que las mismas familias afectadas han hecho a través de las redes sociales, grupos de voluntarios se organizan por su cuenta para llevar comida, ropa y enseres de limpieza, que distribuyen de manera directa a las zonas afectadas por la contingencia.

En estas comunidades, las personas se resisten a retirarse de manera definitiva ante los robos y saqueos que han sufrido las viviendas deshabitadas, en las últimas semanas.

También lee: Familias evacuadas en Abasolo son golpeadas por los robos; exigen vigilancia

Van 18 escuelas afectadas en 4 municipios

Las lluvias afectaron 18 escuelas públicas de 4 municipios. El próximo jueves, el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y el secretario de educación, Jorge Enrique Hernández Meza, entregarán 600 paquetes de útiles escolares a los alumnos damnificados de Abasolo.

“Tenemos en este momento 18 escuelas identificadas en diferentes municipios principalmente en la zona de Abasolo y algunas de Pénjamo ya hemos tenido algunos casos pero han sido menores en San Miguel de Allende y Cuerámaro, inundadas tenemos identificadas 2 escuelas ubicadas en Abasolo tenemos algunos daños en una barda perimetral del Cecyte de Abasolo pero no está limitando al servicio educativo”, dijo el titular de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), Jorge Enrique Hernández Meza.

Hace tres semanas, la lluvia superó la capacidad de los canales en comunidades de Abasolo y Pénjamo, afectó hogares y escuelas públicas.

Hernández Meza comentó que, a través del voluntario de la SEG, se recabaron 2 mil 772 paquetes de útiles escolares que se harán llegar a los alumnos damnificados por las lluvias.

“Será el jueves con el gobernador una serie de apoyos entre los cuales hay paquetes de útiles escolares para todos los estudiantes que por alguna razón tuvieron inundaciones dentro de sus escuelas o en la periferia, de los pocos más de 2 mil paquetes 600 estarán destinados a los niños y niñas de las familias que tuvieron mayor afectación en la zona de Abasolo”.

Lee más: Por basura se inunda La Soledad; agua daña casas y el SABES en Irapuato

Exceso de agua daña producción de nopal

Por exceso de agua ha disminuido la producción de nopal. “La lluvia enfría la tierra y eso detiene la producción de esta verdura”, aseguró José Montoya Ibarra, productor de nieves artesanales de nopal e integrante de la marca colectiva.

El productor señaló que la producción ha bajado un 40% aunque Valtierrilla sigue dando abasto a la demanda actual, pues solo de esta comunidad salen unas 160 toneladas diarias al mercado. De estas unas 50 o 60 se destinan a la elaboración de distintos alimentos y productos y lo demás se vende crudo en distintos puntos de productores locales.

Dijo que en este momento los productores están trabajando atender sus plantíos, sacando el agua de sus plantíos por si llueve más para que no disminuya más la producción.

Sin embargo, Montoya Ibarra, destacó que la producción de nopal de Valtierrilla es suficiente para todo el estado, dado que desde esta comunidad salen a abastecer los mercados de diversos municipios y algunos estados del país.

La comunidad de Valtierrilla tiene 18 mil habitantes y un 60 por ciento se benefician con la producción de nopal desde la producción, la cosecha, el desespinado, venta directa en mercado como verdura cruda y en la transformación en un producto como golosina, comida diversa, productos cosméticos y otros.

Se cumplen 8 años de la peor inundación de Pénjamo

Ayer, se cumplieron 8 años de la inundación registrada en Pénjamo en el 2013 y que es considerada como el peor desastre natural registrado en el municipio, en toda su historia. Más de 1000 familias se vieron afectadas a consecuencia de una lluvia atípica que generó inundaciones y afectaciones en la cabecera municipal y varias de las comunidades rurales.

Ahora, a consecuencia de las lluvias de los últimos días, las personas viven con el temor de que la tragedia vuelva a presentarse.

Fue la mañana del 21 de septiembre del 2013 cuando se registró una lluvia atípica, que llenó la presa La Golondrina y que causó el desbordamiento del Río Huascato, inundando parte de la Zona Centro de la cabecera municipal y causando afectaciones en comunidades que se encuentran en terrenos bajos.

La emergencia, comenzó a atenderse por los cuerpos de emergencia cerca de las 5 de la mañana, ante las insistentes llamadas de las personas que solicitaban ayuda para evacuar sus domicilios o tratar de salvar sus bienes

La gran cantidad de agua que fluía por el vertedor de excedencias de la Presa La Golondrina, ocasionó el desbordamiento del Río Huascato, arrastrando vehículos y causando afectaciones en aproximadamente mil viviendas. Juan García, habitante de la zona del Margen del Río, recordó este martes aquella tragedia.

“Comenzamos a ver cómo los árboles que estaban dentro del río se caían, el agua arrasó con todo, se llevó los coches que estaban estacionados en esta calle, derribó la fuente que estaba frente a la biblioteca, también dañó el puente vehicular del Callejón Jalisco, mi familia y yo, estábamos muy asustados, pensamos que la presa se había reventado”, aseguró.

Hoy, el miedo causado por esta tragedia revivió y son muchos quienes temen que la pesadilla ocurra nuevamente.

LC