Nayeli García

Irapuato.- Sin equipo de fútbol y sin pago del predio se quedó Irapuato, luego de la negativa de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) de permitir que el Club Deportivo Irapuato participara en la Liga de Expansión.

Aunque el próximo 30 de julio la directiva de la Trinca Fresera tendría que haber iniciado con las mensualidades para cubrir los 6.5 millones de pesos que debe el estadio Sergio León Chávez al Municipio desde hace casi 17 años, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez consideró que el pago de la deuda “es lo de menos”, pues la autoridad debe de ser sensible si se quiere un equipo de fútbol. 

“Me parece que este es un tema que pasa a segundo nivel dada la importancia del fútbol y debemos de seguir insistiendo y el predial se tendrá que pagar tarde que temprano con el que llegue o se quede y es una parte que debe de hacer la autoridad de ser flexible en ese sentido y si queremos un equipo, debemos de poner de nuestra parte lo necesario”, señaló el presidente municipal.

Hace un año cuando fue presentado el Grupo San Román como el encargado de traer un equipo a Irapuato, se estableció que en el convenio se tenía especificado que la directiva tendría que pagar la deuda histórica del predial, en pagos mensuales.

Aunque el contrato fue reservado por el Gobierno Municipal, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez aseguró que se había dado una prórroga de un año a partir de la firma del convenio para empezar a pagar, debido a la contingencia y a la falta de asistencia a los partidos.

Ante la incertidumbre por saber el destino del equipo o si la directiva se o se queda, el alcalde también se comprometió a seguir invirtiendo en el estadio, ya que señaló que al final de cuentas es una buena inversión y es un recurso que destino el Gobierno del Estado para este inmueble que es punto de referencia para la ciudadanía.

Sin embargo, dijo desconocer cuánto cuesta su mantenimiento, ya que el dueño del equipo, Fernando San Román dijo que destinaba 100 mil pesos más gastos de agua y luz, por lo que el Gobierno Municipal no tiene ni un plan ‘B’ para atender y dar mantenimiento al estadio.

Ya es la segunda

El Gobierno Municipal ya había dado un año de prórroga para que el Club Deportivo Irapuato comenzara a dar los ‘abonos’ para el pago del adeudo del predial de más de seis millones de pesos que tiene el estadio Sergio León Chávez desde hace 17 años.

Fue el día 30 de julio del año pasado que se firmó el convenio con la familia San Román, el día que se dio a conocer que el Municipio tendría el usufructo del estadio por 25 años.

Incluso el alcalde Ricardo Ortiz señaló que una vez que se abriera el estadio, gradualmente se estarán dando los primeros pagos del abono del impuesto del predial y consideró que no era una mala inversión.

El presidente municipal defendió que la inversión que se hizo tendría frutos ante el posible ascenso del Club Irapuato, pues las obras se hicieron con base al cuadernillo, además de que cuando se hizo la supervisión a finales de mayo, los inspectores no pudieron objeción alguna.

Diego Sinhue prometió que haría lo que hiciera falta

El gobernador Diego Sinhué aseguró que aportaría lo que hiciera falta para que el estadio Sergio León Chávez fuera certificado por la Federación Mexicana de Fútbol y la Trinca no perdiera su lugar en la Liga de Expansión. Sin embargo, pese a todos los esfuerzos, esto no se logró.

El gobernador compartió  había llamado a Mike Arriola, presidente de la Liga de Expansión para pedirle una explicación, por lo que dijo creer que no exista mayor problema y en caso de requerir otra mejora, se haría sin ningún inconveniente.

EZM