Yadira Cárdenas / Cuca Domínguez

Salamanca.- Cuando el sector hotelero registraba un incremento en su reactivación, los hechos de violencia como el bombazo en un restaurante que cobró la vida de dos personas detuvo en seco la actividad, por lo que nuevamente trabajan para recuperar la confianza de visitantes, señaló Luis Ángel Camacho Vélez, Presidente de la Asociación de Hoteleros de Salamanca.

A pesar de que en algunos municipios la reactivación del sector se ha dado a grandes pasos, el avance que tenía Salamanca se detuvo el pasado 19 de septiembre, luego de que una bomba explotara en un restaurante de la Avenida Faja de Oro donde murieron dos personas e hirió a cinco más.

“Íbamos caminando bien pero obviamente eso afectó a la asociación y todo lo que se hace en la ciudad, estábamos en incremento, pero se estancó. Tan solo la semana pasada y la anterior no llegaron los clientes que antes llegaban y nos vamos enterando que afectó por el incidente”

Destacó que con los avances de las investigaciones por parte de las autoridades, y que se determinó que fue un hecho aislado, esperan recuperar la confianza de los visitantes, luego de que actualmente la ocupación llega al 24%, esperando que los últimos meses del año continúe avanzando con los eventos que se preparan en esas fechas.

Lee más aquí: Detención de responsables del explosivo frenaría psicosis en Salamanca: IP

Detalló que se han reunido con el sector empresarial, con autoridades de turismo y económicas del estado para buscar actividades y recursos que impulsen a los hoteleros: “se había programado una feria de energía, pero era muy apresurada entonces se quedó pendiente y con las nuevas autoridades municipales para preparar otras actividades.

Actualmente la Asociación de Hoteles y Moteles de Salamanca cuanta con 15 agremiados, luego de que en los últimos meses se unieron tres más, fortaleciendo el sector.

Restaurantes apenas alcanzas el 60%

Analizan restauranteros de Guanajuato pedir nuevo préstamo a Gobierno estatal
Foto: Especial

Restauranteros con su infraestructura funcionando completamente apenas alcanzan ventas de un 60%, según informó Carlos Gustavo Baca Amador, integrante de CANIRAC y consejero ciudadano de seguridad, quien envió un mensaje a los consumidores: “no nos dejen caer, consuman local”. Al mismo tiempo, informó que las extorsiones siguen afectando al sector y que se tienen reportes de por lo menos 26 denuncias que se han interpuesto.

Más información: Comerciantes de Salamanca siguen en alerta por extorsiones

“En este momento la situación es real y no hay mucho movimiento en ventas. Han disminuido 40% derivado del tema económico y de inseguridad y ahora en lo que se debe de trabajar es en generar la confianza de la gente, que vuelva a salir, que se sienta segura al salir a las calles y esperemos que esto pase pronto”, precisó.

Recordó que la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera tiene 26 reportes de negocios que presentaron denuncia por extorsión ante la fiscalía. Sin embargo, no se tienen mayores datos de las investigaciones, aunque si cuentan con el apoyo del estado.

“Se requiere coordinación entre los 3 niveles de gobierno y ponerse las pilas en tema de seguridad, mayor trabajo de prevención de la policía municipal y esperemos que esto avance”, destacó.

Comercios tienen bajas ventas

De los 15 establecimientos afiliados a la CANACO local que cerraron debido a la pandemia, 11 han logrado restablecer sus actividades, aunque con ventas por debajo de lo esperado, informó el titular de la cámara en Salamanca, Oscar Macías Jasso.

Señaló que la recuperación económica va lenta y no como quisieran, pero es un avance continuar trabajando y con el reporte de un aumento en el 8% de las ventas, esperando cerrar en un 80% para fin de año.

“Con las promociones de octubre mes del comercio los clientes han respondido en algunos sectores, hay disposición de los empresarios para ofrecer ofertas y con ellos hacerse llegar de más clientes”.

Destacó que se han reunido con autoridades estatales para buscar más alternativas y mejorar sus ventas, conforme la pandemia lo permita como ferias de comercios, exposiciones, o aportar en actividades de otros sectores: “lo que hemos hablado es que se debe tener paciencia y vamos avanzando en la reactivación”.

Por otro lado, Oscar Macías Jasso dijo que de los 15 establecimientos afiliados a la cámara 11 ya están activos, lo que son buenas noticias y en espera de que el resto lo pueda hacer en los próximos meses. Para ello, buscarán apoyos con la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado con sus programas de créditos: “buscamos que Salamanca reactive su economía y por ende que los comercios estén activos, es un trabajo que no es fácil, pero buscaremos alternativas”, mencionó.