Fernando Velázquez

León.- El secretario de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, consideró que fueron menores las afectaciones que las fuertes lluvias dejaron en las empresas proveedoras de la planta Mazda, en Salamanca.

En entrevista, explicó que la inundación que hubo en el Bajío Industrial Park, donde están instaladas alrededor de seis empresas proveedoras de Mazda, se debió a las fracturas que hubo en los muros de contención de los desagües de dicho parque.

Más detalles: Con lanchas y buzos, luchan por rescatar maquinarias de empresas en Salamanca

Por ello, el pasado martes la SDES, en conjunto con otras dependencias, visitaron la zona afectada y comenzaron trabajos para reparar los muros de contención rotos y posteriormente se rebombeará el agua acumulada, labores que podrían tomar dos días, según explicó el funcionario.

Además, indicó que aún no se cuantifican los daños en el lugar, aunque adelantó que estos serán menores, pero sí afectó la operatividad de la planta de Mazda.

“Todo daña, cuando te faltan partes obviamente te daña. Tenemos que tener en cuenta (sic) que a veces hay inventarios que ayudan para ciertos días, entonces esperemos apoyar a toda la cadena de valor y de proveeduría de Mazda para que el daño sea menor”, dijo.

Mauricio Usabiaga agregó que tampoco es posible saber con precisión cuándo podrá regularizar su funcionamiento la planta de Mazda, la cual también se ha visto mermada por la falta de microcomponentes.

También lee: Por inundaciones en Salamanca, Mazda prolonga su paro de labores un día más

ac