Redacción

Kabul.- La nueva Administración de Afganistán quedó oficialmente sin mujeres después de que este martes los talibanes designaran al resto de los miembros de un Gobierno que pretende ser “inclusivo”: con todo hombre y unos pocos miembros de minorías, con el objetivo de lograr al fin el reconocimiento internacional.

Además de la ausencia de mujeres, entre la veintena de cargos designados hoy se cuentan apenas unos pocos representantes de etnias no pastunes -la mayoritaria de los talibanes- u otras minorías, casi todos ellos en puestos secundarios o subordinados.

Lee más: Talibanes se adjudican victoria en Panjshir; Frente de Resistencia lo niega

El viceministro de comunicaciones del Gobierno islamista y principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, aseguró sin embargo que estos nombramientos “se realizaron en base a la profesionalidad y el mérito y fortalecerán aún más los recursos humanos del Emirato Islámico”.

La exclusión oficial de las mujeres ocurre días después de que se conociera la disolución del Ministerio de la Mujer, un órgano del Gobierno creado en 2001 para promover la defensa de los derechos y la participación activa femenina en la vida social y política del país.

Mujahid, que anunció los cargos en una rueda de prensa en Kabul, aseguró que en el futuro “nombrarán mujeres en algunos puestos”.

El portavoz insistió además en que están “comprometidos con los derechos de las mujeres”, pero que necesitan más tiempo para elaborar “algunas regulaciones y normas para ellas”, y aseguró que trabajan para “abrir pronto” las escuelas de secundaria para niñas.

MÁS TALIBANES

Los nombramientos de hoy despejaron algunas dudas sobre el grado de inclusión que permitirían los fundamentalistas en su nuevo Gobierno, a pesar de que habían prometido tras su llegada al poder y semanas de debate que representaría a todo el país.

Entre las pocas elecciones fuera del círculo pastún están Haji Noor Uddin, nuevo ministro de Comercio; además de dos viceministros del mismo despacho, los tres miembros de la etnia tayika; o el doctor Muhammad Hassan Ghyasi, segundo viceministro de Salud Pública, y perteneciente a la atacada minoría hazara.

Asimismo, se designó al mulá Sadar Ibrahm, como viceministro del Interior para la Seguridad; al mulá Abdul Qayoom Zakir, como nuevo viceministro de Defensa; y al analista protalibán Nazar Muhammad Mutmaeen, como jefe interino del Comité Olímpico Afgano, ampliando aún más la cuota de los islamistas en el poder.

Los talibanes habían anunciado ya el pasado 7 de septiembre a los principales miembros de su Administración, formada ahora por 21 carteras, buena parte de ellos miembros de la base dura del grupo fundamentalista, con el mulá Hassan Akhund como primer ministro.

Con información de EFE

Te podría interesar: Talibanes buscan ayuda de la ONU para ayudar a los desplazados internos

SZ