Redacción

Kabul.- Los talibanes afirmaron este martes que la ONU debería ayudarles a devolver a sus hogares a los 3,5 millones de afganos desplazados dentro del país a causa de la violencia, en un intento más de los fundamentalistas por ganarse la confianza de la comunidad internacional.

“La prioridad actual del Emirato Islámico es devolver a las familias desplazadas a sus zonas nativas antes de la llegada del invierno. Las Naciones Unidas deberían ayudarnos en esta materia y el Emirato Islámico está listo para todo tipo de colaboración”, afirmó un portavoz de los talibanes, Naeem Wardak, en Twitter.

El comunicado llega después de que el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el italiano Filippo Grandi, se reuniese ayer en Kabul con el ministro de Exteriores del Gobierno interino de los talibanes, Amir Khan Mutaqi.

“Durante este encuentro se trataron cuestiones humanitarias y de ayuda de forma general, especialmente en relación con los afganos que han emigrado al extranjero y con los desplazados internos”, señaló Wardak.

Los talibanes señalaron que “la comunidad internacional, con apoyo del Gobierno afgano, debería crear una situación en Afganistán que favorezca que sus habitantes no quieran emigrar, sino que les impulse a volver a su país”.

En Afganistán, 3,5 millones de personas viven como desplazados internos a causa de la violencia y de ellos medio millón han sido obligados a abandonar sus hogares en los últimos ocho meses.

Además, 2,3 millones de refugiados afganos viven en Pakistán e Irán, los dos países vecinos que han abierto las puertas a esta población durante los últimos cuarenta años de conflictos.

Grandi llegó ayer a Afganistán para un viaje de entre dos y tres días, según fuentes de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en su primera visita desde que la formación islamista se hizo con el control del país hace casi un mes.

La conferencia organizada ayer por la ONU para recaudar ayuda humanitaria para Afganistán logró de la comunidad internacional promesas de más de mil millones de dólares en asistencia, aunque Naciones Unidas admitió que esta no podrá brindarse si no trabaja junto a los talibanes.

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló que es importante acercarse al régimen talibán en este y otros aspectos que preocupan a la comunidad internacional, como el terrorismo o la lucha contra el narcotráfico.

La comunidad internacional ha mostrado su preocupación a que se vulneren los derechos de mujeres y niñas, y ha llamado la atención sobre la inseguridad alimentaria en un país que además sufre una grave sequía que podría arruinar las cosechas.

Con información de EFE

Te podría interesar: Talibanes se adjudican victoria en Panjshir; Frente de Resistencia lo niega

SZ