Se unen artesanos para lograr la reactivación del CENTUDE en Tierra Blanca

Fotos: Enrique Pérez

Enrique Pérez

Tierra Blanca.- Artesanos de Tierra Blanca mostraron preocupación por la situación en que fue dejado por la administración pública saliente el Centro Turístico de Desarrollo Económico (CENTUDE), pues se encuentra sin productos artesanales, sin recursos para su operatividad y dejándolo en el olvido al grado que fue invadido por la maleza.

Derivado de lo anterior, Raúl Torres Sosa, director del CENTUDE, informó que derivado de lo anterior, la misma ciudadanía entre ellos artesanos han acudido a realizar diversas ‘faenas de limpieza’, e incluso nuevamente los artesanos han comenzado a llevar sus productos para poderlos exponer en la tienda.

“En cuestión de recursos, nos encontramos en ceros, la administración saliente dejo en ceros las partidas para la operatividad del CENTUDE, por lo que prácticamente para poder iniciar con los trabajos fue con el apoyo del presidente y muchos de nosotros en ocasiones”, resaltó.

Lee también: Artesanos de Celaya ‘penden de la venta del día’ para sobrevivir la pandemia

En el mismo sentido añadió, que incluso no se ha encontrado registro del padrón de artesanos, por lo que nuevamente este trabajo se está iniciando con ayuda de los delegados a quienes se les giro un oficio para que puedan proporcionar una relación de los artesanos y productos que manejan en cada comunidad.

Por lo que, el CENTUDE estará abierto a para todo aquel artesano del municipio como de la Región para que pueda exponer y vender sus productos en el CENTUDE, pues uno de los objetivos es nuevamente ‘echar’ andar la economía del municipio como de las actividades de turismo.

Incluso se tuvo en días pasados una visita a la Secretaria de Turismo del Estado, en la cual se sostuvieron pláticas para para ver la posibilidad de efectuar un evento que se llevará a cabo cada año, ofreciendo algo diferente a lo que brindan los municipios vecinos, finalizó.

Artesanos en crisis

Artesanos del cobre, como el maestro Andrés Estrada Lucero, no han podido reponerse de la crisis en la que se encuentran, ni siquiera en este mes de septiembre que se incrementaba la demanda de campanas réplica de la original de la del inicio de Independencia. Además, ahora tienen el problema de tener que pagar el precio del cobre al doble que antes de la pandemia, lo que los deja prácticamente fuera del mercado.

De acuerdo al maestro Andrés, en el pasado, desde antes del mes de septiembre los poco más de 35 artesanos del bronce que existían hasta hace una década, recibían pedidos de campanas tanto para regalo como para adornar los festejos patrios, pero desde antes de la pandemia comenzó la decadencia y hoy la decena de artesanos que han logrado subsistir. Además, tienen que costear el costo de la materia prima que es el bronce.

En esta ocasión, apenas algunas tiendas de artesanías, que reconocen el trabajo de los artesanos salmantinos compraron algunas piezas, sobre todo de Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, en Tequisquiapan y Morelia.