Top 5 Vida Pública

Agresión contra Celeste Nava, ejemplo de ocultamiento e impunidad; exigen justicia

Lourdes Vázquez / Gilberto Navarro

Guanajuato.- El brutal ataque que sufrió la académica de la Universidad de Guanajuato (UG), Celeste Nava Jiménez hace seis meses y del cual no hay avance en la investigación representa un caso más de impunidad y de ocultar a la sociedad la violencia que ocurren en Guanajuato, reprochó Magdalena Rosales Cruz, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso del Estado.

La legisladora de Morena también señaló la ausencia de la máxima casa de estudios de la entidad para exigir a la Fiscalía General del Estado que esclarezca el crimen, pues pareciera que existe una complicidad para proteger a autoridades.

Por su parte, el exrector de la UG, Juan Carlos Romero Hicks, consideró que el crimen que sufrió la catedrática no debe quedar impune y debe ser esclarecido, aunque dijo no tener información completa sobre el caso.

La catedrática de la UG y de la ENES de la UNAM lucha contra las secuelas del brutal ataque del que fue víctima. Foto: Archivo

Este lunes, Correo informó que desde octubre de 2020, la docente sufrió un ataque en el interior de su domicilio en el Fraccionamiento Colonial Guanajuato, en donde fue hallada acuchillada y amarrada; sus lesiones fueron graves y la dejaron con serias secuelas.

Ver nota: Impunidad y silencio: Dejan sin castigo ataque contra Celeste, maestra de la UG

No obstante la gravedad del caso, la policía municipal de Guanajuato capital y la Fiscalía General del Estado, reservaron toda la información relacionada con el atentado durante más de seis meses; ni los partes oficiales o posicionamientos institucionales dieron cuenta del caso.

Para el diputada de Morena, la Fiscalía debe dar resultados apegados a la transparencia, pues es lamentable que en seis meses, desde que ocurrió el hecho, no se haya dado la información suficiente a la sociedad, pues es evidente que se trata de ocultar los hechos, sobre todo aquellos relacionados con violencia contra las mujeres.

“En este caso de la profesora, es realmente lamentable lo que ocurre a una académica (…) (debe haber) una profundización de datos para que a través de una investigación buscar a los culpables. Esta maestra que en este momento se encuentra en estado de coma y que la familia demanda que se atienda el caso, solamente a través de presión es que pudiera atenderse este tipo de situaciones, me parece que esa no es la actitud que debiera tener una institución”.

La diputada quien también integra la Comisión de Derechos Humanos exigió que se lleve a cabo una investigación exhaustiva que arroje resultados y que estos sean transparentes, y que se diga a la sociedad las acciones que están realizando.

“Eso de no tener más datos, de no saber cuál fue el móvil, de no saber en qué circunstancias y cómo es que se perpetró esta agresión y que son los vecinos que se dan cuenta y aún así la familia espera una respuesta y no hay nada, en todo esto tiene que asumir el costo la familia y no el estado que simplemente pareciera que no es de su competencia”, expresó.

Complicidad aparente en la UG

Magdalena Rosales dijo que, por tratarse de una profesora de la Universidad de Guanajuato, el caso debe ser atendido por la casa de estudios y debe haber una exigencia hacia la FGE.

“Pero esto de que no se pronuncia, nos habla mal de la Universidad de Guanajuato, pareciera que existe complicidad de protección a esas autoridades que debieran ya dar resultados y debieran informar a la parte que corresponde como trabajadora de la Universidad de Guanajuato (…) creo que, en los casos de enfermedad, de algún accidente, la Universidad interviene de qué manera apoya a la familia, en este caso hay una ausencia de exigencia de parte de la institución en donde ella laboraba”.

Mientras tanto, reprochó que el Congreso del Estado siga sin manifestarse a favor de la creación de una Fiscalía Especializada en Delitos cometidos contra las mujeres, “y seguimos en una situación en donde unas y otras autoridades se protegen y no protegen la seguridad, la vida y promuevan la paz en el estado de Guanajuato”.

Al respecto, Juan Carlos Romero Hicks, quien busca la reelección como diputado federal por el PAN, consideró que este crimen no debe de quedar impune, por lo que las autoridades deben de enfocarse en su esclarecimiento y que se lleve ante la justicia a los responsables del ataque en contra de la catedrática.

“No tengo una opinión informada del caso, lo que se esperaría como en cualquiera es que las autoridades hagan lo necesario para que se aplique la ley con criterios de justicia”.

Hasta el momento no se han informado avances en las investigaciones de este caso.

El 20 de diciembre, la propia UG difundió un comunicado en el que urgió al pronto esclarecimiento de lo sucedido, mensaje que secundó la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde la maestra Celeste Nava también impartía clases.

El 8 de marzo –Día Internacional de la Mujer—, grupos feministas, colectivos y la comunidad estudiantil se sumaron al llamado de dar con el o los autores del ataque. El hermetismo y silencio de la autoridad siguen firmes, y quienes atacaron a la maestra permanecen sin castigo. Sus familiares tampoco desean hablar, pues han priorizado no exponerse y salvaguardar su entorno.

Exigirán Comisión de Derechos Humanos atención a su caso

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables en el Congreso del Estado, Patricia Martínez Galván anunció que impulsaría un exhorto para que el procurador de los Derechos Humanos en el Estado, Vicente Esqueda Méndez a su vez pida la Fiscalía General del Estado (FGE) que agilice las investigaciones en torno al ataque cometido en contra de la catedrática Celeste Nava Jiménez.

“Como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, lo que me corresponde es darle una recomendación a la Procuraduría de los Derechos Humanos para que presione a la Fiscalía a dar resultados sobre este lamentable caso, de verdad que es una situación muy penosa, que le haya sucedido, no solo por ser maestra sino por ser una persona”.

A decir de la legisladora del PRD, la FGE está llevando a cabo lo pertinente en torno a la investigación; no obstante, adelantó que será la propuesta de exhorto la estaría presentando la próxima semana, a fin de que se le dé seguimiento al caso y se presenten resultados.

Al ser cuestionada sobre la actuación de las autoridades estatales y municipales quienes durante 6 meses reservaron roda la información relacionada con el atentado que sufrió Celeste Nava que la dejó es estado de coma, la diputada refirió que es probable que esto se debió al sigilo de la investigación.

Niegan información

La Universidad de Guanajuato (UG) se negó a informar sobre los apoyos que brindaron a la doctora Celeste Nava Jiménez, quien fue atacada en su casa el año pasado, esto bajo el argumento de que respetarán la privacidad de su familia.

A través de un breve comunicado, la máxima casa de estudios señaló que se refrena la postura que se emitió el pasado 20 de diciembre del año pasado, en donde condenaron lo ocurrido e hicieron un llamando a las autoridades competentes para el esclarecimiento de lo sucedido y la consecuente impartición de justicia.

En dicha postura emitida el año pasado, se señaló que la institución educativa brindó el apoyo institucional en los servicios de salud a la víctima y el acompañamiento a su familia.

Tras seis meses de lo ocurrido y sin proporcionar más información, la UG señaló que “se reitera nuestra disposición permanente para apoyar a la doctora Celeste Nava Jiménez y a su familia en el marco de nuestras capacidades institucionales y atribuciones públicas como hasta el día de hoy lo hemos realizado”.

El comunicado también señala que, por respeto a la privacidad de la familia, “no mencionaremos los apoyos específicos, mismos que pueden ser consultados con familiares de la Dra. Nava, quienes antes se han referido públicamente al respaldo que han tenido por parte de la Universidad de Guanajuato”.

Lo anterior se da luego de que las autoridades municipal y estatal reservaron toda la información relaciones con el atentado que sufrió la doctora de 39 años quien se encuentra en coma tras haber sido severamente herida con un arma blanca.

Te puede interesar: Despiden a profesores de la Universidad de La Salle tras denuncias públicas de acoso

Otras noticias