Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Integrantes del Movimiento Nacional Taxista rechazan la iniciativa del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo con la que se busca abrir el servicio de taxis ejecutivos al libre mercado y que estos no necesiten un permiso sino solo un registro, a decir el presidente de la agrupación, Ignacio Rodríguez al no otorgarse estos permisos se estaría cayendo en la ilegalidad.

Manifestó que lo que se busca es que se generen condiciones de competencia justas para quienes se dedican a prestar este servicio.

“Sabemos que en todas las legislaciones de todos los estados no solo de Guanajuato para poder prestar servicio de transporte de pasajeros de manera legal se requiere de una concesión o permiso otorgado por la autoridad competente, si la Dirección General de Transporte no otorga concesiones o permisos se está cometiendo un delito que es de transportación ilegal de pasajeros, eso es lo que está sucediendo y eso es lo que venimos a reclamar, que las cosas sean justas para todos, que las cosas sean parejas para todos y que las exigencias que estamos dispuestos a cumplir sean las mismas para todos”, dijo.

Lee más aquí: Taxistas abren la puerta a la plataforma del gobierno de Guanajuato

Así lo señaló luego de que un grupo de agremiados del Movimiento Nacional Taxista, se reunieron con miembros de la Comisión de Seguridad Pública y Comunicaciones, en la que también estuvo presente el director de Transporte del Estado, Guillermo Gama, en donde expusieron que no están de acuerdo con que se defina un nuevo servicio como transporte privado. 

Y es que en la iniciativa presentada por el mandatario estatal se establece que el servicio especial de transporte ejecutivo cambie al modelo de transporte privado de pasajeros mediante plataformas tecnológicas.

“No queremos que se defina un nuevo servicio como transporte privado porque no lo es, el servicio de las aplicaciones es público, señalamos ahí que sería un error de parte de ellos definir un servicio como transporte privado cuando este se ofrece a persona indistinta y se cobra una contraprestación por ese servicio, [con] esas dos condiciones se vuelven público”, dijo el presidente del movimiento. 

Ignacio Rodríguez sostuvo que este término de transporte privado es una “jiribilla” que tienen las aplicaciones de taxis ejecutivos para brincarse la ley y “poder seguir con sus pretendidos esquemas de regulación”.

Puedes leer: Diego Sinhue plantea cambios en Movilidad: Ubers podrían operar sin permiso

En el Movimiento Nacional Taxista en Guanajuato están adheridos más de mil taxistas de los municipios de San Miguel de Allende, Guanajuato capital, Comonfort, León, Irapuato, Salamanca y Celaya, acotó Samuel Aguilar Bautista, delegado en Guanajuato; a nivel nacional existen 4 mil 800 concesionarios en 28 estados adheridos al movimiento.

Rodríguez insistió en que no quieren que haya privilegios para unas opciones de transporte que se dedican a ofrecer el servicio brincándose las norma, por lo que manifestaron su exigencia al Poder Legislativo para que eviten generar paraísos fiscales “para empresas rentistas o comisionistas que han venido desde el extranjero a ofrecer a través de plataformas tecnológicas el servicio, pero sin el mínimo respeto a las leyes”.

A decir de Ignacio Rodríguez, los legisladores locales se comprometieron a que este proceso de modificación a la Ley de Movilidad siga abierto, por lo que tendrán posibilidad de presentar propuestas concretas en materia de control de tarifas que se cobran por el servicio, así como el control en la oferta y la demanda; además dijo que los diputados aseguraron que dicha propuesta no será aprobada en “fast track”.

LC