Jazmín Castro

León.- Surge un nuevo colectivo de búsqueda en León, nació hace dos semanas y se llama “Madres guerreras”, está integrando por seis personas que son madres, esposas, hermanas y que aseguran no pararán hasta encontrar a sus familiares.

En el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, desde el corazón de la ciudad en el exterior de la Presidencia Municipal, realizaron su primera manifestación como grupo. Llegaron en punto de las 5:00 de la tarde y con lonas, pancartas y cantos, hicieron un llamado a las autoridades para que no olviden que existen carpetas de investigación pendientes de personas con una familia que aún las espera.

Quien encabeza este movimiento es Martha Cecilia Cruz Reyes, quien comentó que antes estaba unida a un grupo de Irapuato, pero al conocer varios casos como el suyo en León, de donde es originaria, decidió implementar acciones.

Te puede interesar: Colectivos exigen en Irapuato: ‘no nos hablen bonito; encuentren a los desaparecidos’

Todo un calvario 

Justamente este 30 de agosto, su hijo Lucio Uriel López Cruz cumple cuatro años de desaparecido, tiene 21 años y es originario de León.

El mismo dolor lo vive la madre de Alejandro Francisco Rueda Rodríguez, quien desapareció hace un año y medio; también buscan a Juan Carlos Rodríguez Hernández y Juan Fernando Ponciano, todos tienen entre uno y cuatro años desaparecidos.

Luego de una hora, se marcharon e ingresaron al templo del Sagrado Corazón, donde se llevó a cabo una misa para con toda fe, orar para encontrar una línea que los lleve a sus seres queridos.

Denuncian hostigamiento

El grupo de mujeres fue intercepto por dos agentes de la policía municipal, quienes les solicitaron retirar sus pancartas y fotos de sus desaparecidos de las letras “León”, que se ubican en el exterior de la presidencia municipal.

Fueron los propios ciudadanos quienes las defendieron, argumentando que es su libertad de manifestación y de expresión.

pidieron que siguieran con su lucha, sin embargo, las buscadoras tuvieron que retirar sus lonas y pancartas, tras dialogar con los policías.

La plataforma por la Paz denunció con un video estas acciones y reprochó la actitud de los gobiernos que prefieren “proteger” la imagen del municipio sobre quienes buscan a los familiares que les fueron arrebatados.

En el video dado a conocer por los activistas, se escucha el reclamo que se le hace a los agentes, respecto a que a las letras no les pasa nada, pero a las personas sí: “cuidas unas letras y los desaparecidos qué”.

Durante estos hechos, uno de los uniformados, quien pedía retirar el material, se dijo violentado por la prensa al exigir que no se le tomaran fotos pues esto agredía sus garantías individuales, de acuerdo al artículo 16 de la Constitución. El agente argumentó que era un ser humano y no se debían violar sus derechos, pese a que se le insistiera sobre encontrarse en labores como servidor público.

Por ello el oficial sacó su celular y tomó una foto tras decir “ahora va la mía”, pese a que esta prohibido que los policías municipales usen y porten celular.

También lee: Colectivos alzan la voz en Celaya para exigir búsqueda efectiva de los desaparecidos

LC