Fernando Velázquez

León.- El dirigente del PAN en León, Antonio Guerrero Horta, lamentó que el SAPAL todavía no haya indemnizado a las familias de tres de los cinco trabajadores que fallecieron en noviembre del año pasado en una planta de tratamiento de aguas residuales, y aseguró que no puede zafarse de esa responsabilidad. 

En conferencia de prensa, reconoció el acercamiento que ha tenido la alcaldesa Alejandra Gutiérrez con los deudos, pero subrayó que es SAPAL quien debe atenderlos, escucharlos y llegar a acuerdos con ellos. 

Ver nota: Ediles pedirán informe a Sapal sobre seguimiento a recomendaciones de Prodheg

Foto: Cristina Muñoz

“El Consejo del SAPAL debe asumir su responsabilidad en atender este tema, y atender a las familias, dar lo que les corresponde de indemnización. Es un acto de humanidad y así debe de ser (…) SAPAL no puede zafarse de esa responsabilidad, debe atenderlos, escuchar a las familias y llegar a acuerdos”, dijo. 

Además, Antonio Guerrero consideró incorrecto que a más de un año del incidente, SAPAL no haya indemnizado a todas las familias, aunque también apuntó que hay proceso legales que están en trámite, y son estos los que delimitarán qué pueden o no hacer los directivos de la paramunicipal en este tema. 

Tramitan expulsión de 3 militantes 

En la rueda de prensa también estuvo presente la secretaria general del Comité Directivo Estatal del PAN, Rosario Corona, quien informó que a poco más de un mes de haber asumido el cargo, se ha iniciado el proceso para expulsar a tres militantes. 

Explicó que se trata de dos militantes en Silao y otro en Moroleón por actos de deslealtad al partido, pues apoyaron abiertamente a otro partido político durante la pasada jornada electoral. 

Estos casos, añadió, se suman a otros tres que fueron iniciados en el último mes de la gestión de Román Cifuentes al frente del Comité Directivo Estatal. 

Lea también: SAPAL ofrece 434 mil pesos a familiares de fallecidos a cambio de retirar denuncias