Nayeli García

Irapuato.- El obispo Enrique Díaz Díaz llamó a las autoridades a no minimizar la violencia que enfrenta Guanajuato, pues para disminuir el dolor de una familia “no  basta con decir que se está avanzando, cuando la sociedad lo que pide es seguridad”.

La violencia, dijo, “pareciera que no termina para Irapuato y todo el país”, pues esta semana se vio con tristeza muchos casos de robos y asesinatos, entre ellos, el del exlíder cetemista César Ponce. Bajo este contexto, consideró que no se advierte un punto final a esta situación que aunque no es exclusiva de Irapuato, sí se necesita atender.

También lee: ¿Dónde quedó la paz? Irapuato arranca el año con cinco masacres

Ante la ola de masacres en Irapuato y en todo Guanajuato, el obispo pidió a las autoridades no minimizar lo que está sucediendo, pues señaló que las cifras que presumen a la baja no disminuyen el dolor de una familia que está llorando a sus o a su muerto.

“Sí es muy legítimo que quienes están viviendo la consecuencia de la violencia y quienes estamos viviendo en la comunidad percibimos que no basta decir que vamos avanzando, se necesita mayor seguridad y en ocasiones se ha dialogado con las autoridades. ¡No basta con que digan que estamos bien, necesitamos tener esa seguridad!”, dijo.

Y es que recientemente la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) ubicó a Irapuato como la quinta ciudad con mayor percepción de inseguridad en el país.

Te puede interesar: Irapuato es la sexta ciudad con mayor percepción de inseguridad

Sin embargo, el obispo compartió que en la reunión virtual que tuvieron con obispos se habló del tema de seguridad y el lugar de cada ciudad en la escala de la violencia depende de muchos factores, pues conocen pueblos en Michoacán que ya han sido arrasados por los grupos delincuenciales. Reiteró que la violencia ha sobrepasado por mucho a las autoridades.

Ante Covid, reitera petición ‘a ser coherentes’

En otro orden de ideas, Díaz Díaz opinó que “la economía y la política no pueden depender de poner el semáforo en determinado color, se necesita mayor conciencia, coherencia y responsabilidad para enfrentar la pandemia con la que se tiene que vivir sin medio, pero siguiendo las recomendaciones sanitarias

Ante el retroceso del semáforo sanitario, el religioso comentó que se habla de la reducción de aforos en recintos económicos y sociales, así como en los religiosos, sin embargo, desde hace tiempo se ha trabajado con aforos por debajo del 80%, por lo que la invitación que lanzó fue a seguir cuidándose.

“La invitación es a cuidarnos, a protegernos y a no ser irresponsables”, señaló y recordó que en las últimas semanas ya se ha hablado de lo incongruente que es la petición que hacen las autoridades para no estar en situaciones de aglomeración, pero dar permiso para realizar eventos masivos.

“Creo que se necesita mayor conciencia y tanto de las autoridades como de cada uno de nosotros para sobrevivir o para salir de la pandemia. No podemos vivir en el miedo, tenemos que seguir trabajando y saliendo, con todas las precauciones y recomendaciones que se nos han dado”, indicó.

Recordó que en las últimas semanas se han incrementado los contagios, por lo que pidió a la ciudadanía ser conscientes y acatar las recomendaciones sanitarias.

ac