Lourdes Vázquez

Guanajuato.-El diputado local del PVEM, Gerardo Fernández González, señaló que es momento para que el Congreso de Guanajuato asuma la responsabilidad de legislar en materia de matrimonio igualitario y reconozca plenamente los derechos de las personas de la diversidad sexual.

Así lo expresó en sentido que la decisión del Gobierno del estado de permitir que las personas del mismo sexo puedan casarse: “nos deja en una franca vergüenza ante la inacción legislativa”. Y por lo que, de manera directa, el legislador pidió a la diputada del PAN, Cristina Márquez Alcalá, presidenta de la Comisión de Justicia, dar salida a este tema:

“Es inaceptable que las iniciativas que buscan promover la igualdad de derechos y garantizar el respeto a la dignidad humana sigan detenidas en comisiones, más por prejuicios personales que por argumentos técnicos y jurídicos”.

Apenas este lunes y a través de una circular firmada por la secretaria de Gobierno, Libia García Muñoz Ledo, instruyó al director del Registro Civil a que a partir de esa fecha y en lo subsecuente, se reconozca el derecho que tienen todas las personas, sin discriminación por su preferencia sexual a contraer matrimonio en las Oficialías del Registro Civil.

Lee los detalles: Aprueba Guanajuato matrimonio igualitario: SG emite resolución a Registro Civil

Ante ello, Gerardo Fernández cuyo partido político ha impulsado al menos dos iniciativas de reforma en la materia, señaló que el 20 de diciembre es un día histórico para Guanajuato. “Este se logró gracias al trabajo y esfuerzo de colectivos, representantes y activistas de la comunidad LGBTIQ+”.

Compromisos impostergables

Diputado local del PVEM, Gerardo Fernández González. Foto: Lourdes Vázquez

Insistió en que con esta acción del Gobierno del Estado se abre un nuevo camino de libertades y de responsabilidades y, para el Congreso de Guanajuato, “de compromisos impostergables”.

Señaló que aunque el oficio circular hace posible que por la vía administrativa se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, es un asunto que debe quedar plasmado en la ley, atendiendo a las sentencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN) y de los Tratos Internacionales de los que México forma parte.

“No podemos dejar solamente a una circular con carácter administrativo, en donde la comunidad estará en riesgo de un cambio de opinión en el Gobierno del estado y se quedará otra vez en la incertidumbre. (…) Como un ejemplo de responsabilidad, diputada Cristina, le extendemos nuevamente la mano para trabajar juntos y hacemos el compromiso público de sacar adelante todo el trabajo rezagado que tiene la comisión para que cuanto antes todos los derechos puedan ser garantizados y ejercidos plenamente en Guanajuato”.

Te puede interesar: Deshusex: Matrimonio igualitario sólo es un paso más contra la discriminación

Y continuó: “la historia nos hace un llamado para estar a la altura de las demandas sociales de Guanajuato, nosotros responderemos y esperamos lo mismo de todas y todos los que se han opuesto sistemáticamente”.

En la Comisión de Justicia existen cuatro iniciativas de reforma al Código Civil en materia de matrimonio entre personas del mismo sexo, tres de edad presentadas en la pasada legislatura y la cuarte formulada por los diputados del PVEM a inició de la presente legislatura, las cuales se han mantenido en “la congeladora”.

“Ya estaba”, dice Erandi… pero no

El senador panista Erandi Bermúdez Méndez, aseguró que la autorización del matrimonio igualitario en Guanajuato no es algo nuevo, pues ya había sido un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Secretaría de Gobierno sólo formalizó el tema.

“Hay que recordar que la Suprema Corte de  Justicia de la Nación ya tenía una resolución y la que tenía obedecía para todo el país, lo único que hace el gobierno es tratar de armonizar lo que ya la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, señaló.

Desde el 2015, la SCJN emitió una jurisprudencia en la que señala que es discriminatorio e inconstitucional no validar dichas uniones y solo reconocer el matrimonio ‘tradicional’ entre un hombre y una mujer e intervino para que los jueces cívicos acepten el matrimonio igualitario.

Al respecto el Senador dijo que en Guanajuato ya se habían presentado los matrimonios del mismo sexo y destacó que no estaban prohibidos —aunque sólo eran procedentes con un amparo de por medio—.

No obstante, evitó pronunciar una opinión personal o como legislador respecto al tema. En lo que sí opinó es que hace mucha falta legislar sobre el tema de derechos humanos y citó como ejemplo el tema de la presunción de inocencia.

ac