Fotos: Cristina Muñoz

Fernando Velázquez

Guanajuato.- El estado de Guanajuato cerró el 2020 como el segundo con la mayor cantidad de cadáveres y restos humanos sin identificar, la cual ha provocado que se vea rebasada la capacidad de la Fiscalía General del Estado para almacenarlos.

Así lo reflejan los datos recabados por el INEGI en su Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2021, en el cual se establece que, durante el año pasado, los servicios periciales y/o el servicio médico forense recibieron 7 mil 234 cuerpos y restos humanos, la segunda cifra más alta del país.

De esta cantidad, se logró la identificación de 6 mil 122 -entre ellos 5 mil 471 cadáveres-, pero los 1 mil 112 restantes habían quedado sin ser reconocidos al finalizar el año.

En este último grupo se contaban 556 cuerpos, 96 osamentas, 436 restos y fragmentos humanos, además de 24 fetos.

El Censo del INEGI, elaborado con información proporcionada por las procuradurías y fiscalías de las 32 entidades, revela también que, al cierre del 2020, la Fiscalía General del Estado contaba con 101 espacios para cadáveres en cámaras de frío. Sin embargo, ahí tenía resguardados 368 cadáveres y/o restos humanos, es decir, poco más del triple de su capacidad.

En cambio, en los lugares aptos para resguardar restos óseos, de los 250 espacios disponibles, tenía ocupados 136.

Del total de cuerpos y restos almacenados en cámaras de frío y osteotecas, 391 -el 77.5 por ciento- estaban sin identificar, siendo la tercera cantidad más grande a nivel nacional, solo por debajo de Morelos y Sinaloa.

Lo anterior, a pesar de que la Fiscalía de Guanajuato es de las que tiene más personal en las áreas involucradas en la identificación de restos y cadáveres: de los 19 estados que tienen peritos en antropología forense, Guanajuato es el segundo con la mayor cantidad, con cinco; mientras que ocupa la sexta posición en peritos en genética forense, con 17 especialistas.

Cabe mencionar que una de las principales exigencias de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas hacia la Fiscalía local ha sido el establecer una mesa de identificación forense, para poder recibir información constante y detallada de los cuerpos que encontrados y que no han sido identificados.

Abundan fosas clandestinas

Foto: Archivo

Desde 2018 hasta el 17 de septiembre de este año, Guanajuato suma 132 fosas clandestinas de las que se han rescatado 233 cuerpos, de acuerdo al informe de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

Esas cifras colocan al estado en el cuarto y quinto lugar respectivamente, a nivel nacional.

Aunque el informe revela datos sumados desde 2006, en el caso de Guanajuato no hay cifras anteriores a 2018.

Foto: Archivo

Ver nota: En tres años de búsquedas, FGE reporta “cero fosas clandestinas”; persiste opacidad

A nivel nacional, el municipio de Salvatierra ocupa el quinto lugar en fosas clandestinas, con 65 hallazgos. De esta manera, el estado de Guanajuato figura dentro del top 10 de cuerpos exhumados con 150 restos contabilizados tan sólo entre Salvatierra y Acámbaro.

El estado de Guanajuato se ha colado en la lista con el sexto sitio donde más personas se reportan como desaparecidas y en sus registros tiene mil 290 casos, desde diciembre del 2018 hasta abril de este año.

Por lo anterior, a través de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) se han realizado acciones para localizar a personas con o sin vida en municipios como: Acámbaro, León, Celaya, Cortázar, Irapuato y Salvatierra, así como Uriangato, Valle de Santiago y Villagrán.

Lee más al respecto AQUÍ

Dentro de las acciones este año, en poco más de un mes, en el Sauz de Villaseñor en Celaya se localizaron 16 fosas clandestinas y 22 cuerpos.

Para continuar con los trabajos de búsqueda, Guanajuato tiene asignado por la CNB 12 millones de pesos, casi 2.5 millones menos que el año pasado. Mientras que estados que no figuran en la lista de los primeros sitios