Gilberto Navarro

Guanajuato.- La titular del Instituto de la Mujer Guanajuatense (Imug), Anabel Pulido, afirmó que las puertas del organismo están abiertas para la víctima que denunció por acoso y hostigamiento laboral al vocal del INE, Jaime Juárez Jasso.

El pasado 28 de octubre, Jaime Juárez Jasso fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por ejercer acoso laboral y hostigamiento en contra de una trabajadora del organismo.

Más detalles: Empleada denuncia a vocal del INE en Guanajuato por acoso y hostigamiento laboral

Al respecto, Anabel Pulido afirmó que en el Imug no se tiene conocimiento de este caso, pero si la victima así lo requiere, el organismo permanecerá abierto para brindarle asesoría en torno a los servicios a los que puede acceder.

La funcionaria sostuvo que, aunque el INE tiene sus organismos internos para atender y sancionar estas conductas, el poder llegar a la cero tolerancia e impunidad a estas acciones, se logra a través de las acciones legales, emprendidas por la empleada.

“Nosotros tenemos las puertas abiertas para dar el seguimiento, acompañamiento e intervención, en este caso no se ha acercado con nosotros. Sabemos también que las instituciones ya tienen grupos profesionales especializados que pueden atender de manera inmediata, nosotros también en el Imug contamos con un equipo interdisciplinario. El alto a la violencia, cero impunidad, es muy importante este mensaje y verlo a través de estas acciones legales.”

Te puede interesar: Viven la violencia en su hogar: abuso infantil aumenta en 120% en Guanajuato

Piden más énfasis en prevención de violencia

Ante el incremento de casos de violencia cometida contra niños y adolescentes durante la pandemia, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en el Congreso local, Yulma Rocha Aguilar manifestó la necesidad de que las autoridades estatales refuercen las políticas en materia de prevención.

Lo anterior luego de que la titular de la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Teresa Palomino Ramos, informó que en lo que va del año se han atendido cerca de 300 casos de niñas, niños y adolescentes que sufren algún tipo de violencia en su familia y que, durante el confinamiento por la contingencia sanitaria, los casos de maltrato infantil incrementaron 120%.

Al respecto, la diputada local, manifestó que, aunque desde el Legislativo se ha impulsado la prohibición de que se ejerzan castigos corporales y humillantes hacia los menores, la realidad es que existe un problema social y las cifras indican que pareciera que ésta es una práctica recurrente entre las familias.

Por ello dijo que es importante que, el Estado deba intervenir en virtud de que se trata de un grupo poblacional que requiere de una protección adicional, por lo que es necesario que en los planes de prevención contra la violencia deba estar incluido el evitar el castigo corporal y los tratos humillantes.

ac