Luz Elena Escobar

León.- El leonés Issac García Torres, ingeniero en Aeronáutica y  colaborador en Space Generation Advisory Council (ONG) con presencia global, aseguró que Guanajuato tiene todo para emprender sus propias misiones espaciales, solo hace falta apoyo e impulso del Gobierno, la iniciativa privada y sociedad.

El joven de 23 años también es embajador académico de Open Cosmos (UK) Inglaterra, donde imparte capacitaciones para desarrollar mini satélites para misiones espaciales.

Además, fue ex capitán de Tzab-Ek CanSat (construcción de prototipos espaciales) del Instituto Politécnico Nacional.

Compartió que ha realizado misiones espaciales a nivel local, pues desarrolló un satélite no mayor a los 20 centímetros con tecnología compacta que fue capaz de tomar imágenes del suelo y la calidad del aire en tiempo real.

“La misión se realizó en Celaya y León en la zona urbana, este satélite se elevó a más de un kilómetro y comenzó a enviar información en tiempo real en las computadoras, se hizo un comparativo de las imágenes recibidas con las satelitales de años anteriores, y el resultado fue qué en Celaya donde no se tenía árboles ni casa, actualmente está totalmente forestada y con vivienda, por consecuencia mejoró su calidad del aire”.

Mientras que en León la zona estaba deshabitada y sin árboles, en la actualidad se desarrolló vivienda, pero no sé plantaron árboles, por consecuencia la calidad del aire empeoro.

Lee más aquí: Industria automotriz de Guanajuato tuvo lenta recuperación por la falta de gas natural

Con base a este ejemplo, dijo se puede lograr grandes cosas para el Estado, e incluso compartió que a él le gustaría liderar las misiones, las cuales por su magnitud no podría concretar solo.

“Falta un poco de involucramiento y apoyo de nuestras instituciones públicas y privadas, pero creo que es porque nuestros proyectos están enfocados en lo local y lo breve. Muchas veces no tenemos la perspectiva de cuál podría ser el impacto de nuestros proyectos científicos”

Desde que tenía 15 años Issac García participó en concursos de matemáticas y de física; fue a los 17 años cuando determinó que quería estudiar aeronáutica y ser ejemplo para muchos jóvenes.

“Elegí esta carrera por quería algo que fuera retador y que me permitiera estar donde pudiera innovar y romper la percepción y el entendimiento de los fenómenos físicos. Además, me gusta mucho la historia del universo”.

Visualiza a Guanajuato con misiones espaciales.

A pesar de su corta edad manifiesto tener mucha experiencia en su profesión, por tal razón aseguró que Guanajuato cuenta con toda la capacidad técnica y tiene lo necesario para lograrlo. Sin embargo, dijo que es una conversación que no está presente todavía.

“Mi objetivo será abrir la conversación y comenzar a tocar la puerta para que sepan que en Guanajuato hay talento, que cuenta con la capacidad técnica y que tiene lo necesario para que nosotros en un momento estemos allá afuera (espacio) para entender cómo cambia nuestro entorno. Al final del día una misión espacial tiene este objetivo: entender desde allá (espacio), lo que no podemos ver desde aquí. Yo sé que estamos listo”.

Explicó que actualmente hay empresas que arman constelaciones de satélites para su comercialización pues, así como existe la industria 4.0 también hay una revolución espacial 4.0, dónde se desarrolla tecnología más pequeña y compacta, lo que permite preparar una misión rápidamente y ponerla en órbita porque los lanzamientos son más sencillos que años anteriores.

Más información: Confían en inversiones a los parques industriales en León

“Sí es retador conseguir el recurso para un proyecto de este tamaño; estos desarrollos tendrían un propósito de investigación, pero también económico al armar constelaciones de satélites para su comercialización, yo sé que podemos ser capaces de desarrollar esta tecnología, la cual tendría un impacto económico en México muy importante”.

El ingeniero compartió que su deseo es que Guanajuato sea pionero de misiones espaciales, pues existen universidades mexicanas que ya están poniendo sus satélites en órbita. Agregó: “me gustaría que nuestro Estado ya pusiera esta tecnología en el espacio”.

Mencionó que estás misiones tendría beneficios en la industria privada y para resolver problemas sociales de comunicación; dio como ejemplo resolver las telecomunicaciones en los 46 municipios.

Si tuviéramos satélites pequeños que pueden servir como enlace, se tendría conexión de internet en zonas como Xichú y Atarjea y tendríamos a los jóvenes a través de una computadora aprendiendo lo que yo sé. Incluso romper las barreras geográficas a través de la tecnología llevando los servicios bancarios y de salud, las posibilidades son muy amplias”.

EZ